Actualidad | Secretaría de Salud Pública | Crisis Económica

La Salud pública colapsada: un millón de consultas en lo que va del año

La Municipalidad brindó cifras y números que alarman en materia de Salud. Hay 72 mil nuevos pacientes desde el 2018 a esta parte y una incesante demanda en los efectores públicos de la ciudad. 

La Salud pública de Rosario está colapsada. La crisis económica empujó a miles de rosarinos a dejar las clínicas y sanatorios privados para atenderse en los distintos efectores y hospitales que funcionan con recursos del Estado. Los registros de la Municipalidad dan cuenta de cifras inéditas: entre enero y agosto se concretaron un millón de consultas en los más de cincuenta centros de salud que están distribuidos por todos los distritos. Se trata de una estadística inédita. No hay antecedentes de una demanda tan alta.

El dato fue uno de los tantos que se expusieron este miércoles en una reunión que mantuvo la intendenta Mónica Fein con el gabinete social del municipio. El titular del área de Salud, Leonardo Caruana, brindó los números de su cartera. En los primeros ocho meses de 2019 (antes de la última brusca devaluación), la Red de Salud Pública recibió casi 32 mil nuevos pacientes los que se suman a los 40 mil que se habían incorporado al sistema durante el 2018.

En el mismo período de 2017 fueron 880 mil las consultas en los efectores públicos. En 2018 la estadística subió a 945 mil. La demanda creció en un 15% en un lapso de años. Las nuevas 32 mil personas que se incorporaron al sistema este año están contenidas en cinco mil historias clínicas familiares. Sólo en un 12 por ciento de los casos se atienden en la red pública y mantienen su obra social. En tanto, un 80% recaló en los centros de salud luego de haber perdido su fuente laboral y la obra social.

La cuestión social

La secretaría de Desarrollo Social, Laura Capilla detalló que durante el año pasado “se duplicó la ayuda social a familias vulnerables y en lo que va del 2019 el incremento representa un 36% de familias que antes no necesitaban de la asistencia del Estado". Y aclaró que "la población más asistida se encuentra en la franja etaria de los 19 a los 40 años”.

Además, durante el año 2018 se repartieron 16.000 cajas, destinadas a las familias de niños que asisten, en su gran mayoría, a los Centros de Convivencia Barrial, y otras a algunos casos extremos. Pero en lo que va de 2019 “ya superamos las 16.000 cajas entregadas”, dijo Capilla y agregó: “Incrementamos un 40% la asistencia alimentaria a comedores y organizaciones sociales y cada tres meses aumentamos ese presupuesto”.

También resaltó que se sostiene la entrega de “45.000 raciones mensuales en propuestas socioalimentarias, desayunos, almuerzos o colaciones a niños, niñas, jóvenes y adultos que asisten a los Centros de Convivencia”, y destacó que “el 90 % de las actividades sociales que brinda el municipio están acompañada de alimentos, ya que encontramos a chicos y chicas que llegan sin alimentación”

Dejá tu comentario