Judiciales / Policiales | Fiscal investigado | Gustavo Ponce Asahad | Ministerio Público de la Acusación

Ponce Asahad pidió ser suspendido en su cargo y desconoció los vínculos

El fiscal sospechado de filtrar información expresó que confía en la Justicia santafesina y que no conoce a los acusados. Esta tarde, uno de ellos lo señala como receptor de coimas.

El fiscal sospechado por asociación ílicita, Gustavo Ponce Asahad, pidió ser suspendido de su cargo provisoriamente y dijo desconocer a los acusados vinculados a una causa por juego clandestino y extorsiones. Esta tarde, uno de los investigados declaró que le pagaban coimas a cambio de información.

Tras el allanamiento en su domicilio de calle Oroño al 1200 en la mañana de este viernes, Ponce Asahad declaró ante los medios señalando que puso a disposición todos sus dispositivos electrónicos y otras herramientas de trabajo, destacando la ejemplaridad del allanamiento llevado a cabo por las Tropas de Operaciones Especiales (TOE), que encabezó la fiscal Gisela Paoliccelli y que tuvo como veedora a la doctora María Cecilia Vranicich, de la que opinó: "considero la gran garantía de transparencia del Ministerio Público de la Acusación".

En presencia de sus abogados Franco Gardali y Fernando Mellado, el fiscal aseguró:"He solicitado mi suspensión provisoria en el cargo hasta que la investigación llegue a la última instancia. Yo mismo la pedí. Es mi convicción como ciudadano".

Siempre fui muy respetuoso de la ley. No puedo estar expuesto a esta barbaridad. No sé si hay una operación, el tiempo lo dilucidará

Asimismo, confeso que se encuentra "conmocionado" por las acusaciones y sospechas que lo relacionan con la banda de Los Monos, al tiempo que dijo haber escuchado algo al respecto "en los pasillos" del MPA y que todo lo que deba responder lo hará por los canales judiciales, resaltando su confianza en la Justicia: "Confío plenamente en el Poder Judicial de Santa Fe y en la Corte Suprema de Justicia provincial", destacó. "Siempre fui muy respetuoso de la ley. No puedo estar expuesto a esta barbaridad. No sé si hay una operación, el tiempo lo dilucidará", concluyó.

En tanto, uno de los involucrados en la causa de juego clandestino y extorsiones, Leonardo Peiti, declaró ante la Justicia en la tarde de este viernes señalando a Ponce Asahad como uno de los funcionarios que recibían pagos de dinero (coimas) a cambio de información sensible a dicha banda delictiva, con quien dijo que tuvo al menos una reunión en Buenos Aires. Otro de los nombres apuntados por Peiti (quien seguirá el proceso en libertad) fue el fiscal regional Patricio Serjal.

Leonardo Andrés Peiti, es sospechoso de gestionar la libertad de una de las dos personas (Claudio Ricaldez y Hernán Horacio Quinteros) que iban a cometer un atentado al Casino City Center por orden de Maximiliano "cachete" Díaz, otro de los integrantes de la banda, lo cuales fueron detenidos en el un operativo de Gendarmería por pocesión de armas de guerra. Según los investigadores, Peiti se comunicó con el jefe policial retirado, Alejandro Torrisi y luego tuvo una comunicación vía Whatsapp con personal del Poder Judicial (quien sería Poce Asahad) de la cual tomo una captura:

Y Hernán Horacio Quinteros. En esta se comió un encubrimiento por andar con un auto robado y tenía una 9mm cargada, le metieron portación de guerra. Fue ayer, por protocolo tenía que pedir prisión preventiva, pero aparentemente se puede cerrar después de peritar el arma. No tengo la causa yo, pero dejame ver cómo metemos un comentario ahí. En un mes le podrían dar la libertad. No tiene antecedentes, así que seguramente

Dejá tu comentario