Política | Protestas en Chile

¿Por qué se produjo el conflicto en Chile?

El anuncio del aumento del valor del boleto de metro fue suficiente para que la ciudadanía se tomara las calles en respuesta al hartazgo por las desigualdades sociales. Habrá concentración este lunes en el Consulado de Chile en Rosario a las 17 (Salta 1161).

El pasaje de metro cuesta en horario pico poco más de 1 dólar, con lo cual al menos para trasladarse en el día, se necesitan casi 2,5 dólares (150 pesos argentinos), lo que al mes se traduce en 3 mil pesos argentinos.

La Fundación Sol, reconocida por la lectura y análisis de los datos en materia de trabajo, sindicalismo y educación, elaboró un informe sobre los salarios en base a resultados de la Encuesta Suplementaria de Ingresos 2018 del gobierno de Chile.

El 50 % de las y los trabajadores gana casi 550 dólares (33 mil pesos argentinos). El valor del alquiler de un departamento de una habitación y un baño en una zona de ingresos medios en Santiago, oscila entre los 450 y los 700 dólares (27 mil -42 mil pesos argentinos). No queda resto para vivir.

Las pensiones y la salud están privatizadas. Los precios de los servicios van en aumento. Santiago y otras ciudades arden de furia. Cacerolazos en barrios altos y bajos, el germen del enojo ha despertado.

Desde el inicio de la democracia, el gobierno no decretaba “toque de queda”, medida que obliga a la población a permanecer puertas adentro, en sus casas, en una determinada franja horaria.

Sebastián Piñera, que aún no cumple dos años de mandato, lo hizo. Anoche fue el segundo día de prohibición para circular libremente por las calles en algunas ciudades. Hasta el momento se conoce que al menos 11 personas murieron, hubo más de 200 heridos y más de 1.900 detenciones, entre ellas, periodistas de medios internacionales. A su vez, funcionarios del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) fueron objeto de agresiones por parte de Carabineros. Hubo niños y niñas heridos con perdigones.

El presidente ordenó sacar toda la artillería de las fuerzas del Estado a las calles. “En lugar de reprimir las protestas, el gobierno del presidente Piñera debería de centrar sus esfuerzos en buscar soluciones efectivas para las demandas que la población chilena exige en sus protestas”, señaló mediante un comunicado de prensa, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Este lunes amanecieron los comercios y bancos cerrados. Sólo una línea de metro funciona en la capital, ciudad en la que viven más de 6 millones de personas, lo que representa casi la mitad de la población del país.

Ante el hartazgo social y el reclamo por el valor del boleto de metro, este domingo, en una sesión especial de la Cámara de Diputados, las y los parlamentarios aprobaron un proyecto de ley para congelar la tarifa.

La decisión podría considerarse “cosmética” ante lo ocurrido puesto que Piñera volvió a la carga cuando mencionó en conferencia de prensa ayer, que "estamos en guerra contra un enemigo poderoso". El pueblo y las redes sociales ardieron otra vez.

“Un gobierno no puede `declarar la guerra´ contra su pueblo. Las autoridades chilenas y Sebastián Piñera deberían estar buscando soluciones para atender las demandas de derechos humanos de su población. Criminalizar a quienes protestan pacíficamente es violentar gravemente sus derechos”, dijo en respuesta la directora para las Américas de Amnistía Internacional.

El conflicto del gobierno contra sus ciudadanos y ciudadanas sigue en puerta en el tercer día de protestas.

Embed

Concentración en Rosario

Este lunes 21 de octubre a las 17, el colectivo de chilenos residentes en Rosario llaman a concentración en las puertas del Consulado de Chile (Salta 1161) “con motivo de la brutal política de represión y violación de los DDHH al pueblo chileno, por parte del gobierno neoliberal de Sebastián Piñera.

Dejá tu comentario