Economía | comedores escolares | Crisis Económica

Otra foto de la crisis: "Los adultos van a las escuelas a pedir comida"

Un grupo de asistentes escolares pide que el ministerio de Educación habilite partidas para abrir los comedores a la noche. Cada vez más alumnos, padres y vecinos piden un plato de comida al terminar el día. 

"Es muy triste lo que está pasando", repite Cristina Vergara, asistentes escolares de UPCN, cada vez que un micrófono o un grabador se acerca su boca. Ella, como tantos otros docentes de la ciudad, palpan en carne propia los efectos de una crisis que parece no tener techo. Es tal la demanda de alimentos en los barrios, que ahora piden abrir los comedores también de noche.

Hoy, la mayoría de los comedores escolares entregan un sandwich frío al terminar el día. "El tema es que la necesidad es muy grande y ya no alcanza con estas raciones frías. Los chicos necesitan un plato caliente", explica Vergara, quien este miércoles se reunirá con las autoridades del ministerio de Educación para poner este propuesta sobre la mesa. La misión no parece nada sencilla: se necesitan partidas, cargos y recursos para poder extender el horario de los comedores.

Según reveló Vergara, la escuela situada en Rouillón y bulevar Seguí es una de las que trasladó la inquietud de abrir el comedor a la noche. "Ahí funciona un Eempa primario al que concurren chicos de entre 15 y 20 años, pero a la noche el comedor no está abierto, así que quedan raciones frías para que puedan comer algo, que generalmente es lo único que comen en todo el día", aseguró la asistente escolar.

La represente de los docentes contó que son cada vez más los adultos que se acercan a las escuelas para pedir alguna sobra y llevarse algo de comida a sus casas. "El panorama es muy preocupante", resume.

Dejá tu comentario