Actualidad | personal de la salud | Coronavirus en Rosario | coronavirus

Personal de salud: poliempleo, contagio y la urgencia de mayores testeos

Advierten que el incremento de los casos de coronavirus entre médicos y enfermeros resiente el sistema sanitario. La realidad del personal que trabaja en más de un efector propicia la diseminación del virus y obliga a las autoridades a tomar medidas de prevención efectivas.

El incremento de los casos de coronavirus dentro del personal de salud, en las últimas semanas encendió las alarmas de las autoridades sanitarias y este fue uno de los principales motivos del retroceso de fase en Rosario y en otras localidades santafesinas. En ese contexto de preocupación, médicos y enfermeros que se desempeñan en los efectores públicos y privados de la ciudad, reclaman testeos preventivos para detectar posibles contagios y evitar así la propagación del virus entre los centros de salud. El poliempleo, asociado a la magra remuneración, agrava y aumenta el riesgo de diseminación viral.

Hace poco más de un mes, el secretario de Salud de la ciudad, Leonardo Caruana, anunció la decisión de someter al personal de salud de efectores públicos y privados a la prueba de anticuerpos que permite conocer qué nivel de exposición al coronavirus tienen los profesionales, al detectar si cursó o cursa la enfermedad como asintomático. "Estamos en un escenario epidemiológico en el que es necesaria esta estrategia para el personal, que incluya a agentes con pluriempleo, cuidadores de geriátricos y de PAMI y de agentes tanto de la salud pública como privada", manifestó el funcionario en su momento.

La subsecretaria del área, Silvina Marmirolli, aseguró a Versión Rosario que por el momento están realizando testeos serológicos o los llamados "de anticuerpos" solo en dos efectores municipales destinados a la atención de pacientes con Covid-19 y en el personal del SIES. A su vez, precisó que llevan realizadas más de 700 pruebas.

"Hasta la fecha hemos realizado 717 tests serológicos. Es una primera etapa y comenzamos por los efectores donde los trabajadores tienen mayor exposición a pacientes con coronavirus, que son los que internan pacientes con Covid-19. Se trata del Hospital Carrasco, el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y el personal del SIES, ya que este último traslada a muchos pacientes con esta patología", indicó la funcionaria.

"Estos 717 tests representan aproximadamente un 18 por ciento de los trabajadores que hoy están activos. De los 5 mil que están en planta, aproximadamente 4 mil están trabajando, ya que el resto está con algún tipo de licencia. Solo hemos encontrado en esos 717, dos tests positivos", detalló Marmirolli, quien a su vez explicó que una gran cantidad de médicos y enfermeros solicitaron licencia al principio de la pandemia debido a que pertenecen a algún grupo de riesgo.

Coronavirus test anticuerpos.jpg

Beneficios

Un beneficio de los testeos de anticuerpos es la detección de los asintomáticos, lo cual permite un control de mayor calidad sobre el personal de salud. "En el caso de que no se hicieran, se escapa una variable de control bastante importante que son los asintomáticos", explicó a este medio la doctora Nadia Brandan, integrante del Servicio de Neumonología del Sanatorio de la Mujer y del hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

Además, la especialista indicó que los anticuerpos son una forma de detectar y diferenciar entre personas expuestas previamente al virus, que desarrollaron respuesta inmunológica y no contagian, y pacientes que cursan la enfermedad de manera asintomática, que son altamente contagiantes. Este tipo de pruebas resulta ideal para aislar a tiempo a quienes hay que aislar y evitar que propaguen el Covid-19.

La efectividad de la política de testeos se traduce directamente en menores bajas del personal de salud. "La cantidad de personal es determinante porque al haber poco , el recurso humano que está tiene que trabajar más horas y por ello tiene mayor riesgo de cometer errores", señaló Brandan.

"El estrés en el personal de salud viene firme desde marzo, porque no hemos tenido vacaciones ni ningún tipo de descanso y eso genera mayor sobrecarga de estrés, cansancio y mayor posibilidad de cometer errores y ahí se genera el contagio", dijo y explicó que con errores se refiere por ejemplo a la hora de cambiarse las prendas con los elementos de bioseguridad, ya que el cansancio puede llevarlos a realizarlo de manera incorrecta.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Médicos de Rosario, Ángela Prigione, destacó a Versión Rosario la importancia de los testeos para evitar más bajas del personal que obligue a reducir o directamente cerrar los servicios en los distintos efectores. Indicó que a la fecha se registraron unos 260 contagios entre trabajadores de salud de la ciudad y que esto empujó al aislamiento a todos sus contactos estrechos, lo que involucra a compañeros de trabajo. “Es terrible lo que está pasando”, manifestó preocupada.

El médico no trabaja en un solo lugar”, alertó Prigione y explicó que ante un eventual contagio de un integrante del cuerpo de salud “no solo cae un servicio en un hospital, ya que a lo mejor ese mismo profesional trabaja en otro hospital a la tarde, por lo que cae el recurso humano en ambos lugares por aislamiento preventivo”.

A su vez, señaló que desde el Colegio de Médicos estuvieron especialmente atentos en los últimos 20 días a la evolución de los contagios entre el equipo de salud. “Esto lleva primero a tener profesionales enfermos y a una reducción de la capacidad del personal al límite”, aseguró y comentó que en esa línea apoyaron las medidas tomadas por el Gobierno provincial para intentar reducir la circulación de personas en las calles y lograr un aplanamiento de la curva de contagios.

Al respecto, la subsecretaria de Salud de Rosario, afirmó que desde la Municipalidad la idea es ir avanzando en incorporar testeos serológicos en el resto de los efectores de la ciudad, indistintamente de si estos atienden o no a pacientes con coronavirus.

"Nuestra idea es ir avanzando con otros efectores, por supuesto que para iniciar empezamos por aquellos centros de salud que habían sido definidos inicialmente como efectores Covid, porque en estos centros iba a haber una gran cantidad de pacientes con diagnostico confirmado”, dijo y explicó que también se extienden a los sitios donde se realizan hisopados, ya que este es el personal que está más expuesto a un posible contagio.

Ante la situación expuesta, la preocupación de las autoridades por estos días está puesta en si el sistema de salud estará preparado en las próximas semanas para atender el incremento de los casos positivos de coronavirus y por consiguiente la creciente demanda de camas de terapia intensiva. En este punto, el resguardo del personal de salud, que constituye un recurso humano limitado, resulta fundamental para evitar que haya más bajas y eso provoque un mayor resentimiento del sistema sanitario y se llegue al colapso, algo que pondría en riesgo la vida de muchos pacientes al quedarse sin la atención médica adecuada.

Dejá tu comentario