Política | Marina Magnani | Concejo Municipal | política

Marina Magnani: "Los valientes de Twitter después nunca dan una discusión"

La concejala defendió la política de acuerdos y coordinación con el oficialismo municipal para atender la pandemia. Industria y transporte en la agenda legislativa.

Desde su posición de vicepresidenta segunda del Concejo Municipal, la militante peronista intenta tender puentes entre los ediles y el Ejecutivo local. En un Palacio Vasallo atomizado en 15 bloques políticos, la referente de La Cámpora reivindica la articulación lograda para auxiliar a los sectores más afectados por la pandemia. Sin bien su espacio no forma parte del Frente de Todos en el cuerpo legislativo, apuesta a un esquema de unión para las elecciones del 2021. En contacto con Versión Rosario, Magnani exigió sincerar la crisis y debatir una nueva modalidad en el transporte urbano de pasajeros de la ciudad: “se debe admitir que por mucho tiempo el sistema va a estar garantizado por el Estado”.

-¿Cómo fue el trabajo legislativo en el Concejo ante la irrupción del coronavirus y sus consecuentes restricciones?

-La dinámica virtual no disminuyó el trabajo legislativo, al contrario, lo incrementó. Por un lado surgían muchas propuestas vinculadas al contexto de pandemia, resolver situaciones que emergían y había muchos proyectos tendientes a solucionar situaciones puntuales de un sector. A esto había que sumarle todo el trabajo de gestión ya que muchos de los organismos públicos a los que la gente concurre estaban cerrados, entonces concejalas y concejales fuimos un vínculo de gestión. En mi caso particular y en el de los concejales que tengo relación la verdad que fue muy intenso el trabajo, como auxiliares de todos los niveles del Estado para resolver problemas.

-¿Esta buena articulación derivada de la pandemia se podrá replicar en un año electoral como el 2021?

-Es muy apresurado decir qué va a pasar el año que viene. El momento electoral exacerba todas las posiciones y hace más difícil mostrar puntos de acuerdo. Pero en este año que se dio la emergencia sí hubo una buena articulación, con la excepción de gente contada con los dedos de la mano. Son los valientes de Twitter que después nunca dan una discusión, nunca discuten en comisión, tampoco en los ámbitos institucionales; pero después son los héroes de Twitter.

Son los valientes de Twitter que después nunca dan una discusión, nunca discuten en comisión, tampoco en los ámbitos institucionales; pero después son los héroes de Twitter

-En temas centrales como el nuevo sistema de transporte, ¿creés que va a haber una apertura del intendente a las propuestas de los concejales?

-En ese tema creo que hay muchas miradas, pero con los concejales que hablé mayoritariamente coincidimos en que de las crisis surgen oportunidades. Del sistema de transporte de Rosario nadie estaba conforme con cómo estaba pensado en términos estructurales. En nuestro caso siempre fuimos críticos de cómo estaban pensados los recorridos, del aislamiento que tenían los barrios de la ciudad. Yo propuse una línea que circunvale la ciudad para que haya una vinculación de barrio a barrio y que de norte a sur se pueda recorrer la ciudad en 15 minutos. El sistema está pensado con un criterio vetusto, medio obsoleto. Del centro a los barrios era un esquema que en algún momento era rentable para las empresas, después dejó de garantizar rentabilidad y finalmente el Estado, en este contexto de pandemia, termina haciéndose cargo casi totalmente del sistema. Yo creo que es un momento donde se debe admitir que por mucho tiempo el sistema va a estar garantizado por el Estado, con una mirada metropolitana, que vincule barrio a barrio, que haga más eficiente el tiempo del usuario y esas son las discusiones que nosotros estamos dando.

Yo propuse una línea que circunvale la ciudad para que haya una vinculación de barrio a barrio y que de norte a sur se pueda recorrer la ciudad en 15 minutos. El sistema está pensado con un criterio vetusto, medio obsoleto

-¿Cuál es el otro gran tema que tienen desde el Concejo para articular con la intendencia?

-El otro punto importante es cómo generamos condiciones para la producción y el trabajo. Creemos que Rosario tuvo el desarrollo de un determinado tipo de industria, fundamentalmente impulsada por la actividad agropecuaria y la construcción, pero que se desestimaron otro tipo de industrias que la ciudad tiene mucho potencial para crecer, generar riqueza y mano de obra. Por ejemplo las industrias tecnológicas o la industria audiovisual. Hemos presentado proyectos al respecto, pero creo que el enfoque en años anteriores siempre estuvo puesto en todas las industrias derivadas del agro. Hay que pensar desde el Estado cómo potenciamos la radicación de otro tipo de industrias con una mirada estratégica desde el municipio para tener un proyecto autónomo de desarrollo.

-¿Dónde creés que estará tu espacio político participando electoralmente en el 2021?

-Creo que vamos a seguir en el esquema del Frente de Todos, fue un aprendizaje que se hizo con el macrismo donde todos los sectores progresistas, peronistas y con una mirada popular entendimos que sin un esfuerzo de unidad el país queda expuesto a la peor expresión del neoliberalismo. Una secta de empresarios fugadores seriales de divisas y con una mirada de piratería del Estado. Fue una rapiña lo que hicieron con el país con endeudamiento, hambre, destrucción de los índices sociales. Me parece que hubo un aprendizaje y creo que las disputas el año que viene se deberían dar dentro del Frente de Todos y que deberíamos apostar a mantener ese esquema de unidad. Con internas, con divergencias, pero apostar a que el Frente de Todos siga siendo el espacio que nos contenga.

Dejá tu comentario