Actualidad | Eduardo Toniolli | Transporte Urbano | Concejo Municipal

Toniolli: "El socialismo y Bermúdez destruyeron el transporte público en Rosario"

El concejal peronista aseguró que la pandemia fue el golpe letal para un sistema que estaba quebrado. Pidió progresividad tributaria para robustecer el Fondo Compensador.

Toniolli fue uno de los creadores del Observatorio Social del Transporte (OST), espacio multisectorial que desde hace 5 años advierte de la notable reducción en la cantidad de pasajeros a bordo de los colectivos de la ciudad.

Luego de la reunión mantenida la semana pasada en el Concejo Municipal con integrantes de la Secretaría de Movilidad, y en un contexto inédito de paro sistemático de choferes, el secretario general del PJ rosarino pidió buscar soluciones coyunturales para este momento de emergencia excepcional.

En contacto con Versión Rosario, Eduardo Toniolli replicó a los dirigentes que responsabilizan de la prolongada medida de fuerza de la UTA al oficialismo nacional y provincial: “son los mismos que hasta el 10 de diciembre lo que venían haciendo era destruir el transporte público”.

-¿Qué información aportó la secretaria de Movilidad en su última visita al Concejo Municipal?

-Pudimos conocer con detalles más finos los números actuales del transporte. Indudablemente estamos en una situación crítica, la pandemia lo que hizo fue agravar un escenario preexistente. Un escenario que nosotros presentábamos hace dos semanas cuando informamos el último informe del Observatorio Social del Transporte, había sido de los peores en los últimos 50 años el del 2019. Con números oficiales, la menor cantidad de boletos vendidos en todo ese período y una caída importantísima de usuarios en los últimos 4 años, del 25%. Esto fue el resultado de una política sistemática de retiro de subsidios de la Nación durante el gobierno de Macri, el 75% menos de subsidios. Por otro lado, para suplir esos recursos, el aumento sistemático del boleto en la ciudad de Rosario; un 500% en ese mismo período. Eso nos llevó a este escenario crítico.

-¿Esto iba a pasar más allá de la cuarentena?

-El inicio del año fue auspicioso porque el gobierno de Alberto Fernández había decidido triplicar los subsidios al transporte del interior del país, sorprendiendo a propios y entraños, pero lamentablemente llega la pandemia y con eso un mazazo al transporte público de la ciudad porque afecta el ingreso de recursos más importante que es la venta de boletos. Disminuye la actividad porque la medidas sanitarias deben cumplirse con pocas personas por unidad. Y en esta situación nos encontramos mes a mes con este conflicto abierto porque hay un brutal desfinanciamiento del sistema de transporte.

-¿Creés que esta situación excepcional permitirá dar un debate serio para encontrar soluciones al problema de fondo del transporte?

-Nosotros entendemos que lamentablemente en un escenario difícil, por lo menos mientras dure la pandemia, va a haber que encontrar la forma de que el Estado en sus distintos niveles hagan los aportes necesarios para capear el temporal. Porque hay dos fuentes de ingreso: una es la venta de boleto, que está disminuida por lo que todos sabemos, y la otra son los recursos estatales. Habrá que seguir bregando por mayores recursos. Nosotros creemos que no puede quedar exclusivamente en un reclamo a los niveles del Estado superior, más allá que siempre lo hemos acompañado a esos reclamos, también entendemos que hay que buscar recursos en la vida económica de nuestra ciudad y nuestra provincia. Por eso hemos planteado distintos proyectos con una perspectiva tributaria progresiva para de ahí sacar recursos para el transporte público.

-¿Que aporten los sectores más favorecidos?

-No es un planteo que sea nuevo sino que lo venimos planteando desde hace tiempo. En el 2018 se aprobó un retoque a la alícuota del DREI de los bancos por una iniciativa nuestra, pero nosotros entendimos en ese momento que no cumplía con todas las expectativas que teníamos. Para nosotros no es ningún aporte extraordinario ni solidario, sino es la lógica que debe seguir el transporte de pasajeros. Los sectores de la vida económica que se ven favorecidos con el transporte público, porque no solo el usuario se ve favorecido, tienen que también hacer esfuerzo. En estos casos no sería tal porque estamos hablando de sectores que tienen grandes facturaciones y pueden colaborar con el funcionamiento de la ciudad. Además es una herramienta fundamental para su actividad económica, que es el transporte público.

-¿Por qué pensás que desde el Partido Socialista apuntan directamente al gobierno provincial como responsable de la crisis en el transporte urbano?

-Hay sectores que fueron corresponsables de la destrucción del transporte público de la ciudad. Socios de Agustín Bermúdez en su momento, el gran destructor del transporte público en Rosario. Y en este momento salen a querer imponer una mirada sin propuestas concretas para resolver el desastre que dejaron. Entendemos que hay una situación excepcional, como tal debe tomarse, pero también aprovechar este escenario para discutir el transporte futuro y saldar ese desastre que dejaron en materia de transporte público. La mitad de los barrios de la ciudad de Rosario, antes de la pandemia, ya estaban aislados del resto durante gran cantidad de horas. Horarios nocturnos, frecuencias pésimas durante el día y ese el transporte público que nos dejaron casi 30 años de gestiones del Frente Progresista. Ahora hay que arremangarse, ponerse a trabajar con humildad y entendiendo también que hay un escenario de destrucción. Otro tanto el Pro planteando, en algo que si no fuera trágico llamaría a risa, que no ven al Estado provincial y nacional presentes. Estamos hablando de un Estado nacional que triplicó los subsidios del transporte, subsidios que el gobierno de Macri destruyó junto a Dietrich. A veces uno lo encuentra con respuestas y soluciones a todos los problemas a los mismos que hasta el 10 de diciembre lo que venían haciendo era destruir el transporte público. Si nosotros contáramos hoy con los subsidios que nos había dejado Macri, directamente teníamos que cerrar toda posibilidad de recuperación del transporte. Gracias a Dios tenemos un gobierno que, en un esquema general de subsidios que sigue siendo desigual, lo es bastante menos que en el escenario anterior donde el gobierno de Macri había retirado el 75% de los subsidios.

-¿Mantienen la propuesta de municipalizar el transporte urbano de Rosario?

-Hoy no es una propuesta a discutir en este marco. Entendemos que la propuesta tiene que ver en escenarios de “cierta normalidad” y no este este escenario excepcional al que hacía referencia, donde el Estado se haga cargo de la prestación del servicio. Está demostrado que las empresas estatales siempre prestado mejor servicio en la ciudad de Rosario. Hoy no es el momento fundamentalmente porque si esto sucede en realidad va a ser más que nada por una defección, una caída, un quebranto de las empresas privadas. Allí el Estado se termina haciendo cargo de una situación de fracaso de esas empresas y en un momento difícil. Hoy no estamos discutiendo eso, hoy la discusión es cómo sostenemos un servicio mínimamente digno en la excepcionalidad.

Dejá tu comentario