Judiciales / Policiales | Sindicato Unidos Portuarios Argentinos | Herme Juárez | Puerto General San Martín

¿Quién es el histórico sindicalista detenido en el Cordón Industrial?

Hace cincuenta años que lidera la poderosa Cooperativa de Trabajadores Portuarios. De jugar al fútbol en el campito en Puerto San Martín a manejar una de las entidades portuarias más rentable de toda Latinoamérica.

A Herme Oscar Juárez se lo conoce en el cordón industrial como "vino caliente". Para muchos, se trata del sindicalista con más poder del país. Hace 50 años que preside la Presidencia de la Cooperativa de Trabajadores Portuarios, "la más destacada de Latinoamérica y con una jerarquía internacional de gran magnitud" por las divisas que genera.

La cooperativa ofrece servicios de estibajes portuarios, limpieza de buques, embolsados, carga y descarga de graneles, descarga de barcazas, buques en rada, movimientos de graneles en silos horizontales con máquinas Volvo, carga y descarga en silos subterráneos con máquinas extractoras.

En cada entrevista que concede, Juárez saca pecho sobre el crecimiento de su "criatura". Asegura que la Cooperativa tenía solamente "una pava, un mate y una máquina de escribir". Hoy cuenta con más de 60 palas hidráulicas, de US$ 170.000 cada una. Tiene un don único en el sindicalismo argentino: acuerda las tarifas con las empresas exportadoras y al mismo tiempo, los salarios de los estibadores.

En 2014, Juarez presentó en sociedad el Primer Centro Cooperativo de Rescate y Emergencias Portuarias (Ccrep) de Sudamérica, un dispositivo de socorro y salvataje médico sin precedentes en nuestro continente, inspirado "en la excelencia de los puertos del primer mundo".

"El Ccrep era nuestro sueño más ambicioso. A lo largo de 12 años, planificamos un modelo de rescate y emergencias sin precedentes en América latina, que construimos con dinero genuino de los trabajadores. Es una inversión que supera los $ 70 millones sin subvención del Estado”, señaló Juárez en aquella fastuosa inauguración.

En materia de equipamiento, el Ccrep dispone de dos helicópteros sanitarios Enstom, importados de los Estados Unidos, únicos en el país por su índice de accidentología cero desde el momento de su creación; tres modernas ambulancias terrestres, dotaciones sanitarizadas y medicalizadas, una innovadora moto de agua con camilla para accidentes y siniestros menores; y dos lanchas ambulancia, únicas en su tipo. La base de operaciones y centro de monitoreo se encuentra en un moderno helipuerto, con hangar de 800 metros y explanada de aterrizaje, que se destaca en la cartografía aeronáutica Argentina por su tecnología de vanguardia.

Juarez sobrevivió (y creció) con todos los gobiernos desde 1983 a esta parte. Hasta el año pasado supo mostrarse en sociedad con Mauricio Macri. A sus amigos de toda la vida les cuesta entender cómo aquel volante rústico dentro de una cancha se transformó en uno de los hombres más poderosos del país.

Su apodo ("vino caliente") está ligado a su pasión por la pelota. Cuentan las voces que su papá lo mandaba de pibe a comprar el vino en damajuana. Juárez cumplía con el encargo, pero de regreso a su casa se quedaba durante horas jugando al fútbol en el campito del barrio. Cuando llegaba a su casa, el vino no se podía tomar por su alta temperatura.

Dejá tu comentario