Actualidad | Coronavirus en Rosario | hospital italiano |

Una familia no puede enterrar a su abuelo: entre el hospital y la funeraria extraviaron el cuerpo

La increíble historia sucede en Rosario, donde al momento de velar los restos de Victor Carpio de 81 años, hubo una equivocación y "mandaron a una mujer".

La familia Carpio no puede creer todavía la situación que le toca vivir. Por un lado, la muerte de su abuelo Victor, de 81 años quien fue internado por coronavirus en el Hospital Italiano. Por el otro la imposibilidad de enterrarlo ya que no aparece el cuerpo.

Al parecer hubo una confusión con una mujer que debió ser enterrada en el cementerio de Granadero Baigorria, y tal cual explicaron los familiares de Victor en declaraciones radiales, "se llevaron el cuerpo equivocado".

Norberto Carpio es el hijo de Víctor, quien manifestó su desazon ante la situación que les toca vivir como familia. En diálogo con Radio 2 relató que la muerte de su padre ocurrió el 3 de noviembre y el miércoles esperaban enterrarlo, sin embargo ahora deben esperar que se verifique la identidad del cuerpo que fue enterrado en Granadero Baigorria, para ver si corresponde a su papá.

victor carpio abuelo cuerpo no encontrado.jpg
Victor Carpio junto a su nieta
Victor Carpio junto a su nieta

“Ayer con mi hermana esperábamos el cuerpo de mi papá y nos llaman desde el hospital Italiano y me explican que otra cochería, no la que había contratado, pudo haber llevado el cuerpo a Pérez por equivocación y que a la noche abrirían el cajón, que vaya a reconocerlo. A las 22 me llaman de la cochería y me dicen que el cuerpo era el que correspondía, que me iban a llamar y nadie me llamó así que fui a hacer la denuncia” expresó Norberto.

Ante esta situación, la familia Carpio no descarta realizar una denuncia en el Ministerio Público de la Acusación ya que la mujer que debió ser enterrada en Baigorria todavía se encuentra en la morgue y según las declaraciones de Norberto, en el Hospital, las bolsa que contenía el cuerpo de su padre estaba bien rotulada. “Es una locura: no sabemos si explotar o largarnos a llorar” expresó la nieta de Victor al mismo medio.

Dejá tu comentario