Actualidad | Marcelo "Pipi" Andrada | Sindicato de Recolectores

Realizarán una gran movilización con camiones para pedir la libertad del hijo de un sindicalista

El hijo de Marcelo "Pipi" Andrada, titular del gremio de recolectores está detenido desde el viernes por portación ilegal de arma de guerra. Aseguran que se trata de un "preso político". Hubo vigilia en la puerta de la cárcel de 27 de febrero al 2800 y al mediodía habrá una protesta masiva.

El Sindicato de Trabajadores de Recolección y Barrido Manual de Calles y Afines de Rosario movilizará este mediodía casi un centenar de camiones hasta la alcaidía ubicada en 27 de Febrero al 7800 para denunciar la "injusta" detención de Guido Andrada, el hijo del secretario general de ese gremio, Marcelo "Pipi" Andrada. El joven de 21 años fue detenido el viernes pasado tras ser sorprendido en un control de rutina al mando de un Honda Civic junto a un hombre que estaba armado con una pistola calibre 9 milímetros.

Desde anoche en las puertas de la unidad de detención cinco se viene realizando una jornada de vigilia de trabajadores, familiares y amigos en repudio a la injusta detención del hijo del sindicalista Marcelo” Pipi “Andrada. A pesar de que los gremialistas prometieron un acto masivo remarcaron que no afectará el servicio de recolección.

“Se realizará una concentración importante de trabajadores en el marco del pedido de libertad porque consideramos que es un preso político, no existe argumento para que esté detenido. Hoy a las 12 se realizará un acto central con todas las organizaciones para pedir la urgente liberación de Guido Andrada”, indicó Claudia Indiviglia referente gremial de la multisectorial 21 F.

Andrada había sido detenido junto a un compañero el viernes pasado por la tarde en el marco de un control de rutina en Campbell y Juan B. Justo, en la zona noroeste de la ciudad. Según trascendió, el joven manejaba un Honda Civic junto a Sandro José Maidana, de 37 años, la persona a quien los uniformados le encontraron el arma de grueso calibre.

El hijo del líder sindicalista fue imputado este por el delito de portación ilegal de arma de guerra y el juez de primera instancia, Florentino Malaponte, le dictó la prisión preventiva por el término de 90 días.

Por su parte para quien lo acompañaba al momento de la detención y quien efectivamente portaba el arma, se le otorgó el mismo plazo de prisión preventiva, y le imputó igual delito pero agravado, ya que contaba con una condena anterior.

Dejá tu comentario