Actualidad | coronavirus | Fútbol sin público | Fútbol Argentino

Los relatores y la difícil tarea de transmitir las emociones del fútbol en partidos sin público

Periodistas de la ciudad explicaron el condimento que agrega la gente desde las tribunas y cómo ayuda a la hora del relato. También coincidieron que el hincha se bancará quedarse en su casa con tal de que vuelva a rodar la pelota.

Argentina es uno de los pocos países donde los hinchas del fútbol representan gran parte del espectáculo que se vive todos los domingos en una cancha. Ya se sabe que cuando vuelva el fútbol los fanáticos no podrán alentar a sus equipos desde las tribunas. Esto, ¿hará más aburridas las transmisiones que se viene cuando se retome la actividad futbolista?

Para saber sobre la incidencia del público en un partido, VersiónRosario le consultó a los especialistas de transmitir las emociones en un partido sobre el nuevo marco que se viene: partidos sin hinchadas y solo con los gritos de los protagonistas dentro del campo de juego.

Julián Bricco, periodista deportivo de la ciudad e histórico relator de la empresa Torneos y Competencias (productora que transmitió en exclusiva durante más de 20 años los partidos de primera división del fútbol argentino), se refirió a la modalidad que se viene y comentó que no es grato jugar sin público ya que lo consideró un actor importante a la hora de relatar un partido por televisión. El marco que le da la gente “es único”, según Bricco. Por otro lado, sostuvo que la gente entiende lo que sucede porque es algo extraordinario, pero asegura que una vez que el Covid-19 pase, los hinchas se van a impacientar por volver al tablón.

-¿Qué significa el público para un relator?

-Para nosotros lo primordial es un partido con público. Un partido sin público es como que falte la pelota en un campito o como un asado acompañado con agua. El asado va con vino, es así de sencillo. Relatar sin gente le quita todo tipo de emoción al juego, la gente es música para los odios del relator. Si no tenés esa música es muy feo relatar.

-En un día de partido, ¿qué lugar le das al público?

-En una transmisión la gente es todo, y más en el fútbol argentino. Imaginate en una cabina de transmisión sin sentir el bullicio de la gente y solo escuchando a los jugadores o al ruido de la pelota. Es importantísimo que haya público y que el relator pueda evidenciar eso, aparte te motiva, es como si vas a realizar una obra de teatro y las butacas están vacías, se complica así. Yo me fijo mucho en la gente, porque ellos te dan el termómetro del partido.

Julián Bricco junto al comentarista deportivo y pareja de transmisión, Damián Trillini.

-¿Cuál es tu experiencia relatando estos tipos de partido y qué anécdotas te dejaron esos encuentros?

-Yo siempre le busco la vuelta, soy de los que ven el vaso medio lleno. Cuando tocan estos partidos, les digo a los sonidistas que me aumenten el sonido del campo y de los bancos, entonces me centro en lo que puedo llegar a escuchar allí y también voy relatando a la par de los que dicen los técnicos, que a su manera también relatan el partido con las indicaciones a los jugadores. Me acuerdo un partido en el que dirigía Caruso Lombardi a uno de los equipos, no me acuerdo bien el club no el año, pero Caruso ese día no paraba de relatar lo que pasaba en el campo y lo que hacía yo era prácticamente dejarlo a él como si fuese el relator, era muy gracioso porque Caruso es de esos técnicos que te dan algo más. Relataba un rato él y un rato yo. Por eso siempre le digo a los técnicos que cuando no hay público, que me suben todo lo posible “el perro” (micrófono que está ubicado en los bancos de suplentes que por su forma es denominado de tal manera).

-Por lo que has vivido en las canchas del país, ¿jugar sin público beneficia o perjudica a alguno de los dos equipos?

-Acá voy a entrar en una contradicción, porque yo siempre digo que la gente no juega, pero el hecho de que Central y Newell’s jueguen sin público, puede beneficiar a aquel equipo chico que sabe que no va a tener el marco del local. También cabe destacar que hay equipos y jugadores que no sienten la presión y prefieren ese marco adverso.

-¿Cómo crees que el hincha argentino va a tomar la decisión de jugar sin público por un tiempo relativamente largo?

-Lo va a tomar en principio bien, porque entiende que es una cuestión sanitaria por el caso excepcional de la pandemia. Ahora, una vez resuelto este tema del coronavirus, el público va a exigir volver. El futbolero quiere ver fútbol, por ahora no le va a importar que vuelvan los partidos sin gente.

En radio, “la presencia del público es fundamental”

Así lo asegura, Alejandro Mangiaterra, relator de Radio 2 (AM 1230) desde el 2013. Para el nacido en Casilda, el hincha es ese “condimento extra“ que le pone picante a las transmisiones radiales.

¿Qué significa el público para un relator de radio?

-Para nosotros el público es básicamente la gente a la que hablamos, porque los que van a la cancha también son nuestro nicho de audiencia. Antes por ahí se veía más personas con la radio en la cancha siguiendo lo que sucedía, hoy llegamos al hincha a través de las aplicaciones del celular. Para la estética de la transmisión de radio, la presencia de los hinchas es fundamental y prioritaria, el clima, la tensión del relato, la emotividad, todo eso te lo marca la gente. En los últimos tiempos se dejó de ver el público visitante en los estadios y eso en un punto hizo que mermara la efusividad de los goles del visitante.

Ale Mangiaterra junto a sus compañeros de Radio 2, Lalo Falcioni y Javier Cigno

¿Qué recuerdos tenés de los partidos sin público que te tocó relatar?

-La verdad que es feo, por un lado te sentís un privilegiado de poder llevarle a la gente el testimonio preciado de lo que sucede, pero no hay clima ni hay sensación de partido, parece un amistoso. Además, los goles muchas veces se gritan con otra intensidad. Esto ya venía pasando con el tema de jugar sin hinchada visitante, por ejemplo, me tocó relatar el clásico del gol de Maxi Rodríguez en el minuto 93’, en cancha de Central (ese día Newell’s ganó 1 a 0), y me tocó gritarlo con todas las fuerzas pero el clima de la cancha no acompañaba, y eso redunda en el resultado final del relato, porque sin el apoyo de la gente parece que lo gritas con poca fuerza.

¿La radio pierde la magia con esto?

-Sí, se pierde un poco de esa magia de las transmisiones de radio y uno debe complementar con algo extra para evitar que el oyente se aburra, porque muchas veces el bullicio de la gente juega como condimento extra.

¿Cómo imaginas que el hincha de la ciudad va a reaccionar tras la medida de jugar sin gente en los estadios?

-Lo primero que te digo es que el hincha medio del Argentina quiere que el fútbol vuela como sea, en cuanto a la gente de Newell’s y de Central puede ser que estén un poco más impacientes por esto porque son públicos que llenan sus canchas todos los fines de semana. Yo creo que esto solo ocurre en las ciudades donde están los equipos fuertes, por ahí en aquellas zonas de ciudades chicas o pueblos, la gente ya se acostumbró a verlos por tele. Hoy, sin dudas, el primer reclamo es que vuelva ya el fútbol, luego será que vuelva el público.

Dejá tu comentario