Actualidad | Luis Rubeo | Coronavirus en Santa Fe | Miguel Lifschitz

Luis Rubeo: "Lifschitz privilegia su posición política y personal"

El diputado provincial le endilgó al ex gobernador no colaborar con la gestión de Omar Perotti. Resaltó las figuras de Pablo Javkin y Emilio Jatón como articuladores de políticas frente a las necesidades conjuntas que plantea el coronavirus.

Desde su militancia peronista, Luis Rubeo conoce de lealtades y traiciones. No sólo entre “compañeros” sino también ante los adversarios coyunturales que plantea la política. De gran relación y amistad con dirigentes de otras escuderías, se define como constructor consensos. En diálogo con Versión Rosario, reivindicó las acciones que desde la oposición fortalecen la gobernabilidad y recordó su rol como presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe durante el gobierno de Antonio Bonfatti: “tenía toda la legitimidad para plantear sus necesidades”.

-¿Cómo avanzan los consensos de la Cámara de Diputados frente a este contexto de emergencia?

-En cuanto a la pandemia todos estamos trabajando para tratar de estar en las mejores condiciones. Yo creo que los bloques, en su gran mayoría, están a la altura. Lo que me preocupa es la actitud de algunos legisladores, que ahora alegremente plantean subsidios para tal o cual sector y no dicen de dónde va a sacar los recursos. Muchos de ellos pertenecientes al Frente Progresista, bloque que se negaba sistemáticamente a darle recursos al gobernador. No se puede estar diciendo que se les dé plata a determinados sectores de la economía provincial y luego negarle los recursos al gobernador y sobretodo cuando este Frente que gobernó la provincia nos ha dejado con una deuda notable en lo que se refiere a la deuda consolidada y a la flotante que superan los 60.000 mil millones de pesos.

-Como ex presidente de la Cámara de Diputados ¿Qué actitud ves hoy en Miguel Lifschitz presidiendo una mayoría opositora?

-La actitud política de Miguel Lifschitz conduciendo la Cámara de Diputados hoy es absolutamente distinta a la nuestra. Nosotros entendíamos que el gobernador de ese momento, que era Antonio Bonfatti, tenía toda la legitimidad para plantear sus necesidades porque había sido legalizado por la voluntad popular. Nosotros no eramos quién para negarle las herramientas, podíamos estar de acuerdo o no con las iniciativas, lo que no podíamos hacer era trabarle el funcionamiento del gobierno.

-¿Y ahora qué sucede?

-Ahora Lifschitz privilegia la posición política y fundamentalmente su posición personal como ex gobernador por encima de las necesidades que tiene Omar Perotti. El gobernador tiene la misma legitimidad que tuvieron sus antecesores.

-¿En este contexto le resultará difícil a Perotti avanzar en los proyectos que planteó en la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatuta?

-Como oficialistas haremos el esfuerzo posible, somos un bloque minoritario con tan solo 7 legisladores. El Frente Progresista tiene una amplia mayoría, conducida justamente por Miguel Lifschitz, habrá que ver cómo se llega a los acuerdos necesarios. Desde nuestra voluntad va a estar todo dispuesto para llegar a los consensos que permitan que las leyes se sancionen, sobre la base que sean leyes que no pierdan el espíritu que el gobernador necesita. Porque a veces se acompaña y se dice que se votan leyes, pero cuando uno ve el articulado de cada una de ellas son absolutamente contrarias a las propuestas del gobernador.

-¿Cómo observás la relación entre Perotti y los intendentes de las dos ciudades más importantes de la provincia?

-Hay una gran voluntad política, tanto de Emilio Jatón como de Pablo Javkin. Estamos hablando de dirigentes importantes, más allá que sean de fuerzas políticas distintas. Además del gran acompañamiento del gobernador, privilegiando las necesidades de cada una de las ciudades por encima de la voluntad personal. También hay una necesidad, y es que hoy los recursos son tan finitos que si no se trabaja en conjunto Municipio con Provincia y Provincia con Nación es muy difícil tener capacidad de respuesta.

-¿Qué opinás de las críticas que han surgido de sectores económicos y políticos a la extensión de la cuarentena dispuesta por Alberto Fernández?

-La actitud tomada por el presidente es de una altísima responsabilidad con respecto a un jefe de Estado. Supo tomar la decisiones correctas en el momento adecuado. Si el Gobierno nacional no hubiese dispuesto el aislamiento me parece que la situación, el nivel de contagio de la población y la muertes que tendríamos que estar lamentando serían otras. Estoy seguro que esos mismos sectores que hoy critican al gobierno son los mismos que en algún momento destruyeron al aparato del Estado, bajaron el rango del Ministerio de Salud a Secretaría. Gracias a Dios que no estamos conducidos por ellos, sino esta pandemia hubiese sido lamentable para la República Argentina. Estoy muy satisfecho con la actitud de Alberto Fernández, con la relación que mantiene con los gobernadores independientemente del signo político y también del entendimiento que sostiene con nuestra provincia a través de Omar Perotti.

Dejá tu comentario