Actualidad | Hablando Bajo |

La rebelión de los cronistas

No es la primera vez que mencionamos en esta columna los problemas de comunicación que padece el gobierno provincial. Flamante gabinete, coalición que se adapta, crisis económica y pandemia fueron algunos de los atenuantes que le brindaron a Omar Perotti un margen de tolerancia para intentar modificar gruesos errores que se evidenciaron a lo largo de estos meses de mandato en el área de prensa. Pero en los últimos días, lejos estuvieron de subsanarse los cortocircuitos que fueron recurrentes entre periodistas y los asesores del gobernador.

Según versiones, en una de las recorridas del rafaelino en la zona sur de Rosario la tensión irrumpió en el ambiente y los entredichos elevaron la voz de los presentes en más de una oportunidad. Una de las principales críticas de los trabajadores de prensa habría sido el privilegio de algunos medios a la hora de obtener la información de primera mano. Eso sumado al enojo de varios cronistas que acusaron a los organizadores de las convocatorias del Ejecutivo de no brindarle los datos necesarios para poder realizar las entrevistas. Si bien hubo buena predisposición de los presentes para intentar llegar a un acuerdo e intentar aceitar los futuros encuentros, la gota que colmó el vaso habría sido la decisión de las autoridades de subir discrecionalmente a un puñado de noteros a un micro que transportaba a Perotti y en donde los afortunados aprovecharon la exclusiva con la máxima autoridad de la provincia.

Dicen que el corolario del revuelo fue un posterior encuentro virtual entre periodistas donde le habrían puesto nombre y apellido a una asesora de prensa que, en tiempos de campaña, era una encantadora informante del Frente Juntos y ahora se habría convertido en una hostil anfitriona de la gobernación. Según los trascendidos, la mencionada joven estaría alejada de la sororidad y los recurrentes maltratos estarían apuntados principalmente a las reporteras: “Parecía una Angelita pero al final nos pincha las notas con el tridente”.

Dejá tu comentario