Actualidad | uso del casco | seguridad vial | Gustavo Adda

La mitad de las motos que van a parar al corralón es por falta de casco

La cifra surge de analizar los datos brindados por la Dirección General de Tránsito: en el último año se remitieron 13800 motovehículos de los cuales 7200 lo hicieron por haber infringido la normativa que regula los dispositivos de seguridad obligatorios para circular.

En 2019, más de 8500 motos fueron remitidas al corralón en Rosario. De esas, 4500 por falta de casco. Según esas cifras, el 51 por ciento de los motovehículos que terminan en el predio de Moreno y Ocampo lo hacen porque sus conductores no cumplen con uno o más de los requerimientos obligatorios. No usar el casco es una de las transgresiones a la normativa más común en Rosario, como también lo es la falta de documentación vigente para circular.

Los porcentajes se mantienen si se comparan con las cifras del último año. Desde agosto de 2018 a agosto de 2019, 13.800 motos fueron remitidas al corralón, de las cuales 7200, por faltante del casco.

“No se retiran las motos del corralón por falta de dinero corriente”

El titular de la Dirección General de Tránsito de la municipalidad, Gustavo Adda, reconoció la gravedad de la cifra, pero remarcó la reducción que se produjo desde 2014 a la actualidad. Ese año, en el que tomó la conducción del área, el porcentaje de remisiones por esa causal era notoriamente más alto: el 72 por ciento.

moto sin casco 2.jpg

Adda atribuye la merma a varios factores, pero destaca fundamentalmente la ordenanza por la cual se obliga a los titulares de los rodados a realizar un taller de concientización vial, dictado por Felipe Caruso, padre de Daniela, una víctima fatal de un siniestro vial ocurrido el 2 de marzo de 1997 en la esquina de Salta y Oroño. Por otro lado subrayó el aumento de la cantidad de controles y por ende, las multas aplicadas.

Multas a precio dólar

El precio de los combustibles se dispara cada vez que la cotización del dólar sube. El importe de las multas está atado al precio del litro de nafta súper, por lo tanto, en la actualidad se puede pagar hasta 36.000 pesos por cometer una infracción. El artículo 26 de la Ley Provincial Nº 13.169 establece que el valor de la multa se determina en unidades fijas denominadas UF, cada una de las cuales equivale al menor precio de venta al público de un litro de nafta especial. Hoy, 48 pesos en la petrolera YPF.

Por una falta menor deberá pagarse entre 25 y 75 UF. En tanto, las penas más graves (como conducir alcoholizado), pueden costar hasta 750 UF. “Quien juzga la gravedad de la falta es el juez”, explica Adda. “Muchas veces a los conductores se les labra un acta por múltiples infracciones y se les hace muy dificultoso sacar el vehículo del corralón”, analiza, y agrega que la suma del costo del acarreo, el taller y el total de la multa muchas veces equipara el valor de la moto, por lo que no conviene retirarla. “No se retiran las motos por falta de dinero corriente”, sentencia Adda.

controles.jpg

El delito a bordo

Desde agosto del año pasado comenzaron a realizarse controles conjuntos entre la Dirección de Tránsito y efectivos policiales. “Todos los días, desde las 12 y hasta las 3 de la madrugada se realizan operativos en zonas conflictivas en donde, además, se procede a la identificación de las personas para combatir así, la delincuencia. Sabemos que muchos delitos se realizan a bordo de motos”, explicó el funcionario.

Mediciones

Un estudio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) realizado en junio de este año determinó que entre el 2016 y el 2018 un millón de motociclistas empezaron a usar casco. Los resultados de esa encuesta evidencian que el 68 por ciento de los conductores de motos circulan protegidos por el casco.

Dejá tu comentario