Actualidad | Concejo Municipal | Agapito Blanco | Juan Monteverde

¿Qué discusión política se esconde detrás de la pelea entre dos concejales?

Un edil de Cambiemos invitó a pelear a otro de Ciudad Futura. La disputa verbal tiene un trasfondo político: las flexibles habilitaciones que tiene el Concejo para emprendimientos inmobiliarios que no tienen todos los papeles en regla.

La pelea empezó cuando la sesión del Concejo de este jueves estaba por finalizar. La edil Fernanda Gigliani criticó a algunos de sus colegas por la habilitación que semanas atrás la comisión de Planeamiento le otorgó a la familia del jugador Angel Di María para construir un edificio en zona norte. Agapito Blanco se sintió aludido y reprochó en duros términos a Gigliani. Fue entonces cuando Juan Monteverde pidió la palabra.

“Es típico de cagón agarrársela siempre con las mujeres”, dijo el edil de Ciudad Futura. Y agregó: “No le demos más entidad a este personaje cada vez más payasesco (en alusión a Blanco). Es un Javier Milei (en referencia al economista) de la arquitectura. Empiezan como payasos pero se vuelven peligrosos. Pero Milei al menos tiene un título”, arremetió.

Blanco no tardó en contestar: “Voy a hacer una propuesta. Siempre hemos tenido contrapuntos. Pero como estos contrapuntos exceden lo retórico, lo ideólogico, lo intelectual, voy a intentar sacar algo positivo. Le propongo a Monteverde un evento deportivo. Vamos a calle Tucumán entre Oroño y Balcarce (Sportivo América). Ahí hay eventos de pugilato. Cobramos una entrada y este dinero lo destinamos a una obra de bien público. Necesitaría unos 60 días para prepararme. No más de 3 rounds con el casco de box amateur. Y hacemos que la gente se divierta un rato viendo a dos payasos dirimiendo sus cuestiones, ya que dice que soy cobarde”, replicó.

Como era de esperar, el cruce verbal llegó de inmediato a las redes sociales y a la tapa de los portales de la ciudad. Este viernes a la mañana, Blanco se disculpó por su exabrupto en diálogo con Radio 2. “Le pido disculpas al cuerpo del concejo municipal. Creo haber encontrado una persona que no merece nigun respeto de mi parte, no es la primera vez que me peleó con Monteverde. Se me ocurrió esto para ver si entraba en razón, obviamente se quedó callado. No medí las consecuencias de lo que dije” explicó.

¿De dónde viene la disputa?

Monteverde y Blanco integran la comisión de Planeamiento, un recinto que está en la mira sus criterios flexibles para habilitar proyectos de construcción que no se ajustan de todo a las normas vigentes. El último caso fue el que involucra a la familia Di María.

La propuesta para levantar un edificio de 36 metros en Rondeau al 1700 corre por cuenta de Perdriel S.A., bautizada en homenaje a la calle donde “Fideo” se crió. A través del arquitecto Marcelo Prósperi, la firma le pidió a los ediles que le permitan poner en marcha una obra aprobada en 2012 bajo el Código Urbano anterior con características que infringen la normativa actual.

La excepción solicitada tuvo luz verde en esta comisión. El macrista Agapito Blanco argumentó a favor que así es posible sostener fuentes de trabajo en medio de la crisis económica y consideró que la ordenanza vigente es inadecuada. Entre los reproches, Monteverde y Gigliani apuntaron a la vida profesional de Blanco, quien se dedica a los negocios inmobiliarios.

“Me parece que es poco ético en Argentina y en la China que una persona que tiene vinculación con el ámbito inmobiliario forme parte de la comisión de Planeamiento y tome decisiones que puede beneficiar a amigos e incluso a él mismo”, criticó aquel día Gigliani. Monteverde, en tanto, advirtió que “la comisión de Planeamiento está desmadrada” y aprueba “barbaridades todos los días”. “El Concejo es una escribanía del lobby inmobiliario“, remató.

Dejá tu comentario