Política | Walter Ghione | Somos Vida y Familia | Amalia Granata

Walter Ghione: "La lengua inclusiva produce más rechazo que aceptación"

El diputado provincial aseguró que algunas resoluciones relacionadas a la perspectiva de género alejaron a su espacio político del oficialismo nacional. Reclamó soluciones concretas sin anteponer ideologías.

Después del bombazo electoral del lejano 2019, ya son pocos los que se sorprenden del gran poder de convocatoria que tiene el movimiento “Provida”. Militantes de la lucha contra el aborto legal, tienen una gran adhesión de fieles del catolicismo y el evangelismo quienes suscriben a sus consignas, apoyan sus movilizaciones y, recientemente, los votan en las elecciones. Uno de los principales referentes del sector en la provincia de Santa Fe es el diputado y pastor Walter Ghione, integrante del bloque Somos Vida y Familia en la Cámara baja. Es parte además de UNO (Una Nueva Oportunidad), espacio que nuclea a referentes políticos de una rama del cristianismo y que en las últimas semanas mantuvo reuniones con representantes a nivel nacional de Juntos por el Cambio. Su llegada a la Legislatura fue de la mano de la mediática Amalia Granata, la cual rompió con el partido antes de prestar juramento como diputada. En contacto con Versión Rosario, Ghione afirmó que en la provincia fueron espectadores de la disputa entre el Frente Progresista y el gobierno de Omar Perotti: “nosotros vemos mezquindad de un lado y del otro”.

-¿Cómo evalúa el trabajo legislativo de la Cámara de Diputados durante la pandemia?

-Para bien nos ha sorprendido el trabajo de cada uno de los 50 integrantes de los diferentes espacios y bloques. Hemos entregado un sinfín de herramientas legislativas al Ejecutivo provincial, poniéndonos a disposición continuamente. Lógicamente hay situaciones de rivalidad política, pero en el caso nuestro el bloque nos da la independencia de poder evaluar cada uno de los proyectos que envía el Ejecutivo y poder considerarlos para luego sugerir los cambios que nosotros entendemos es mejor para la gente. La verdad que también cada vez que nosotros hemos presentado proyectos, se hayan aprobado o no, fueron tomados en cuenta por el Ejecutivo. Para nuestro bloque ha sido un semestre muy interesante y seguimos trabajando fuertemente.

-¿En la actualidad se mantiene ese trabajo articulado?

-En este momento creo que hay un diálogo mayor con el Ejecutivo, se van aceitando las relaciones y creo que el mismo gobierno ha podido asentarse y empezar a gobernar de tal manera que podamos tener un diálogo más directo, para conocer y entender qué es lo que piensa el gobernador y en qué podemos ayudarle como también mostrarle las diferencias en algunos temas.

-¿Fueron árbitros en el enfrentamiento entre el Frente Progresista y el oficialismo?

-Arrancó bastante fuerte esa disputa y nosotros vemos mezquindad de un lado y del otro. Creo que en algún momento tuvieron que sentarse porque lógicamente el contexto de pandemia les dio la posibilidad de ver en qué temas ponerse de acuerdo y salir adelante. Nosotros nos hemos sentado como espectadores, pero siempre tratando de unificar algunos criterios y mostrando la necesidad de avanzar en algunos temas para traer una solución concreta a la gente. El problema es que en el medio queda la gente y eso es triste. Cuando hay esas disputas políticas priman las mezquindades y no las soluciones concretas que la población necesita. Nosotros valoramos el diálogo y lograr consensuar con todas las partes.

-¿Qué los acerca y qué los aleja del gobierno de Perotti?

-Todo proyecto que realmente traiga soluciones concretas y que pueda solucionar temas de fondo, nosotros siempre vamos a estar para ayudar y para apoyar. Esto lo sabe el Ejecutivo provincial, pero cuando a veces prima lo ideológico sobre lo racional o sobre el sentido común es ahí cuando nosotros podemos reprochar esas acciones. Creo que en medio de lo que ha dejado esta situación tan compleja, es que debemos trabajar con mucho sentido común, cada uno puede defender su propia ideología, pero hay momentos que hay que dejarla de lado y hay que unir para poder combatir situaciones como hoy tenemos: la pobreza estructural -que tenemos en nuestro país y en nuestra provincia-, la defensa del trabajo de los santafesinos, la educación, las escuelas. No hay que poner palos en la rueda sino todo lo contrario, ponernos de acuerdo para llevar una solución para ayudar a la gente. Estaremos de ese lado.

-¿Cómo evalúa la gestión de la pandemia del gobierno de Alberto Fernández?

-Es una situación muy complicada. Nosotros desde el principio siempre hemos apoyado las medidas que tomaron tanto el gobierno nacional como provincial. Hemos planteado cuáles son nuestras diferencias, es verdad que nunca hubo una pandemia como la que estamos atravesando y que nos ha llevado a replantearnos situaciones de las libertades individuales que todos tenemos. Yo creo que la libertad individual está sobre todas las cosas, pero también tenemos que saber que el respeto nuestro tiene que primar y cuidar al otro, porque mis acciones muchas veces pueden atentar contra el que está al lado mío. Es muy difícil, en una situación como la que vivimos, tener la cintura política correcta para tomar decisiones y que estén de acuerdo el 100% de los ciudadanos. Entendemos la bronca que tiene la gente, el reclamo que hace, pero por otro lado tenemos que cuidar la salud de toda la población. Nosotros le hemos acercado proyectos al Ejecutivo para buscar que cada uno tome la responsabilidad que le quepa y que podamos seguir adelante y lograr tener las menores bajas posibles, las muertes que conlleva esta pandemia. Hay una población de riesgo que es la que más sufre, la más perjudicada y lógicamente los más jóvenes tenemos la posibilidad de seguir haciendo nuestra vida, pero sabemos que a veces esas libertades que nosotros tomamos perjudican a los más vulnerables al virus. Nosotros no nos hemos puesto de lleno a criticar, sino a apoyar y ver cómo podemos ayudar. Hoy hay un horizonte diferente, porque ya hay una vacuna y ojalá que para fin de año ya podamos avizorar un futuro para todas nuestras familias.

-Teniendo en cuenta el encuentro virtual que establecieron con referentes de Juntos por el Cambio ¿están más cerca de ellos a nivel político o también mantienen conversaciones con el Frente de Todos?

-Nosotros tenemos coincidencias con ambos sectores y tenemos diferencias también con ambos sectores. Siempre tratamos de bregar para que toda cuestión ideológica a veces la dejemos de lado. Con aquél que piensa distinto vos tenés que buscar la manera de llegar a un lugar común para el bien de ambos.

-¿Tienen más afinidad con algún sector político de la denominada “grieta”?

-Tiene que ver mucho con cuestiones ideológicas, más que cuestiones pragmáticas del día a día. Creo que la grieta de nuestro país está totalmente ideologizada y lo podríamos subsanar si bajamos un cambio todos y buscamos un enemigo en común: por ejemplo, la pobreza. Nosotros no podemos tener el 50% de nuestro país pobre; no podemos tener una tierra tan rica, un país que produce alimento para 400 millones de personas y no podamos darle de comer a todos los argentinos. Hay que ponerse de acuerdo, dejar las diferencias de lado y hay que trabajar para ese mismo lado.

-¿Qué medida critican del gobierno nacional?

-Hay resoluciones que se van tomando que nos alejan, cuestiones tan ideológicas como es por ejemplo la lengua inclusiva y todas esas definiciones medio extrañas que a veces producen más rechazo de la población que la aceptación, que algunos sectores piensan que van a traer un cambio en la sociedad. Lo único que traen es mayor rechazo. Planteamos dejar esas situaciones un poco de costado, aquellos que la quieran adoptar que la adopten porque estamos en un país libre, pero que no sea una situación autoritaria y que se plantee desde un adoctrinamiento. Son cuestiones que para lo que vivimos en nuestro país, en nuestra provincia y nuestra ciudad no son prioritarias. Lo primero es lo primero y creo que tendríamos que tener la fuerza para sacar este país adelante y a esas cosas discutirlas en otro contexto y en otro momento.

-¿Cómo está la relación política con Amalia Granata después de la alianza electoral y la posterior ruptura del bloque?

-Nosotros hicimos esa alianza transitoria electoral con una figura muy importante como es Amalia Granata, lo cual todo el bloque está agradecido al trabajo que ella llevó adelante y cómo se puso la campaña al hombro. Nos ayudó muchísimo, recorrimos toda la provincia, logramos algo histórico como fue poder ingresar 6 personas que no pertenecíamos a ninguna corporación política. Nosotros tenemos una bandera, que es la que defiende Amalia y su compañera de bloque como nosotros, que es la defensa de la vida por sobre todas las cosas, la defensa de la familia y sus valores. En otros temas tenemos diferencias y por eso nos hemos dividido. Entendemos y respetamos la mirada que tiene Amalia, pero también tenía que entender cuál era nuestro posicionamiento como grupos que venimos tanto del movimiento evangélico o de sectores católicos. Son diferencias ínfimas, pero en muchos temas acordamos y vamos para adelante juntos.

Dejá tu comentario