Judiciales / Policiales | Sindicato de Peones de Taxis | Horacio Boix

"Va a haber corchos": gritos y amenazas en el Sindicato de Taxis

Las nuevas autoridades del gremio denunciaron que fueron amenazadas por dos personas armadas que se acercaron a la puerta del sindicato con gritos e insultos. "Todo lo que tocamos, sale pus", reconoció Horacio Gianotti sobre la gestión de Horacio Boix, desplazado de su cargo.

La suspensión de Horacio Boix, el histórico dirigente que durante 25 años condujo los destino del Sindicato de Peones Taxis de Rosario, destapó una sucia olla puertas adentro del gremio. Las nuevas autoridades del gremio denunciaron que dos personas armadas se acercaron este martes por la noche a la puerta del sindicato (Salta al 2800) al grito de "va a haber corchos (disparos)".

El secretario adjunto, Horacio Gianotti, quien desde el lunes quedó como máximo representante de los taxistas, contó que los sujetos aprovecharon el cambio de custodia para acercarse al inmueble y lanzar la amenaza. Dirigentes y taxistas duermen en el edificio desde hace cuatro días por temor a una posible usurpación.

Gianotti narró en diálogo con Radio 2 que también recibió dos mensajes de textos desde el teléfono celular de Boix con insultos y agravios. "Ya Boix es historia. Es lamentable que termine así, derrapó. Lo cierto es que todo lo que tocamos, sale pus", dijo.

Vale recordar que Boix fue suspendido por 45 días de su cargo por una grave denuncia de malversación de fondos. La decisión fue adoptada por el resto de la comisión directiva del gremio tras comprobarse un faltante de 300 mil pesos. Su desplazamiento coincidió con el accidente automovilístico que el sindicalista protagonizó el domingo mientras conducía un automóvil marca Audi que es patrimonio del sindicato.

El tesorero Pedro Bustos admitió que este tipo de compras, en relación al auto importado, eran frecuentes. Denunció que en el último tiempo Boix compró un Porsche, una lancha y una moto de agua.

En relación a estos dichos, el fiscal David Carizza citó para este miércoles a dirigentes del sindicatos a ratificar su denuncia penal por malversación de fondos contra el secretario general suspendido.

Boix, en tato, le dijo a La Capital que son "todas patrañas". "Me voy a presentar en la Justicia y declarar todo lo que tengo para decir. Puedo anticipar que son todos infundios, patrañas. No es momento para hablar nuevamente ahora, pero llegado el caso y en su debido momento, lo haré en público", se defendió.

Dejá tu comentario