Entretenimiento | Fuerza Natural | Gustavo Cerati

Sacar belleza de este caos es virtud

El martes 19 de noviembre se estrenó FUERZA NATURAL TOUR - GUSTAVO CERATI - EN VIVO EN MONTERREY, México, 2009 en más de 400 pantallas de las principales cadenas de cine de Argentina, todo Latinoamérica, como así también en Estados Unidos y España.

Todo lo que sea relacionado a Gustavo Cerati y su obra despierta un interés mayúsculo. Y claro, la edición del primer show de su última gira no iba a ser la excepción. En Argentina en las cadenas Cinemark y Hoyts se agotaron más de 30 funciones y agregaron nuevos horarios sobre la hora. Pero a partir del miércoles 20 de noviembre se conseguirá el concierto en varios formatos (Cd, DVD y plataformas digitales).

Fuerza Natural Tour: EN VIVO EN MONTERREY, MX, 2009 (Trailer)

Es curioso ver un show entero en el cine. Se sabe que el vínculo entre la música vinculada al rock y la pantalla es muy fuerte. En esta parte del mundo los testimonios de las primeras personas que escucharon rock, lo bailaron y tocaron dan cuenta de que con Bill Haley y sus cometas la gente se paraba en el cine a bailar ‘Rock around the clock’. Y los programadores de Woodstock la película aseguran que debían sacar las puertas de los baños del cine porque la pibada asistente se escondía allí a fumar porros. Así podemos seguir citando ejemplos, aunque lo cierto es que en la contemporaneidad de esa música no son muchos los casos que se dieron de la manera que está ocurriendo con Gustavo Cerati: estreno en cine y posterior edición.

Rápidamente podemos recordar algunos ejemplos destacados como ‘Shine a Light’, la realización de Scorsese sobre un concierto de los Rolling Stones (2008), ‘Flight 666’ de Iron Maiden (2009) o el reciente lanzamiento del 40 aniversario de The Cure, celebrado con un espectáculo en el Hyde Park. En argentina, en cuanto a artistas que editaron conciertos y se pudo ver en cines, el antecedente más directo es el Indio Solari y su show del 2008 en La Plata, también ‘Insoportablemente Vivo’ de La Renga. A pesar de estos casos, dentro de la industria no es algo habitual, y aunque no es novedoso, todavía resulta llamativo.

Gustavo Cerati - Cactus (En Vivo en Monterrey)

Si bien es completamente disfrutable, ver un show en el cine es una experiencia que traslada el eje del escenario natural: no se habla, no se toman bebidas alcohólicas, no se hace pogo, no se aplaude y tal vez no se vaya al baño. Y, en tiempos de exposición permanente, no se saca el celular para mostrarle al mundo –o un puñado de followers- el registro de un momento a través de Instagram u otra red social. O sea, prácticamente se ve el show entero.

Eso fue lo que pasó en la función estreno de Gustavo Cerati, Fuerza Natural Tour, en vivo en Monterrey (México) 2009. En cuanto al contenido, pasaron diez años, y salvo porque en el púbico en lugar de celulares se descubren cámaras de fotos digitales, y que algunas de las imágenes se ven demasiado expuestas para la pantalla grande (el show contó con una producción de primer nivel internacional, y seguramente en dvd la fotografía será más fiel que en el cine) por las canciones podría ser un concierto de anoche. La música de Cerati resiste al paso de tiempo como pocas, suena sinvergüenza, renovada, sin prejuicios. Trabajada, pero natural. Y el momento del disco era el ideal. Con mucha experiencia como solista, y luego de haber concluido la vuelta de Soda Stereo (2007) el testimonio de Gustavo al comienzo del film lo dice todo: Fuerza Natural fue un disco realizado desde el deseo.

En la lista de canciones están todos los Gustavos del universo Cerati. El acto se divide en dos partes, la primera con el disco que estrenaba tocado entero. Allí ya se ven varios mundos ceratianos, porque el disco es así. Con hits (Magia - Deja Vú – Rapto) con el hit que no fue (Desastre o Dominó) el rocker americano del sur (Amor sin rodeos -Tracción a sangre) el folclorista argentino (Cactus). Toda la banda vestida de negro con ribetes de varias modas según épocas: señoriales, coqueteando con lo sado, bien rocker o fiesta de los años 50. La segunda parte se cambia el negro por blanco, y se alternan hits con perlas. En el primer combo están Crimen, Adiós, La Excepción, Puente, Te llevo para que me lleves o Cosas imposibles. Y en el segundo sin duda se destaca Marea de Venus, aquella gema preciosa que construyeron con Daniel Melero para el disco Colores Santos.

En total son 25 canciones que permiten seguir disfrutando de un músico extraordinario. Y poner el acento en que sostuvo como solista un repertorio que no necesitó reforzar con los éxitos de una banda poderosa que supo liderar. La invención de Gustavo Cerati fue enorme. Y su réplica y legado posiblemente sea inmortal.

Dejá tu comentario