Actualidad | bancos | Rafaela | Angélica

Organizadas, dos localidades santafesinas evitaron el hacinamiento en los bancos

En Angélica se dispusieron sillas formando una fila con la distancia reglamentaria sobre la vereda, así los jubilados esperaron sentados. En Rafaela los asientos se ubicaron en la calle.

Las largas filas frente a las entidades bancarias fueron la imagen reiterada en las grandes ciudades. En Rosario, las colas daban vuelta a la manzana y lo mismo ocurría desde temprano en Capital Federal y en la ciudad de Santa Fe. Sin respetar el distanciamiento social obligatorio, en las calles, los bancos solo lo organizaron dentro de los locales.

No obstante, con organización previa, dos localidades del departamento Castellanos, pudieron garantizar que las personas que llegaron hasta los bancos a cobrar, pudieran estar lo suficientemente lejos una de otra y lo suficientemente cómodas, para esperar, tal vez, varias horas a la intemperie.

Embed

“Si nos organizamos cobramos todos”, parecen haber pensado en la comuna de Angélica, una pequeña localidad del norte provincial donde se dispusieron sillas en la vereda formando una fila, para que los jubilados que llegaban desde temprano a cobrar sus haberes a la sede del Correo Argentino, pudieran esperar sentados.

“Ante la situación de público conocimiento, se articuló por parte de la Comuna, Guardia Urbana, Bomberos, administración del correo y policía local, medidas preventivas y colocación de sillas para que los beneficiarios puedan permanecer en lugar a distancia en fila y sentados”, escribieron en la página oficial de la comuna en Faccebook.

En Rafaela, una ciudad ubicada a pocos kilómetros de Angélica, la medida fue similar. Con una afluencia mayor de personas a las entidades bancarias, las autoridades dispusieron sillas en la calle, organizadas como una gran sala de espera.

rafaela banco.jpg

Dejá tu comentario