Entretenimiento | Rosario | Productores locales | Cultura en Rosario

Las vicisitudes de producir en Rosario

Nos comunicamos con seis de los productores de espectáculos más destacados de la ciudad para hacer un balance del año que pasó y charlar de las expectativas, entre otros temas, de la industria del entretenimiento en nuestra ciuadad para el 2020.

En los últimos años la moneda en argentina sufrió embates que llevaron a una crisis social en todos los aspectos. Cuando se habla de recortes, el mundo del espectáculo es uno de los primeros espacios que sufre bajas. Es por eso que durante el 2019 destacamos muchísimas producciones independientes locales que enfrentan la crisis con creatividad y trabajo, sin olvidarnos de las apuestas de mayor escala y estructura, ambas fundamentales para el desarrollo de la cultura de nuestra ciudad.

Son muchas las vertientes que existen al momento de definir políticas de producción en este sentido. Desde espacios aptos para la realización hasta el rol del estado, pasando por el precio de las entradas y la participación activa de artistas locales. De eso y algo más pudimos hablar con Gastón Abiad, Sergio Grimolizzi, Ricardo Alongi, Claudio Joison, Gustavo Granato y Ariel Jokanovich, quienes con diferentes graduaciones y propuestas, son protagonistas de un segmento de la industria del entretenimiento local.

Ventajas de producir en Rosario

Para producir a los niveles que lo hacen estas empresas, no solo hace falta conocer el paño y ser buen empresario. También es fundamental entender el punto geográfico, el caudal de personas y la infraestructura con la que se cuenta en la ciudad, por ejemplo. En ese sentido, todos los entrevistados ven con buenos ojos el posicionamiento de Rosario en el plano nacional. “Sea del género que sea, Rosario es una ciudad a la que todos los espectáculos nacionales vienen a presentarse, y eso no ocurre en todos lados”, dice Gustavo Granato, responsable de All Press producciones. Ricardo Alongi, quien se dedica fundamentalmente a producir obras de teatro, aporta que estar cerca de Buenos Aires tiene sus beneficios, “por ejemplo el costo del trasporte para otras plazas del interior, es altísimo. En cambio nosotros, estando cerca de capital, tenemos un costo mínimo de transporte”, puntualiza.

...el costo del trasporte para otras plazas del interior, es altísimo. En cambio nosotros, estando cerca de capital, tenemos un costo mínimo de transporte

El interés de las personas también es un factor evaluable. En ese sentido, la productora que lleva adelante Gastón Abiad también produce fuera de Rosario. Es por eso que en cuanto a beneficios, entiende que la afluencia de público rosarino es mayor que en otros puntos del país. “Sin duda que el caudal de gente es un beneficio. No es lo mismo producir en Rosario o Córdoba que en Santa Fe o San Juan”, explica. Pero, ¿es posible producir sin los elementos adecuados? Claro que no. Artistas de nivel nacional, que precisamente sus espectáculos movilizan muchísimas personas, requieren exigencias de armado que no todas las plazas del país consiguen tener a mano. En ese plano el productor Sergio Grimolizzi aclara: “tenemos a favor que en la ciudad hay proveedores de lo que es técnica (luz, sonido, video) de primera línea a nivel nacional, y también buena hotelería”.

2019, año de crisis monetaria. ¿Cómo se proyecta el 2020?

Respecto a la evaluación que hacen sobre cómo fue producir espectáculos en Rosario durante el 2019, coinciden en que el panorama electoral y la variabilidad en el cambio de la moneda afectaron notablemente. “Fue muy difícil por la situación económica, que se fue deteriorando mes a mes” dice Claudio Joison y aclara argumentando que “nuestra productora a lo largo de los años se especializó en artistas internacionales, y se hizo muy difícil sostener las dos devaluaciones -2018 y 2019- que nos encontraron con shows como Silvio Rodríguez, Caetano Veloso o Richard Marx y hubo que trabajar muchísimo para llevarlos adelante. Incluso contando con el apoyo de los artistas que entendieron la situación”. En cuanto a la proyección, prefiere ser prudente, “no tenemos todo absolutamente confirmado, pero es posible que hagamos algo internacional, algo de Disney, y stand up”.

En sintonía, acuerdan en que se debe trabajar desde fines del año anterior, y surge en los diálogos la problemática del precio de las entradas. Claro que, la mayoría de las cosas tienen su punto final –o en el comienzo- con la devaluación económica. “La proyección para este año es de incertidumbre. Me parece que tenemos que recuperar el valor de las entradas, pero tampoco la gente está en condiciones de que aumentemos mucho” expresa Ricardo Alongi y continua diciendo que “respecto a años anteriores la asistencia al teatro bajó casi un 50%, y el valor de las entradas actuales está también un 50% debajo de lo que deberíamos cobrar” en la misma línea Grimolizzi explica: “la realidad es que todos los costos subieron y las entradas no se pudieron actualizar en la misma proporción porque se hubiese pronunciado aún más la caída en la venta de tickets”.

La proyección para este año es de incertidumbre. Me parece que tenemos que recuperar el valor de las entradas, pero tampoco la gente está en condiciones de que aumentemos mucho

Gastón Abiad declara que más allá del contexto particular por la cantidad de elecciones que vivió la provincia de Santa Fe y el tipo de cambio en la moneda, su empresa ha tenido un año muy bueno, “con la particularidad de que no solo producimos en Rosario sino también en Ciudad de Buenos Aires y todo el interior del país, el balance es siempre positivo”. La proyección que hace Abiad sigue siendo optimista, “sobre fines del 2019 pudimos poner a la venta los shows de dos artistas internacionales como Chayanne y Cristian Castro y lanzamos nuestro propio festival para Febrero en Funes. Además tenemos cinco artistas cerrados para la ciudad y varias giras nacionales” adelanta. Alongi en cambio también es más prudente, sobre todo porque las compañías durante el verano tienen la apuesta fuerte en los centros turísticos, y luego salen al resto del país. De todos modos, asegura que Les Luthiers va a presentar su nuevo espectáculo en Rosario aproximadamente a mediados de año.

recitaljovenes.jpeg

Rol del Estado

La regulación de espacios en cuanto a proporciones, habilitaciones y diferenciar los diferentes sitios donde se realizan espectáculos no es un tema menor. Por ejemplo, no es lo mismo un evento al aire libre en el hipódromo o el anfiteatro, que un show de un artista en ascenso para poco más de mil personas en un lugar cerrado. “Es ahí donde también se debe trabajar en cuanto al rol del Estado”, entiende Abiad, “antes que nada regular la actividad y luego comprensión y apoyo”, sentencia. Ariel Paulista forma parte de la productora Asfalto, que en general apunta a presentar espectáculos musicales de artistas en ascenso, que representan la renovación de la escena nacional. Desde su engranaje incipiente en el mundo del entretenimiento dice que no encuentran mayores trabas, y están bastante cómodos como productores, aunque reconoce que “el año pasado fue un año electoral, y en algún momento hubo una tensión con algunos shows gratuitos (en su mayoría organizados por la provincia) que coincidían en los mismos horarios y estilos, por lo que competían con los privados de una manera algo injusta y desproporcionada” así es que desde ese rasgo cree que las producciones del estado no deben competir con las de los privados, en cuanto a fechas, horarios y contenidos.

Es fundamental que el Estado fomente y apoye a los artistas que no se pueden mostrar de otra manera. Ahora, que el estado salga a comprar shows de artistas que pueden trabajar de forma privada, es un tema para discutirlo

Algo similar plantea Joison, al entender que el estado no debería ser competencia, “pero tampoco está mal que el estado haga llegar cultura a la gente”, aclara y sigue: “es fundamental que fomente, que apoye a los artistas que no se pueden mostrar de otra manera. Ahora, que el estado salga a comprar shows de artistas que pueden trabajar de forma privada, es un tema cuanto menos para discutirlo”. “Regular, controlar y (en lo posible) apoyar a nuestra actividad” es lo que entiende Granato desde All press sobre el rol del estado. “¿Por qué digo apoyar?”, se pregunta y contesta: “porque la producción de espectáculos genera muchísimas fuentes de trabajo, en forma directa e indirecta, para la ciudad. Por ejemplo, en un evento como el Festival Bandera trabajan más de quinientos rosarinos (sumado a los cientos que también lo hacen de manera indirecta), además se genera un movimiento a nivel turístico de gran impacto en lo que se refiere a reservas de plazas en hoteles, hostels y gastronomía”.

Ricardo Alongi expande un poco más el concepto de Estado, argumentando que este “no solo tiene que crear buenas condiciones para el espectáculo, sino para todo el mundo”, y relata, “dentro del espectáculo he vivido la hiperinflación, el gobierno de Fernando de la Rúa, pero nunca una cosa tan dañina como esta. Había estancamiento con inflación, vendíamos entradas a precios bajos, lógicos, e igual había estancamiento. Entonces el estado tiene que brindar previsibilidad, que sepamos que va a pasar de acá a un año. Es un jugador primordial en generar base de estabilidad” en la misma paleta Grimolizzi responde que el estado por estos tiempos debe acompañar, pero tiene otras prioridades. “A nivel municipal tuvimos un importante avance hace tiempo con la reducción del derecho de acceso. Lo ideal sería buscar una alternativa para exceptuar Ingresos Brutos a los shows musicales, sería un buen aporte a la actividad para la época de crisis”, sentencia.

Artistas locales

El desarrollo de artistas locales, la seducción de público, el valor de obras producidas aquí es un punto que todavía tiene déficit desde varios planos. Tanto en el teatro como en la música, la productividad y buena calidad es altamente prolífica. Sin embargo, es recurrente el planteo sobre la falta de público y el criterio a la hora de pagar una entrada. Sin que se genere una escena alimentada económicamente desde el circuito local, es difícil sostener producciones que compitan con las que se forjan mediante apoyos monetarios desmedidos.

Innegablemente, si bien todas las productoras prestan apoyo, en la actualidad los artistas locales no son prioridad a la hora de apostar por una producción. Pero la idea está latente. “Los artistas locales están a mano”, argumenta Alongi. “Creo que hay una generación muy buena con buenos actores y buenas producciones. He trabajado con artistas locales, y son muy buenos y trabajan mucho. Se puede aportar, pero vuelvo a las entradas: la gente no está acostumbrada a pagar por un artista local. Si pagan mil pesos por una compañía de buenos aires, por algo de acá no quieren pagar más de trescientos. Y eso es un problema. Ahí se traba la producción con artistas locales”, sintetiza. El resto, destacan que en todos los espectáculos que producen hay artistas locales en la apertura de los shows, sumado a algunas excepciones esporádicas de producciones de algunas bandas o stand up, como el caso puntual de All Press respecto al Festival Bandera donde las las bandas locales tuvieron una participación importante dentro de la grilla.

Creemos que para que crezca la escena local, los artistas locales tienen que salir de Rosario

Sin embargo, a modo de excepción, las productoras más jóvenes apuestan a producir eventos con bandas locales, como también al management y desarrollo de carrera. Tal es el caso de Agua de Río, o de la citada Asfalto. “Indudablemente, una de las áreas de nuestra productora es el desarrollo de artistas locales a nivel nacional”, cuenta Ariel Jokanovich de Asfalto. “Creemos que para que crezca la escena local, los artistas locales tienen que salir de Rosario, y acá se tiene que empezar a tener una nueva ola de artistas referentes a nivel nacional, es súper necesario, y va a suceder”. No solo trabajan con bandas como Los Peñaloza, Caliope Family, Kunyaza y Cortito y Funky sino que extendieron su propuesta a generar espacios nuevos donde puedan mostrarse estas y otras bandas. “Hace unos años sentimos que hacían falta más escenarios para que se genere un circuito local, en 2017 abrimos La Sala de las Artes, en 2018 Mono Club y este 2020 lanzamos el Centro Cultural Guemes donde va haber dos escenarios para diferentes propuestas artísticas en forma simultánea”.

Cupo femenino

Hacia fines del 2019 impulsado por el colectivo de mujeres músicas, el concejo municipal de Rosario aprobó la ordenanza de cupo femenino que garantiza la paridad de género en los escenarios de festivales locales. La normativa resuelve la paridad de género en un 50% hombres y 50% mujeres en los festivales locales.

es una discusión vieja, que se tendría que haber dado hace mucho tiempo atrás

Al respecto, hay opiniones divididas. Jokanovich no tiene demasiado rollo en contestar, y directamente aduce que le parece bien, argumentando que “es una discusión vieja, que se tendría que haber dado hace mucho tiempo atrás”. Alongi entiende que todos los cupos impuestos por ley suelen ser injustos, sin embargo, aclara manifestando que “si no es por ley, evidentemente es complicado, entonces me parece que en este caso no está mal” y Granato dice que “desde hace un tiempo venimos sumando presencia femenina a nivel artístico en cada una de nuestras producciones y pensamos seguir en ese camino, de manera natural, porque así lo creemos y no porque haya una ley al respecto”. En cambio, Gromilizzi y Abiad contemplan otros parámetros. Este último se refiere al tema diciendo “creo que es correcto que el estado tenga la obligatoriedad de incluir cupo femenino, es más, creo que el estado debe tender a la paridad de género. Yo utilizo otras variables que son popularidad y convocatoria. Para mí un negocio excede el género al igual que el talento”. Y Grimolizzi considera que la programación de los festivales privados debe ser de acuerdo a la convocatoria y no por la imposición de tal cantidad de artistas mujeres u hombres. “Si bien prácticamente nuestra productora no organiza festivales, producimos shows durante todo el año. Muchos de esos son con artistas como Jimena Baron, Soledad, Lali, Lila Down, Karol Sevilla y las contratamos por su convocatoria no por ser mujeres” concreta.

Dejá tu comentario