Actualidad | Anses | Corte Suprema de Justicia |

Lo ordenó la Corte: desesperado pedido de una joven por la jubilación de su papá

El hombre sufrió una accidente doméstico en 2009 y desde entonces su salud se deterioró sin pausa. Su familia denuncia que Anses "pone trabas" para pagar los haberes correspondientes.

Todo el pesar de este hombre, oriundo de Villa Gobernador Gálvez, comenzó en julio de 2009, cuando se electrocutó realizando un trabajo doméstico. Tras peregrinar por distintos consultorios médicos en búsqueda de una respuesta por el fortísimo dolor que sentía en el brazo, recién al tiempo logró determinar que tenía múltiples fracturas en el hombro, producto de una violenta caída.

Pasó por al menos cuatro cirugías con las que los médicos pretendían salvar o recuperar la movilidad en el brazo y por ese devenir entre quirófanos y rehabilitaciones se le desataron otras complicaciones neurológicas, vinculadas al estrés. Fue diagnosticado, según relata Rebeca en el video, con dolor neuropático crónico y síndrome ansioso depresivo. Por lo tanto, hasta la fecha se encuentra en tratamiento clínico, psicológico y psiquiátrico y sigue medicado por estas patologías. "Entre 10 mil y 15 mil pesos gasta en medicación por mes. Sobrevive con la ayuda que le dan desde una iglesia a la que asiste, con los aportes que hacen sus hijas y yernos", añade la joven.

Desde hace 5 años dejó de trabajar ya que no puede concurrir a la empresa en la que se desempeñó durante 20 años "por las fobias y ataques de pánico que padecía".

Trámites y más trámites

Fue en 2014 cuando iniciaron los trámites de jubilación por discapacidad. En julio de 2017 el hombre viajó junto a su esposa a Buenos Aires, mantuvieron una audiencia con la Corte Suprema de Justicia. Un año y medio después, en diciembre de 2018, el máximo tribunal dictamina que "mi papá sí puede acceder a la jubilación por invalidez. Y el porcentaje que le dan es mucho más que el que anteriormente le habían dado", relata Rebeca. Según agrega la joven, Anses tenía 120 días hábiles para empezar a pagar esa jubilación. Ese plazo se cumplió en abril de 2019. Estamos a septiembre de 2020 y no tienen novedades sobre el pago.

"Anses Rosario tiene el expediente de mi papá, siempre nos dieron vueltas. Lo último que nos dijeron era que estaba en liquidación, que faltaba poco. Luego nos agarró la cuarentena y ahora que empezaron a activar nuevamente nos siguen poniendo trabas, como pedirnos la copia digitalizada del documento", se queja Rebeca.

Por último, y haciendo hincapié en la insostenible situación de salud por la que el hombre atraviesa con todas estas idas y vueltas, Julieta implora: "Lo único que queremos es que Anses empiece a pagar, tanto la jubilación como el retroactivo. No pedimos limosnas, ni planes, ni subsidios".

Dejá tu comentario