Deportes | Carlos Altamirano | Mundial de Basquet | Selección Argentina

¿Y entonces? Toda la pasión del rosarino Carlos Altamirano para el relato de Argentina a la final

El protagonista de esta historia relatada mágicamente por Carlos Altamirano es Luis Scola. "El capi" sepultó en dos jugadas la resistencia de Francia en esos momentos donde "hay que asegurarla". El enorme capital de la selección Argentina de básquet hablaría de que no existen las cábalas, sino el entrenamiento y el trabajo.. sin embargo y por las dudas, tal cual pasó en el partido ante Serbia, la gente volvió a viralizar el relato del rosarino Carlos Altamirano... y entonces? y entonces, nosotros decidimos compartirlo nuevamente en esta sección.

El domingo 15 a las 9 de la mañana, la selección Argentina disputará su tercer final del mundo.

Embed

Así vivió el rosarino el pase a semifinal ante Serbia en la transmisión de Direct TV Sports

El relato de Carlos Altamirano sobre la proeza de la selección argentina de básquet al derrotar a Serbia en el preciso instante en que Campazzo convierte un doble fundamental y luego Deck sentencia el partido con un robo y posterior volcada dio la vuelta al mundo gracias a la viralización en redes sociales.

Embed

El propio relator en modo bien pasional pidió disculpas a Direct TV Sports por su exacerbado relato en un tweet que sin embargo es atesorado por el mundo del básquet por haberle puesto el color necesario en el momento justo. Lo que quizás pocos saben es que Altamirano es rosarino y estudió la carrera de periodismo deportivo en el ex IPR (ex TEA) desde donde siempre tuvo en claro que su destino estaba marcado por el seguimiento de "la naranja" con el sueño de relatar un mundial, cosa que está cumpliendo actualmente.

Con la pasión rosarina que bien sabemos transmitir en cada encuentro deportivo, Carlos Altamirano vive como propio este momento del básquetbol nacional y como suele pasar en estas proezas, se acuerda de sus comienzos a pura emoción al lado de uno de los grandes miembros de la generación dorada, Pepe Sanchez

Embed

Dejá tu comentario