Entretenimiento | Marcha de San Lorenzo | Cayetano Silva | Venado Tuerto

¿Quién fue "el negro", creador de la "Marcha de San Lorenzo"?

Cayetano Silva, uruguayo e hijo de una sirvienta, es el compositor de una de las marchas militares más ejecutadas por los ejércitos de casi todo el mundo.

El mulato Cayetano Silva creó una de las marchas militares más ejecutadas por los ejércitos de casi todo el mundo: “La Marcha de San Lorenzo”. En 2018 tuvo su reconocido homenaje en Argentina, en la ciudad de Venado Tuerto, lugar donde se emplaza hoy una estatua de bronce en su honor.

Silva mostró su arte en Maldonado, Montevideo, Rosario y Venado Tuerto. Nadie entiende como hizo un negro en esa época para poder estudiar en la Escuela de Música del Teatro Colón, y luego sumarse a la Banda del Regimiento 7 de Infantería de Rosario, pero ahí estaba Silva quien luego fue contratado por la Sociedad Italiana de Venado Tuerto.

En 1901 compuso una marcha dedicada al Coronel Riccheri, Ministro de Guerra de la Nación quien por ser una persona modesta, le pidió al compositor que la titule “San Lorenzo”, lugar en donde había nacido el coronel. Claramente los comienzos de la marcha poco tenían que ver con San Martín, aunque algo indica el hecho de que se tocó por primera vez cerca del Convento de San Carlos en 1902. Ese día se la designó Marcha oficial del Ejército Argentino y 5 años después su vecino y amigo venadense Carlos Benielli, le agregó la letra, didáctica para las escuelas.

Marcha de San Lorenzo en Irlanda

La marcha figura en el repertorio de los ejércitos de todo el mundo, por citar algunos ejemplos:

  • se tocó durante la coronación del rey inglés Jorge V y de la Reina Isabel II en 1953.
  • también en los cambios de guardia del palacio de Buckingham, menos durante la Guerra de Las Malvinas.
  • Hitler, que no sabía que el autor era negro y anarquista, entró en París al son de la marcha.
  • El norteamericano Eisenhower se vengó tiempo después haciéndola tocar cuando recuperaron París.

La ciudad de Rosario se portó mal con Cayetano Silva. Cuando murió en 1920, la policía, donde había trabajado, le negó la sepultura en el Panteón Policial y lo enterraron sin nombre. Sus restos fueron rescatados por sus amigos de Venado Tuerto, donde se le rinde un merecido culto y desde al año 2018 una merecida figura de bronce en la explanada del ferrocarril (Sarmiento y J. B. Justo).

Marcha de San Lorenzo en Irlanda

Dejá tu comentario