Entretenimiento | series | coronavirus | streaming

Series apocalípticas que el coronavirus nos hace mirar como realistas

Algunos recientes estrenos de Netflix que fueron pensados como historias futuristas hoy parecen resignificarse en tiempos de pandemia y la ciencia ficción pide etiqueta de realismo.

"Lejos", "La Valla" o "Hacia el Lago" son algunos de los títulos que el gigante de streaming ha sumado recientemente a su catálogo y que sin lugar a dudas toman una resignificación en tiempos de Covid-19.

Pasar varios controles para llegar a una ciudad, higienizarse por el virus, ponerse vestuario o barbijos y mantener la distancia con otra persona para no contagiarse de una enfermedad mortal o bloquear los accesos a una gran metrópoli para que nadie entre ni salga, ya no parecen ser cosas tan ficticias. La convivencia con el coronavirus a nivel mundial nos ha llevado a ser protagonistas de una historia en la que aún seguimos esperando la llegada del héroe, que termine salvando a la humanidad y nos haga a todos mejores personas, al menos hasta que lleguen los títulos.

Empiezo a ver la serie española “La Valla” y veo una historia de un virus mortal esparcido en la humanidad posterior a la tercera guerra mundial. Futuro distópico, por supuesto. Si bien la serie no me atrapa y la dejo de lado por ser bastante previsible, no puedo dejar de “googlear” si “la idea” fue antes o posterior al 2020… y fue antes nomás.

La Valla

Me pongo a mirar “Hacia el lago”, una rusa que promete, en medio de otro virus que deja a parte de la población en estado de ceguera y obliga a un bloqueo total de Moscú con los militares alrededor. No lo dudo, estamos hablando del mismo género de ficción al mejor estilo Resident Evi. Sin embargo, tras unir en auto Rosario y Venado Tuerto en tiempos de pandemia y haber visto las barricadas para prohibir el ingreso a un pueblo, no deja de parecerme algo muy real.

Hacia el Lago

De repente el “zapping” me lleva a "Lejos", la recientemente estrenada serie de Ciencia Ficción protagonizada por Hillary Swank, la capitana norteamericana de una misión espacial. Bueno, ahora sí, viajes a la Luna o Marte mostrados como algo cotidiano, por fin me llevan a la seguridad de un relato de ficción, hasta que uno de los astronautas contrae un virus letal, lo que genera toda una situación de barbijos y distancia que una vez más me trae a nuestra realidad. De las tres, la única que tiene un poco de crédito por delante a mi criterio es la rusa “Hacia el Lago”. A la española “La Valla” le anticipé un montón de desenlaces y me cansó. La estadounidense tiene tantos clichés de la industria cultural yankee que me obligó a dejarla entre tanto héroe americano y ruso malo.

Lejos

La “nueva normalidad” en la que nos posicionó el Covid-19 nos obliga a repensar en 2020, aquellos relatos que veíamos en la previa como “fantásticos o de ciencia ficción”, al menos hasta que la vacuna esperada nos vuelva a poner en viejas normalidades que conviertan a esta pesadilla en un mal sueño. De lo que no quedan dudas, es que una vez más, al parecer, la realidad supera a la ficción.

Dejá tu comentario