Entretenimiento | Nahuel Marquet | Música | Degradé

Nahuel Marquet presenta Marquet

El músico y compositor rosarino (Degradé, Los Bardos) presentó tres canciones nuevas, la primera entrega que forma parte de "Marquet", primer disco del proyecto solista de Nahuel.

“Solista es una palabra un poco arbitraria”, dice Nahuel Marquet, músico de Degradé y Los Bardos. Y sienta posición enseguida. Marquet es un disco que lleva su apellido como marca. Es lo primero que muestra por fuera de un formato como banda. Pero entiende que, como se titula un disco de Ariel Minimal, un hombre solo no puede hacer nada.

“Yo suscribo profundamente a esa idea”, enfatiza. “Siempre fui y soy una persona de la endogamia. Familiar y grupo humano, ante todo. Por más que este disco de llame Marquet, el disco implica a muchas personas. La música se hace entre muchos y muchas siempre”, explica Nahuel.

Son tres canciones Trinchera, Galope y Mudanza, que forman parte de la primera entrega de un material que se completará en dos ediciones más. “Si bien le disco está atravesado por un hilo emocional parejo, elegí que sea presentado en tres partes. Y creo que fue un gol porque siento que, si hubiera sacado todos los temas juntos, corría el riesgo de que algunas canciones pasen desapercibidas. Tenía ganas de que los temas fueran, todos, bien pasados por la oreja. Después van a estar todas las canciones juntas y conformarían el álbum que pensé, pero al principio están separadas y se juntan al final”, explica.

Ese hilo emocional al que refiere tiene que ver con una pérdida muy profunda. Y a medida que desarrolla la idea sobre cómo aparecieron las canciones, la voz de resquebraja, y decide contarlo.

Marquet 2.jpg

“Hubo un montón de perdida familiar grande: mi mamá. Concentré una temática en las letras, una especie de fuente desde la cual las letras iban ahí y tomaban emociones y sensaciones de esa pérdida. No solo del modo negativo y de puro duelo, sino para procesarla y dejarla ser a la pérdida, de algún modo, por medio de esas canciones. “Entonces en ese momento dije estos son mis temas, son canciones de mi ventana. Cuando mi mamá estaba enferma, yo hacía las canciones como rezos, o para darle fuerzas. Sentía que lo que tenía que darle a mi vieja era eso, felicidad, canción. ¿Y no me escucha, está toda entubada? No. Sí Nahuel, te escucha. Y si no te escucha, no importa. Hay muchos modos de escuchar. Algunas canciones vienen directamente de ahí, de esa emoción”, arremete.

Así es como el músico no necesitó sacarse un chip, ni identificar que canciones eran para este proyecto y no servían para Degradé o Los Bardos. Si algo caracteriza a Nahuel Marquet, son sus canciones. Tiene la virtud de que si se escucha una canción que él compuso, no importa con qué marca la haga, porque inevitablemente lleva su sello. En ese sentido dice: “estoy de acuerdo con que hay canciones de Degradé, sobre todo de Balneario, que podían haber sido parte de este trabajo, que están cortadas por el mismo hilo emocional. Lo que necesitaba era ponerme el chip de ahora lo hago. Las canciones siempre estuvieron. Ni tampoco me di cuenta que tenía canciones que no iban ni para Los Bardos ni para Degradé. Yo creo que son pocas las canciones que no irían en esos proyectos. Pero sí, lo que veo es que cuando empieza a pasar esta situación familiar difícil, es que estas canciones empiezan a ser parte de una misma cosa. Yo ya estaba grabando, pero no tenía definidas las letras y algunas otras cosas, y ahí es cuando digo este es mi disco del 2020”.

Sin embargo, insiste es que es imposible hacerlo solo. “Quizás lo que uno hace solo en estos casos es tomar las micro decisiones, elegir las canciones y ser el que decide los arreglos”, aclara. Hizo las canciones, grabó muchos de los instrumentos y, cuando estaba todo más o menos armado, se metieron con Dani Pérez en el estudio Audio Buró a grabar los instrumentos. Allí, invitó a un montón de gente para grabar estos temas. El mismo Pérez, Guido Benvenuti, Martín Ledesma, Cintia Venier, Valentín Donadío e Inti García. Y luego, cuando se dictaminó la cuarentena, encerrado en su casa grabó todas las voces. Diez, quince tomas de las voces. “Me encanta cantar una y otra vez los temas”, afirma. Y hacia el final, la mezcla también la hizo con Dani Pérez.

El disco puede escucharse en plataformas digitales. Aquí un enlace: open spotify

Dejá tu comentario