Economía | Corrida Cambiaria | Cambiemos

Las medidas de Cambiemos que transformaron al país en un "casino global"

Un colectivo académico que sigue la política exterior argentina publicó un hilo en Twitter sobre la serie de medidas deliberadas que tomó el gobierno para dejar al país en una extrema vulnerabilidad en materia financiera.

La nueva corrida cambiaria de este lunes volvió a desnudar la fragilidad externa que vive el país desde que asumió la gestión de Cambiemos. Desde OCIPEX, un colectivo académico que sigue y analiza la política exterior argentina, publicaron una serie de tuits para intentar explicar el por qué de una vulnerabilidad que ante cada movimiento político deja a Argentina al borde del colapso.

La cronolgía:

-El 17 de diciembre de 2015, a través de la Resolución General 3819/2015 de AFIP, el gobierno aumentó el límite de compra mensual de 2.000 a 2 millones de dólares y definió que todo nuevo ingreso de divisas del exterior tendría derecho a la libre salida por igual monto.

-El Ministerio de Hacienda y Finanzas, dirigido en ese entonces por Alfonso Prat Gay, eliminó el encaje del 30% por un año cuando se ingresaran capitales del exterior, y redujo el requisito de permanencia de dichos fondos de 365 a 120 días.

-Esta batería de medidas constituyó el impulso inicial para la llegada de inversiones de cartera al país (también conocidas como capitales golondrina, las mismas tienen como objetivo obtener un alto rendimiento financiero en el corto plazo).

-El punto de inflexión se produjo en enero de 2017, momento en que el flamante Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, removió el plazo de permanencia mínimo para las inversiones de cartera en el país.

-Esto último, sumado a una tasa de interés récord y a la relativa estabilidad del tipo de cambio, acabaron por configurar un teatro de operaciones financieras de corto plazo prácticamente sin parangón a nivel mundial.

-De acuerdo ainformes del Institute of International Financie (IIF) y Haver Analytics, la #Argentina fue uno de los principales países receptores de inversiones de cartera en 2016 y 2017 y el 2do en términos de inversiones de cartera/PBI.

-El Council of Foreign Relations consignó que, entre mediados de 2016 y mediados de 2017, #Argentina y #China, solamente, recibieron dos tercios del total de inversiones de cartera destinadas a países emergentes a nivel mundial.

-Según datos oficiales del Mercado Único y Libre de Cambios del Banco Central (BCRA), en el año 2017 arribaron 15.783 millones de dólares en concepto de inversiones de cartera (un 720% más que en 2016), contra apenas 2.497 de inversión extranjera directa.

-Septiembre de 2017 fue el mes récord: el país recibió inversiones extranjeras por 2.776 millones de dólares, de los cuales el 97.1% tuvo como destino al mercado financiero.

-La mayor parte de la inversión de cartera, según el BCRA, no se destinó a acciones sino a la compra de letras y títulos de deuda.¿Por qué? Porque a través de la compra de este tipo de activos los inversores llegaron embolsar ganancias de hasta un 13% en dólares al año.

-En marzo de 2018, bancos y fondos de inversión internacionales cerraron el grifo de dólares para la compra de bonos y títulos argentinos. Esto último, sumado a la suba de la tasa de interés de la Fed y a la desregulación del movimiento de capitales, motorizó la corrida de abril.

-En definitiva, el verano financiero se sustentó en un esquema de apreciación cambiaria producto del ingreso de inversiones especulativas que permitieron mantener momentáneamente cierta estabilidad del balance externo y del tipo de cambio, algo insostenible en el mediano plazo.

-El masivo desarme de posiciones y la fuga de divisas subsiguiente a la corrida cambiaria de abril de 2018 colocaron a la Argentina en una situación de absoluta fragilidad financiera, potenciada por su incapacidad de acceder a los mercados internacionales de crédito.

-La tremenda distorsión provocada por Cambiemos en términos de toma de deuda e ingreso/egreso de capitales golondrina generó una situación de #predefault solo conjurable por los 57 mil millones de dólares comprometidos por el Fondo Monetario Internacional

Dejá tu comentario