Actualidad | patovicas | Chulimane | boliche

Descargos de la trapera Chulimane sobre el accionar de los patovicas

La artista rosarina dio a conocer una situación de discriminación que vivió en un boliche. Por el momento nadie se disculpó por lo sucedido.

Esta semana, la trapera rosarina Chulimane dio a conocer, a través de sus redes sociales, una situación para nada agradable que vivió el fin de semana en una fiesta que se llevó a cabo en el boliche La Misión del Marinero.

En primer lugar, la joven afirmó que quienes organizaban el evento poco tenían que ver con lo acontencido, dado que el problema ocurrió con los patovicas del lugar, quienes son contratados por el propio boliche.

El hecho se dio cuando Chulimane se encontraba en el ingreso al boliche y los patovicas le indicaron que no podía ingresar al sitio dado que estaba “marcada”, sin darle ninguna otra explicación, incluso cuando ella misma la pidió.

#PorLaAparienciaNo

Días después de la viralización de su relato, Versión Rosario habló con la artista, quien dio detalles acerca de las repercusiones de su descargo. En primer lugar, dijo que muchas personas se sintieron identificadas con sus palabras y le comentaron situaciones similares de discriminación sufridas por parte de patovicas, vinculadas con las apariencias o el target para ingresar a los boliches.

Tal es así que el productor Skore dio a conocer una situación que vivió tiempo atrás junto al trapero Freejota en en el bar Basquiat Street Pub. Según comentó, los patovicas del lugar les impidieron pasar porque aparentemente el sitio estaba lleno y no había más espacio, siendo que esto no era así porque había varias mesas desocupadas.

Consultada acerca de las respuestas obtenidas, la joven contó: "Muchas personas me informaron que no solo conmigo habían usado el término ´marcada´, término que se usaba en la dictadura para referirse a una persona que después de estar marcada desaparecía. No solo conmigo usaron esa palabra, sino con otros dos artistas de la ciudad".

Dado el nivel de viralización que se generó con estos casos, sus protagonistas comenzaron a utilizar el hashtag #PorLaAparienciaNo, con el que buscan recopilar nuevos testimonios acerca de situaciones de discriminación en los boliches. Por su parte, desde Rosario Outfit difundieron un comunicado acerca de lo sucedido, tanto en La Misión del Marinero como en Basquiat Street Pub.

Lado B

La artista relató que se sintió incómoda cuando un ex jefe de seguridad intentó comunicarse con ella a través de una videollamada por Instagram. "Me llamó sin haberme consultado, simplemento lo hizo. Esta situación me parece de acoso". Luego, detalló: "Me pidió mi número, le dije que no tenía número y le pasé el de mi representante para que hable con él. Lo llamó a mi representante, quien le dijo que me sentí acosada. Terminaron de hablar y me volvió a escribir".

Fue así que, según comentó Chulimane, el hombre se expresó con palabras muy fuertes, ya que para explicarle lo sucedido le dijo: "Yo soy de otra época, en la que íbamos y encarábamos a la mina que nos gustaba y listo. Acá, con el tema de las redes sociales, la tiran de acosador. Flaca, si yo te quiero garchar voy y te garcho". Posterior a eso, la joven contó que el hombre continuó diciéndole: "A mí con el escrache de Basquiat me tocaron un poco el orto. Yo sé algo que hicieron tus amigos en el lugar y vos vas a quedar en offside".

Finalmente, Chulimane concluyó: "Nadie vino a pedirme disculpas por lo que pasó. Ni la Misión, ni los dueños. Solamente mis amigos, los que me invitaron a la fiesta, que no tienen nada que ver con el boliche".

Dejá tu comentario