Política | emergencia económica | Santa Fe | ASAP

Un informe devela la herencia que Lifschitz le dejó a Perotti

Según datos presupuestario del 2019 la deuda santafesina a largo plazo es de casi 40000 millones, y la de corto plazo asciende a los 30000 millones.

Un estudio ratifica la postura de la actual administración provincial que encabeza el gobernador Omar Perotti, con respecto a la herencia, en términos económicos, recibida por parte de la anterior gestión socialista liderada por Miguel Lifschitz.

La Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), difundió un informe donde afirma que “el stock de deuda pública consolidada al 31 de diciembre de 2019 fue de $39.562,2 millones y la deuda flotante de $28.569,5 millones”.

A lo largo del año 2019, las cuentas públicas de la Administración Provincial han experimentado un importante deterioro

A lo largo del año 2019, las cuentas públicas de la Administración Provincial han experimentado un importante deterioro...

Según estos números, se ratifica la postura que la actual gestión de Perotti viene sosteniendo incluso antes de asumir en diciembre del año pasado, expresada en la necesidad de impulsar la emergencia económica para hacer frente a los compromisos del 2020, que el bloque opositor del Frente Progresista negó legislativamente hasta marzo pasado, sosteniendo que las acreencias provinciales suman unos 6000 millones, cifra que echa por tierra el informe de ejecución de la ASAP.

"A lo largo del año 2019, las cuentas públicas de la Administración Provincial han experimentado un importante deterioro, evidenciándose en los valores de los Resultados Económico, Primario y Financiero; siendo los últimos dos deficitarios, revirtiéndose los resultados positivos obtenidos en el año 2018", destaca el primer párrafo del informe, lo que deja en claro las dificultades económicas recibidas.

Ver más: Ley de Necesidad Pública: Rodenas rompió el silencio con una carta abierta a Lifschitz

ASAP sostiene, el aumento de la deuda a largo plazo (deuda consolidada que deberá enfrentar la Provincia) durante el 2019 se vio determinada por el riesgo cambiario que introdujo “una estructura de deuda pública altamente dolarizada y las consecuencias de las variaciones del tipo de cambio sobre el stock de la misma”, según cita el documento.

“Ello se reflejó mayormente en la instrumentada en títulos públicos internacionales cuyo stock al 31 de diciembre fue cercano a 30000 millones (60% más respecto al 2018)", destaca el informe, aunque el actual Gobierno no haya recibido desembolsos.

Con estos números en la mano, fuentes de la Casa Gris, afirmaron que "queda claro que la deuda que afronta la provincia no es de 6.000 millones tal como se pretendió dar difusión en algunos espacios periodísticos y se deslizó en ambientes políticos”, y afirman que como señala el informe de la ASAP, "el resultado financiero negativo es de casi 16500 millones, y llega a poco menos de 18000 millones si se incluyen los adelantos a municipios y comunas".

Dejá tu comentario