Actualidad | Jorge Albrecht | Club Mitre | río Paraná

Se encienden alarmas por el estado de las barrancas del río

El ingeniero civil Jorge Albrecht manifestó su preocupación por el estado de la costa central, afectada por la bajante del río. "Muchas partes están atadas con alambre", dijo. ¿Qué opinan desde la municipalidad?

El desprendimiento de una parte de la barranca donde funciona un sector del Club Mitre despertó interrogantes sobre el estado de la costa del río Paraná en el centro de la ciudad. Desde la comisión del Club encargaron a la empresa Juan Carlos Rosado un diagnóstico para saber si existe la posibilidad de recuperar lo perdido.

Ver más: La verdadera grieta: así está el Club Mitre

El ingeniero civil Jorge Albrecht es especialista en suelos y docente de la cátedra Mecánica de suelos de la Universidad Tecnológica Nacional. Forma parte de la empresa que realizó, en primera instancia, un relevamiento ocular en la zona desprendida del club. Consultado sobre el tema, reconoció que fueron varios los factores para que ocurriese el desprendimiento, y están directamente relacionados con la bajante del río. “En primer lugar, lo que sucedió es que al descender el río, se incrementa el piso sobre el pie de la barranca. Por lo tanto, al haber más peso, atenta contra la estabilidad de la barranca en sí”, explicó. “Así es que se asienta la barranca, y con estas condiciones de estabilidad endebles, se produce el descenso”, prosiguió.

Según amplió el ingeniero, “toda esa parte era un relleno de arena que estaba pensado para que sea costa. O sea, había un muelle de quebracho colorado del viejo puerto, que hacía de contención a esta arena suelta. Ese muelle se fue deteriorando, no existe más. Y esta arena quedó ahí, prácticamente sin contención, y por supuesto no era suficiente para contenerla”.

barranca club mitre 1.jpg

La inspección ocular se realizó a raíz del llamado del Club para saber si se puede resolver el problema, “si es que se puede resolver”, resaltó. Si es posible recuperar lo perdido del Mitre, “no se puede saber ahora, porque hay que esperar datos sobre el fondo del río”, afirmó el especialista. “Hay que hacer sondeos, relevamientos, estudiarlo, correr modelos matemáticos, y recién ahí ver si esa parte se puede recuperar”, amplió. Al respecto, agregó de forma contundente: “como pasa en todos los rubros, ahora curar es mucho más caro que prevenir”.

“Muchas partes están atadas con alambre”

Más allá del caso puntual del Club Mitre, Albrecht es un estudioso y apasionado sobre el tema y no ocultó su preocupación sobre el estado de las barrancas. “Toda la zona donde hay clubes es muy precaria. El río y su cauce, es algo vivo. Año a año se va modificando. Entonces no solamente se requiere hacer obras, sino también mantener esas obras que se hacen”, dijo.

Sobre lo que puede llegar a suceder, el ingeniero plantea un desenlace incierto. “También soy navegante y me canso de ver lugares atados con alambre”, dijo y a continuación aclaró: “cuando digo que está todo atado con alambre, no me refiero a que se va a caer. A lo mejor sí se cae. Pero intervienen muchísimas variables y hay que estudiar cada caso en particular para hacer un análisis profundo”.

Aquí es donde radica parte de su preocupación. Argumenta que siempre que le preguntaron dieron la misma opinión, “no porque ahora se haya caído. Pero nadie quiere hacer esta clase de estudios. Por ahí pretenden hacer otro tipo de obras y se olvidan de este tipo de protecciones. Se acuerdan cuando ya se fue todo un pedazo”.

Así mismo señala que si sigue bajando el río, “seguramente estén en peligro más espacios. Si sube un poco, a lo mejor se olvidan de esto, se sigue para adelante, y la próxima bajante todos nos volvemos a sorprender porque se caen las cosas”.

Según detalla, toda esa franja era zona portuaria y muchos de estos lugares, son rellenos. “Uno no lo puede ver a simple vista porque está todo cubierto de pasto o piedras. Recién te das cuenta cuando haces un sondeo, o se cae un pedazo. En el Club Mitre, ahora se ve en el corte que es un relleno o todo arena. Pero si no se caía, uno no puede darse cuenta a simple vista”, explicó.

Ver más: Las impactantes imágenes del desmoronamiento en el Club Mitre

Otro sector crítico, según añadió Albrecht es el ubicado entre la avenida Francia y el Río. En ese sentido advierte que “en esa parte hay una zona que naturalmente el río socava, y es muy crítica la estabilidad de esa barranca. Y no hay que olvidarse que eso está a cincuenta metros de la avenida”

¿Qué dicen desde la municipalidad?

El secretario de Obras Públicas, José Luis Conde, confirmó parte de esta visión, aunque prefirió ser cauto: “estamos en una postura intermedia”, dijo. “La cosa no da ni para alarmar como para decir que lo que pasó en el Mitre va a pasar en cinco lados más, ni tampoco para decir que esto no puede ocurrir. La barranca es una estructura viva, que instante a instante va cambiando. Hay obras viejas y nuevas. Intervenciones privadas donde los clubes avanzan, hacen muelles provisorios. En fin, todo eso es de una complejidad extrema”, subrayó el funcionario.

“Nosotros preferimos ser cautos. Estamos al tanto de que hay un problema, estamos investigándolo y evaluándolo. Lo monitoreamos desde agua y desde tierra, y hoy no vemos nada que nos preocupe o asuste. Pero insisto: esto es instante a instante, y la estructura del suelo de cualquier barranca a veces te avisa por determinadas cosas que pasan, que puede ocurrir algún minidesastre, pero no necesariamente eso ocurre siempre”, remató.

Dejá tu comentario