Deportes | fútbol femenino | Rosario Central | Newell's

Vuelta del fútbol femenino: el panorama en Central y Newell's 

Los planteles de la ciudad detallaron la situación vivida en estos 180 días que la pelota estuvo detenida. Consideraron que el parate "llegó en un momento inoportuno", ya que estaban en pleno progreso.

La Asociación de Fútbol Argentino (AFA) autorizó la vuelta del fútbol femenino en el país, pero la espera durante estos 6 meses de parate no fue nada fácil, ya que generó un retroceso en el sector que estaba en franco ascenso. Versión Rosario charló con integrantes de Rosario Central y Newell’s Old Boys quienes realizaron un balance sobre la situación vivida.

La entrenadora de Central Roxana Vallejos comentó que “este parate modificó la forma de entrenamiento” que “se vio reflejada en la vuelta a la actividad, sobre todo en la parte aeróbica”, consideró. A su vez, la DT destacó que, pese a no poder terminar la actividad con normalidad por la llegada del virus, “los objetivos fueron cumplidos, así que estamos muy contentas, pero no nos conformamos y pretendemos ir por más”, aclaró.

central femenino PORTADA.jpg

De cara a la vuelta de la categoría, prevista para el sábado 21 de noviembre, la entrenadora consideró que los días de preparación para el debut son suficientes. “De cara al torneo oficial creemos que tenemos un margen de tiempo adecuado para volver al ritmo que teníamos antes”, reflexionó.

Por su parte, la mediocampista canalla Lis Cacciola manifestó sentir “una alegría muy grande” por volver a ponerse la ropa de entrenamiento de Central. Sin embargo, señaló que el cese del fútbol llego en “un momento muy inoportuno”, porque “el equipo estaba progresando muchísimo”, expresó la jugadora que pudo regresar a entrenar hace unos días ya que sufrió en carne propia la experiencia del coronavirus.

Lis-Cacciola.jpg

La cuestión económica es un punto a mejorar en la divisional ya que hasta el momento la institución auriazul solo cuenta con 8 contratos profesionales en su plantel. “Íbamos a tener más contratos, pero se volvió todo para atrás por la pandemia, así que habrá el próximo año”, confesó Cacciola.

“Me encantaría tener un contrato profesional y poder vivir del fútbol”.

La jugadora canalla no pierde la ilusión de poder conseguir un vínculo económico con el club de sus amores: “Es mi sueño y el de toda mi familia. Hice las cosas bien y he aportado al equipo, creo que me merezco un contrato”, afirmó.

EQUIPO NOB FEMENINO DOS.jpg

El otro equipo de la ciudad, Newell’s, se aferra al deseo de poder estar cuanto antes en la categoría profesional de AFA. Hasta el momento el equipo femenino rojinegro solo disputa la Liga Rosarina que está suspendida hasta nuevo aviso. Por ende, las jugadoras continúan bajo la modalidad de trabajos personalizados desde casa. Su entrenador, Mariano Faurlin, remarcó que “por el momento, las chicas siguen trabajando por su cuenta con una rutina que nosotros le mandamos”.

“Este 2020 nos perjudicó porque teníamos previsto poner en competencia a cuatro equipos más. Otro combinado de primera, una reserva, un sub-16 y un sub-14”.

En cuanto al arribo a la divisional de AFA, Faurlin resaltó que “es uno de los temas que venimos charlando con la dirigencia, porque es un objetivo que está dentro del proyecto”. No obstante, puntualizó que “no se pueden tomar decisiones apresuradas”.

Un proyecto que se consolida

La coordinadora del fútbol femenino de Newell’s Virginia Salera destacó el trabajo que se viene haciendo con las jugadoras del club. “Empezamos en 2018 y en todo este tiempo triplicamos la cantidad de futbolistas que realizan la actividad en el club”, reveló.

“Arrancamos con un equipo de 30 jugadoras y hoy tenemos más de 100 en todas las categorías”.

Pese al parate del fútbol, Salera manifestó que este año se cumplió con uno de los grandes objetivos propuestos en el área: El inicio de las divisiones femeninas infantiles y juveniles. Y precisó que en este 2020 se crearon 3 categorías para las más niñas; sub-8, sub-10 y sub-12. Al mismo tiempo que se formó un sub-14 y sub-16 que ya entrenan en las canchas del Centro Bernardo Griffa, de Bella Vista.

“Queremos que la niña que ingresa con 6 años, pasado los 10 años en el club, tenga la posibilidad de poder jugar en el equipo de primera división”, concluyó la coordinadora sobre el minucioso trabajo formativo que planearon desde la institución del parque.

Dejá tu comentario