Sotto Voce | Hablando Bajo | Puerto Norte | Seguridad

Puerto Norte: Cuando lo público se convierte en privado

Cada tanto uno entra en duda: ¿no será que uno se queja de absolutamente todo? ¿Será que los años, además de pintar canas y esconder cabellos, nos agregan esa cuota de reniegue? Es posible.

Para entender el por qué de esta introducción, hay que poner la mente en Rosario y el Paraná. Es verdad que fuimos una ciudad que por años le dio la espalda al río, pero ahora que le dimos valor, ¿es necesario que solo sea potestad para los que más tienen?. Sí, encima de quejoso, preguntón. Bueno, está bien, voy al grano.

El otro día andaba por la zona de Puerto Norte cuando me topé con un evento. Estaba lleno de chicos y de promotores. Me llamó poderosamente la atención que en una especie de control de tránsito vehícular había un agente en una coqueta motito eléctrica andando por la vereda. No paraba de dar indicaciones y de marcar cosas. Lo primero que pensé fue: "pero mirá que pituca la Fein lo que les compró a los de la GUM". Pero cuando estaba a pocos metros me di cuenta que en realidad la escena era aún más interesante. Quien andaba de un lado al otro marcando y ordenando "el tránsito" era personal de seguridad privada, quizás del hotel o de todo el complejo.

Ahora bien, ¿tiene injerencia un guardia de seguridad privada para dar órdenes y/o marcar reglas de tránsito en el espacio público? Porque ese paseo peatonal sigue siéndolo hasta donde yo sé, a menos que el Concejo Municipal lo haya privatizado en secreto. La pregunta es, ¿alguien controla esto? Porque a ojo se ven dos cosas: por un lado alguien que está controlando cuando no tiene injerencia alguna, y por el otro, que está circulando por la senda peatonal con ¡un vehículo!

Dejá tu comentario