Deportes | Superliga | Newells

Newell's homenajeó a Maradona dentro y fuera de la cancha

En una noche para el olvido, parece que el conjunto leproso se quedó en los festejos previos al partido y se olvidó de jugar cuando rodó la pelota. El rojinegro cometió todos los errores posibles y terminó regalándole una goleada a Diego, en la víspera a su cumpleaños 59.

Todo comenzaba con alegría esta tarde en el Coloso, el sol se ponía y el estadio mostraba un marco imponente para recibir a un Diego Armando Maradona, que en 1993 llegó a la vida de Newell´s para quedarse por siempre. Una fila de juveniles vestidos de pie a cabeza con los colores del club recibía al técnico de Gimnasia que los iba saludando uno por uno, mientras que de fondo llegaba el aliento de los hinchas de rojinegros para su ídolo. La larga caminata del Diez desembocó en la mitad de la cancha donde la dirigencia del Parque junto a ex compañeros del 93, le dieron la bienvenida oficial. Una camiseta encuadrada con el número 10 y el apellido Maradona, fue el primero de los tantos obsequios que recibió el Pelusa en esos instantes, en la ya emotiva ceremonia de recibimiento. Pero los agasajos al campeón del mundo en el 86´ no quedarían ahí…

Todo el homenaje que se vivió en los 15 minutos previos al cotejo se pueden decir que se trasladó al partido. Newell´s dio la sensación que nunca salió a jugar el partido, el conjunto de Kudelka perdió esta noche merecidamente 4 a 0 ante el Lobo. La Lepra pareció olvidarse de que está luchando por no descender y ante un rival directo. Sin contar que legaba con canches de alcanzar la punta momentáneamente. Hoy se vio un conjuntó que salió solo para cumplir. Sin marca, sin retroceso, sin generación de juego, con distracciones obvias. Por momentos como si no se tomase en serio el partido.

El primer tiempo el equipo trataba de proponer, pero Gimnasia con tres toques llegaba a pisar el área del rival por más errores del rojinegros que aciertos propios. Ante la atenta mirada de Diego que observaba el partido desde un sillón muy particular, que le obsequió D´Amico y compañía. A mitad de la primera etapa Gimnasia llegaba al gol casi sin proponérselo, un pelotazo a tres cuartos de campo leproso que controla mal Lema (de pésimo partido) y le otorgó la pelota al delantero Contín que no dudo en rematar al arco, con la fortuna que su disparo se desvía en Gentiletti (de misma performance que su compañero de zaga) y se cuela al palo opuesto donde iba a buscar Aguerre la pelota. Y así terminaría una primera parte donde Newell´s parecía no despertar y Gimnasia aprovechaba el envión anímico.

El DT Kudelka mete mano en el entretiempo y manda a la cancha a Formica por Denis Rodríguez para darle reacción al equipo, pero el homenaje a Maradona parecía no terminar. Ya que en los primeros doce minutos del complemento el Pincharrata convertiría tres goles seguidos para poner el partido cuatro a cero. Tres goles que llegaron por errores propios, falencias que hasta hoy Newell´s nunca había mostrado. Lo que había comenzado como una fiesta, se volvía una pesadilla para los que asistieron hoy al Coloso Marcelo Bielsa. De ahí en más, solo fue esperar a que Echenique marque el final.

Este dura goleada, maquillada por la visita de Diego Maradona, debe servirle a Newell´s para bajar a tierra. No solo porque perdió el invicto en su casa. Sino porque el conjunto de Kudelka viene en franca caída futbolística. Ante Banfield no pudo aprovechar el punto que venía de sacarle a Boca en la Bombonera y luego con Patronato tuvo un mal partido, pero lo supo sacar adelante gracias a la calidad de sus jugadores. Calidad que hoy no apareció. La visita de Diego Maradona quedó atrás y ahora debe volver a encontrar el rumbo de la victoria. Porque la Lepra no se debe olvidar de su objetivo máximo, escaparle al descenso.

Dejá tu comentario