Política | Renata Ghilotti | Concejo Municipal | Propuesta Republicana

Renata Ghilotti: "es hora que el intendente vuelva a tomar una agenda estructural"

La concejala aseguró que la ciudad debe seguir una senda de planificación más allá de la pandemia. Pidió dejar los nombres y proponer ideas para fortalecer el PRO en Santa Fe.

Después de algunas semanas intensas ante su decisión de romper con el bloque Cambiemos y crear el unipersonal Propuesta Republicana, Renata Ghilotti comenzó a delinear parte de su nueva estrategia dentro del Concejo Municipal. Reuniones con Pablo Javkin para acercar posiciones ante la crisis del sistema de Transporte, diálogo con los otros espacios y la mirada puesta en la provincia para el 2021. El exdiputado nacional Lucas Incicco y dirigentes de diferentes localidades santafesinas son parte del armado que pretende la abogada rosarina en aras de liderar un espacio dentro del PRO, partido al que pertenece hace más de 10 años. En contacto con Versión Rosario, Ghilotti afirmó que la sociedad va camino a una profunda crisis de representación y les reclamó a Federico Angelini y Roy López Molina terminar con los enfrentamientos: “una pelea personal que ha llevado a parte de este espacio a no poder fortalecerse aún más”.

-¿Qué balance hace del trabajo legislativo en el Concejo Municipal ante la pandemia?

-Nosotros no paramos nunca de trabajar, fuimos el primer Concejo que empezó a trabajar de manera virtual. Por supuesto que la primera etapa de confinamiento todos los temas estuvieron vinculados a brindarle herramientas al intendente para poder empezar a pararse frente a la situación del coronavirus y fortalecer el sistema de salud. Estuvo todo el Concejo abocado a eso y hacer el seguimiento al Consejo de Riesgo que se reunía habitualmente dos veces por semana. Después nunca paramos de sesionar, hasta mitad de año en dónde empezamos a tener una agenda más de laburo cotidiano. Las comisiones funcionan normalmente y por esa razón Rosario tuvo una dinámica muy activa, todos los bloques estuvieron trabajando en una agenda política por un lado y por otro como eje central el coronavirus.

-¿Es un gobierno abierto el de Pablo Javkin a la hora de consensuar con los concejales?

-En la emergencia trabajamos todos muy bien. Hubo una agenda propia de la emergencia que marcó el Ejecutivo que, por supuesto, todos los bloques acompañaron de manera muy colaborativa, incluso aportando ideas y estrategias para que el municipio las pudiera tomar para la gestión. Yo entiendo que ahora es el momento de retomar las discusiones que tienen que ver con poder pensar algunas transformaciones de la ciudad, en este contexto incluso de crisis, como una oportunidad para replantear por ejemplo uno de los temas que nunca se pudo resolver en la ciudad que es el sistema de Transporte. Más allá de la coyuntura propia de la crisis, la pandemia lo que hizo fue develar una crisis estructural que el transporte ya tenía. Necesariamente tenemos que pensar una nueva forma de movernos, no hay que dejar pasar la oportunidad de reestructurar la movilidad: volviendo a los conceptos de la multimodalidad, pensar nuevos carriles exclusivos y más dinámicos, pensar el centro y macrocentro con respecto a la infraestructura que se necesita invertir. Es repensar la ciudad en ese sentido. Y otro de los temas es la inseguridad que estamos atravesando, por más que el Concejo no tenga atribuciones puntuales, hay que trabajar para pacificar la ciudad, que está viviendo una ola de violencia muy profunda.

-¿Qué errores le marca al intendente en estos meses de gestión?

-Tenía un programa de gobierno que vino a presentar al Concejo y 15 días después nos encontramos con la pandemia. Tratamos de darle todas las herramientas para enfrentarla. Pasados los meses me parece que es hora que el intendente vuelva a tomar una agenda estructural de cuál es su mirada política hacia la ciudad. Va a tener que retomar una agenda más programática, de planificación, de inversión en obras públicas, el desarrollo de un nuevo sistema de transporte. Es imprescindible que nos pongamos a pensar hoy cómo vamos a salir de esta crisis económica tan profunda y para eso es necesario planificar programas que ayuden a los sectores que están muy perjudicados por no haber podido trabajar.

-¿Su decisión de armar un monobloque en el Concejo tiene que ver con ese pensar a futuro?

-La decisión de conformar mi bloque tiene que ver con entender que hoy en el Concejo no estaban siendo representadas las voces que están pidiendo a gritos que las representemos. Mi análisis tiene que ver con que estamos camino a una crisis profunda de representación en todos los niveles. Me parece que es necesario primero revalorizar los espacios políticos, el rol de la política y la representación que implica en nuestro caso como concejales de los vecinos de la ciudad. Hay un tema central que tiene que ver con cuáles intereses y valores nosotros representamos, en mi caso siendo militante, dirigente y concejal del PRO. Me parece que volver a los orígenes tiene que ver con representar los valores que hoy la gente nos está pidiendo a gritos, que los salgamos a defender y que nos posicionemos muy firmemente. Eso no venía ocurriendo, ni tampoco en el bloque que yo estaba inmersa. Es el momento de plantar una bandera en el Concejo como una voz de una posición republicana, con la cual me siento identificada y es por lo que siempre milité desde que tengo 20 años. Defender los valores de la libertad, de la justicia, de la división de poderes, de entender que hay que acompañar a un sector privado que es el que va a sacar el país adelante. En ese marco y a raíz de todos los reclamos que venía haciendo la gente, las marchas ciudadanas de quienes salen a decir que no quiere un avasallamiento a las instituciones y por eso entiendo que es una responsabilidad de los dirigentes políticos representar a quienes nos votaron.

-¿Los otros sectores que hoy están en Juntos por el Cambio no lo hacen? ¿o esto se va a definir en las PASO del próximo año?

-Entiendo que cada uno tiene que hacer lo que cree que es lo correcto. En mi caso yo estoy en el mismo lugar de siempre, desde hace 15 años defendiendo los mismos valores. He acompañado los proyectos políticos que en mi espacio definíamos en las discusiones internas. Por esa razón creo que, en esta crisis de representación que existe, es necesario que fortalezcamos los partidos políticos. Hay decisiones personales de dirigentes que marcarán dónde quieren estar el año que viene, yo sé dónde quiero estar.

-¿De los sectores representados por Angelini y López Molina te alejaron cuestiones personales o su visión política?

-Yo no tengo problemas personales con ninguno de los dos dirigentes. Sí entiendo que hay ahí una disputa, una pelea personal que ha llevado a parte de este espacio a no poder fortalecerse aún más. El PRO tiene un montón de hombres y mujeres a lo largo y a lo ancho de la provincia que entienden que los intereses colectivos están por arriba de los personales. En ese marco me parece que también está bueno que otros dirigentes podamos poner sobre la mesa esto, que no solamente tienen que existir personas que lideren sino también que lideren ideas, conceptos y a partir de ahí que haya una mesa de trabajo donde cada dirigente aportará para el espacio. Yo tomé la decisión de liderar un espacio y de poder empezar este camino en Rosario y salir hacia la provincia.

Ver más: Otra división en el Pro local: concejala se abre "ante el avasallamiento kirchnerista"

Dejá tu comentario