Deportes | Benjamín | Asociación Rosarina de Fútbol | Mario Gianmaria

Mario Gianmaria: "Esto llegó a un límite insostenible"

A raíz del caso Benjamín Biñale, nene baleado el sábado pasado en la cancha Pablo VI. El presidente de la Asociación Rosarina de Fútbol decidió parar la pelota por este fin de semana. El histórico referente señaló que "así no se puede seguir más".

Benjamín Biñale pelea por su vida, vale recordar que es el chico de 8 años que se preparaba para jugar al fútbol el sábado 17 de agosto en el club Pablo VI de la zona oeste de Rosario cuando recibió una bala perdida en la cabeza. El último parte médico fue alentador, y el nene ya empezó a mostrar signos de recuperación como por ejemplo agarrarle la mano a su padre, sin embargo continua sedado y con cuidados extremos.

A causa de la magnitud del hecho violento y la falta de respuesta por parte de las autoridades locales. La Asociación Rosarina de Futbol decidió este jueves por la noche suspender toda actividad vinculada a la Liga Rosarina por este fin de semana. Sobre la medida tomada, Versión Rosario dialogó con Mario Gianmaria, máximo dirigente que comanda el fútbol local.

En la entrevista Gianmaria advierte que esta problemática de inseguridad se viene dando de manera constante en diferentes clubes de Rosario. Al mismo tiempo sostiene que desde la Asociación Rosarina no pueden hacer más que denunciar estos casos y exigir medidas eficientes a los responsables de la seguridad en la ciudad.

¿Finalmente se llegó a la decisión de suspender?

Así es. En la reunión que anoche tuvimos con los clubes de la Liga Rosarina se expusieron los pormenores del encuentro que mantuvimos con los funcionarios de seguridad y deporte de la provincia, a raíz del caso del chico baleado en Pablo VI. Luego pasamos a analizar lo sucedido con los representantes de los clubes de la ciudad y se decidió por unanimidad suspender para este fin de semana todas las actividades deportivas que incluyen al fútbol infantil, juvenil, mayores, femenino y futsal.

¿Por qué cree usted que se llegó a este punto?

Lo que le sucedió a Benjamín Biñale fue el detonante de los distintos episodios de inseguridad que viven los clubes diariamente. Los robos, vandalismos y saqueos en las distintas instituciones deportivas son hechos casi cotidianos. Todas las semanas tenemos algún dirigente que nos cuenta que sufrió algún tipo de hurto en su club. Y prácticamente las instituciones no tienen soluciones a estos tipos de problemas. Hasta el punto que los propios deportistas deben tener cuidado cuando van a practicar alguna actividad ya que muchos son víctimas de las sustracciones de objetivos personales. Esto llegó realmente a un límite insostenible, y nosotros, como entidad deportiva, no tenemos la potestad para resolver estos conflictos. La solución tiene que venir de los responsables del área de seguridad.

¿Cuál es la respuesta que obtuvieron por parte del área de seguridad?

Uno agradece la convocatoria de los distintos funcionarios a la mesa de diálogo, pero las soluciones no aparecen. Anoche fuimos a escuchar y terminamos expresando nuestra problemática, que en muchos casos era desconocida por los funcionarios. Así que quedamos en tener un diálogo más permanente y el martes que viene nos volvemos a reunir. Esperamos que se lleven acciones concretas y que lleven más seguridad a los clubes.

¿Hoy por hoy ustedes sienten la falta protección en los eventos deportivos que se desarrollan cada fin de semana?

Y hay un gran ausentismo de efectivos policiales en cada fecha. Ya que las instituciones pagan un servicio de seguridad que abonan cada semana con 72 horas de anticipación a cada fecha. Como estas tareas se cubre con los efectivos que están de franco, muchas veces no se cumple con el número requerido de personal. Muchas veces no podemos contar con la cantidad necesaria de policías para abarcar todos los eventos que se desarrollan durante un sábado y un domingo. Pero las autoridades de la provincia se han comprometido a reforzar el personal.

¿Fue difícil tomar la decisión de parar la pelota por esta fecha?

Todos los clubes se han sensibilizado con el caso de Benjamín. Todos los dirigentes y las familias que integran la Rosarina apoyaron la medida. El mensaje que queremos dar a la sociedad con esta medida es que estamos realmente preocupados y movilizados para exigir una respuesta, a quienes la deben dar, que en este caso son las autoridades de seguridad.

Por lo que usted pudo recabar, ¿Hay otros clubes donde se repliquen hechos similares al del fin de semana pasado en Pablo VI?

En eso hay que tener un cuidado muy grande porque se puede estigmatizar a los clubes por su ubicación geográfica. Nosotros entendemos que el deporte es un derecho social que se debe desarrollar en cualquier ámbito. Toda esfera social tiene la potestad de realizar alguna actividad vinculada al deporte. Pablo VI hace 26 años que está radicado en esa zona de la ciudad y lamentablemente este fue el primer hecho violento que suscita en el lugar. Tenemos que separar estas acciones aisladas de inseguridad de la vida cotidiana los barrios donde se sitúan los clubes.

¿En principio, la medida se tomará solo para este fin de semana?

Si, esta no va a ser una medida permanente de momento. Solo por este fin de semana.

¿Ha podido comunicarse en las últimas horas con la familia Biñale para saber cómo continua el estado del niño baleado?

Si. Estoy en contacto permanente con la familia, ya sea presencialmente en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela (donde está internado) o bien por teléfono. Estoy apoyando y deseando principalmente que el chico salga pronto de esta difícil situación y que pueda volver a la casa para continuar con su recuperación. En la última conversación que tuve con el entorno familiar, me decían que Benjamín había presentado unas leves mejorías dentro del cuadro complicado de salud en el que se encuentra.

¿Tiene prevista una nueva reunión con los funcionarios locales para la próxima semana?

Si, el martes nos volveremos a reunir con los responsables del área de seguridad. La idea es continuar con el plan de medidas a llevar a cabo. Porque además no queremos que estas problemáticas se interrumpan con el cambio de gobierno que se realizará a fin de año. Nuestra intensión que los actuales funcionarios dejen un trabajo planificado para los que asuman. Y así no tener que explicar y empezar de cero con las próximas autoridades.

Dejá tu comentario