Entretenimiento | Freud | Netflix | series

Un Freud más cerca de Sherlock que del psicoanálisis

La producción polaca se queda a mitad de camino de un montón de ideas. Un producto ágil con un título de una palabra que sugería otra cosa.

Cuándo Netflix agregó a sus contenidos la serie Freud, varios psicoanalistas y amantes de la psicología afilaron sus colmillos. Sin embargo los que pensaron que el envío podía tener que ver con la historia de Sigmund, rápidamente se dieron cuenta que la cosa iba por otro lado. Una trama ágil, con rasgos sobrenaturales y "alguna pizca de la manifestación del inconsciente", pero lejos, muy lejos de lo esperado.

Quizás el problema seamos nosotros que leemos que una serie se llama Freud, y damos por hecho que debería hablar de "la vida de" o "la obra de" y no ser una versión libre de "como Sigmund ayudó a la policía a resolver una serie de casos con tintes sobrenaturales". Quizás la culpa sea del escenario, ambientado en una Viena en los comienzos de 1900, que nos traen un entorno similar al de "El Alienista" o "Sherlock", dos exquisitas series que sí terminan de ofrecer lo que prometen.

Si alejamos la serie de Sigmund Freud, podemos hablar de un interesante thriller con tintes sobrenaturales que con mucha dinámica nos mantiene atrapados en su sombría trama. Pero si le volvemos a meter al padre del psicoanálisis en el menú, nos quedamos con un montón de amagues y un gusto a muy poco.

En resumidas cuentas, la producción polaca pinta como un plan no tan malo para verla en tiempos de cuarentena por coronavirus, pero está lejos de ser "un thriller psicológico para amantes de la psicología".

Freud | Official Trailer | Netflix

Dejá tu comentario