Entretenimiento | Wos

Wos: un aquí y ahora necesario

La banda presentó 'Caravana' su primer disco en La Sala de las Artes con entradas agotadas. Resultó un encuentro asombroso y memorable con el público rosarino.

Wos se llama Valentín Oliva y no nació de un repollo. Hace años que es un referente del freestyle. Más allá de los títulos logrados en esas competencias, es reconocido por sus pares como uno de los mejores del mundo hispano. Mientras batallaba y conseguía que por sus rimas su sobrenombre sonara cada vez más, transitaba un proceso creativo de canciones que de a poco se fueron publicando en plataformas digitales. Y finalmente, este año se conoció Caravana, su primer disco.

Todavía no reúne muchísimas presentaciones. Algunas participaciones en festivales (Cosquín Rock, Lollapalooza y Futurock por ejemplo), el lanzamiento en Groove (bsas) hace unos días y algunas pocas más. En fin, poco salió de Buenos Aires con banda a tocar sus temas. Hay un antecedente en Mar de Plata, pero anoche Wos tomó este show como plataforma lanzamiento fuera de capital, y así lo manifestó. El público rosarino lo esperaba con ansias –y no con incertidumbre sobre cómo podía resultar la propuesta-, y el combo dio como resultado un encuentro épico.

Anoche vi un artista comprometido con su época en todo sentido. Pocas veces sucede que estás viendo a alguien en el momento que hay que verlo. Wos y sus canciones y su propuesta de show maneja un nivel de aquí y ahora necesario. Y las personas que asisten a su espectáculo así lo entienden. El público de ayer en Rosario fue plenamente politizado: cánticos permanentes referidos al ‘vamos a volver’ más el hit de verano se hicieron escuchar con consistencia. Hasta en un momento volaron entre el público boletas del frente de todxs.

Y el compromiso político en las letras se ve reflejado y resulta creíble. Wos no aparece como un militante panfletario cuando canta “Entes repletos de egoísmo, los quiero ver cuando se enfrenten a su abismo. Si pintan paredes te parece vandalismo, pero matan mujeres y eso a vos te da lo mismo” en Púrpura o “no hables de meritocracia, me da gracia, no me jodas, que sin oportunidades esa mierda no funciona. Y no, no hace falta gente que labure más, hace falta que con menos se pueda vivir en paz” en Canguro o “Díganme que no es en serio, que me muestran tantos fines sin proporcionar los medios. Díganme que no es en serio, ¿Qué esperan? ¿Que después de esto no quiera empezar un incendio?” en Protocolo, sino como un artista sensible a la lectura social y preocupaciones de los y las jóvenes. La diferencia entre una cosa u otra, entre sonar creíble o forzado, está en cómo lo canta. En como gestualiza. En lo que genera y transmite. Y abajo se confirma que esa transmisión es genuina. Quienes fueron a verlo sentían que esa persona con un micrófono en la mano que vomita palabras, conceptos y situaciones como si fueran millones de mariposas, les está hablando. Y el discurso no es doctrinario. La manera de decir no es indicativa. Les está diciendo algo en lo que coinciden. Les está narrando sus mismas problemáticas, sus traumas, sus sensaciones emocionales y políticas. Wos está relatando una época mientras transcurre.

Y también está el otro compromiso, el del show y la música. La banda (Natasha Iurcovich –bajo y enmascarada en pañuelo verde-, Francisco Azorai –teclados- Guille Salort –batería- y Ca7triel –guitarra-) suena agresiva, apabullante. Por momentos es como si la marcha de los ogros en el señor de los anillos te pasara por encima. Ca7riel es un animal del espectáculo y la guitarra. Su sentido urbano está a disposición de la escena con esa mirada desafiante que asoma entre el pañuelo/máscara y el gorro piluso. Cuando desnuda su rostro luego de que lo presenten, este se desgarra en gestos pendencieros y asalta todas las miradas. Es un co equiper fabuloso, casi un dúo. Existió un momento del show donde se dieron un emocionante abrazo con Wos en el centro del escenario, y podíamos leer subtítulos imaginarios en donde se susurraban “mirá lo que estamos haciendo, disfrutemos”.

Wos tiene ganas. Tiene energía, ideas y cosas para decir. No sé qué será mañana, y la verdad, no me interesa. Tampoco me interesa el género musical en donde se lo etiquete. Es música. Y está pasando aquí y ahora.

Para seguir conociendo a Wos, dejamos el link de una entrevista muy linda.

Temas

Dejá tu comentario