Judiciales / Policiales | Obra Social | medicamento | pubertad precoz

Obra social deberá cubrir costoso medicamento a un afiliado

La Justicia Federal de Rosario ordenó a la Obra Social del Personal Jerárquico de los Bancos Oficiales Nacionales cubrir a una afiliada un costoso medicamento.

La jueza Sylvia Aramberri resolvió de esta manera la medida cautelar solicitada por una madre para la cobertura del 100% del medicamento indicado para el tratamiento de su hija de 6 años que tiene una patología de pubertad precoz. La Obra Social deberá cubrir la totalidad del costo del remedio y los gastos que demande la aplicación.

La pubertad precoz es una afección en la que el cuerpo de un niño o niña comienza a cambiar al de un adulto demasiado temprano. Se trata de una enfermedad que padecen niños y niñas de hasta 9 años de edad. Comienzan a desarrollarse los caracteres sexuales en una etapa prematura, y esto tiene diversas complicaciones para quien la sufre, tanto físicas como psicológicas.

La médica endocrinóloga que atiende a la niña le prescribió Acetato de Triptorelina 11,25 miligramos, nombre comercial del medicamento Decapeptyl Retard-,1 ampolla inyectable cada 84 días, la cual tiene un costo de 100 mil pesos. La obra social informó que no se encuentra justificada la cobertura del 100%, y que la autorización se limita al 40% según el plan.

La pubertad precoz es una afección en la que el cuerpo de un niño o niña comienza a cambiar al de un adulto demasiado temprano

tribunales1.jpg
La Obra Social del Personal Jerárquico de los Bancos Oficiales Nacionales deberá cubrir un costoso medicamento tras fallo de la Justicia.

La Obra Social del Personal Jerárquico de los Bancos Oficiales Nacionales deberá cubrir un costoso medicamento tras fallo de la Justicia.

La jueza Sylvia Aramberri señala en la resolución que hay una ley que “establece como objeto promover el cuidado integral de la salud de las personas con enfermedades poco frecuentes y mejorar la calidad de vida de ellas y sus familias”. Además la magistrada agregó que “el Programa Médico Obligatorio establece un piso mínimo de prestaciones que las Obras Sociales y Empresas de Medicina Prepaga deben garantizar, lo cual no constituye una limitación para los Agentes del Seguro de Salud”.

La mamá de la menor señaló en la presentación judicial que le resulta imposible comprar el remedio que le indicó la profesional que la atiende, ya que sus ingresos ascienden a 55 mil pesos, número que no alcanza a cubrir el valor de la medicación necesitada”. Las abogadas patrocinantes fueron Carina Mazzeo y Julia Canet.

Dejá tu comentario