Actualidad | Vuelta a clases | clases presenciales | Adriana Cantero

"Abrir las actividades escolares es una invitación al contagio"

El especialista en medicina del trabajo Jorge Kohen, dijo que se debería volver a las aulas cuando no haya más circulación comunitaria y los docentes ya estén vacunados.

El debate sobre la vuelta a las clases presenciales en las escuelas de la provincia de Santa Fe se instaló la semana pasada cuando la ministra de Educación Adriana Cantero anunció que entre el 1° y el 11 de diciembre los docentes realizarían actividades de revinculación y entrega de material de estudio a los alumnos.

El viernes, el gremio Amsafé, que nuclea a los docentes estatales rechazó las actividades presenciales porque "no están dadas las condiciones epidemiológicas y sanitarias" y remarcando que "el derecho a la educación se garantiza comenzado por cuidar la salud y la vida de los y las que enseñan y aprenden". Por su parte, Sadop, sindicato de los maestros de escuelas privadas, valoró la convocatoria de Cantero y apoyó la medida de retorno.

Fue Jorge Kohen -docente investigador del Consejo Investigaciones de la Universidad Nacional de Rosario, especialista Médico del Trabajo y docente de la carrera Especialización Medicina del Trabajo UNR- quien emitió un extenso comunicado donde da sus razones técnicas sobre el por qué no es conveniente volver a las aulas.

"EVITEMOS EL CONTAGIO EN LAS ESCUELAS"

Bajo ese título, Kohen da cuenta de una serie de sucesos ocurridos en aquellos departamentos de la provincia donde se efectivizó el retorno a las aulas: "allí donde se abrieron escuelas en los departamentos y localidades donde no había circulación comunitaria de Sarcs - Vir2, se produjeron contagios y hubo que dar marcha atrás y cerrar las escuelas", remarca el profesional.

Además, insiste en que hasta el 30 de noviembre del 2020 se evitó el contagio de los docentes y estudiantes, manteniendo el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, sosteniendo la actividad escolar de manera virtual y que "abrir las actividades escolares públicas y privadas en el ámbito de la provincia de Santa Fe significa movilizar y poner en circulación a más de un millón de personas entre alumnos, docentes, no docentes y familiares que, hasta el presente, no estuvieron expuestos al virus, y esto, sin dudas, constituye una invitación al contagio de este sector de la población que hasta el momento, con mucho esfuerzo, se mantuvo sin infectarse".

El profesional que hizo público su punto de vista sobre esta controversia, considera que "no existen razones, ni epidemiológicas ni pedagógicas ni sociales, para abrir por diez días las escuelas, cuando tenemos ya en planificación la campaña de vacunación a nivel nacional y provincial".

Por último, Kihen reclamó la necesidad de organizar la campaña de vacunación para que, durante enero y febrero, las y los docentes estén dentro de los grupos de trabajadores que por la labor que realizan sean vacunados.

"Recién cuando no exista circulación comunitaria del Virus Sarcs - Vir2 y los docentes estén prevenidos con las vacunas será el momento de la vuelta en condiciones seguras y saludable a las escuelas", sentenció.

Dejá tu comentario