Actualidad | quema en las islas | Corte Suprema de Justicia | incendios forestales

La Corte Suprema interviene en la quema de las islas

El máximo Tribunal de Justicia ordenó constituir un "Comité de Emergencia Ambiental" para detener y controlar los incendios. Asegura que afecta la salud y calidad de vida de los rosarinos.

Por unanimidad, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó constituir el “Comité de Emergencia Ambiental” ante los incendios irregulares que se vienen produciendo en el cordón de islas que están frente a la costa de Rosario.

“Declaró su competencia para conocer en una acción de amparo colectivo ambiental, promovida por una asociación civil (“Equística Defensa del Medio Ambiente”) contra el Estado Nacional, las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, y las municipalidades de Rosario y Victoria”, expresa el comunicado del supremo Tribunal.

Asimismo, decidió citar a la Provincia de Buenos Aires y dispuso, como medida cautelar, que ese Estado provincial, así como las provincias y municipios demandados constituyan, de manera inmediata, un Comité de Emergencia Ambiental.

Ver más: Magliocca: "Es imposible que cuidemos toda esa zona sin bajar al territorio"

Este Comité deberá adoptar medidas eficaces “para la prevención, control, y cesación de los incendios irregulares, en la región del Delta del Paraná, utilizando para ello las bases del ‘Plan Integral Estratégico de Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná’ (PIECAS-DP) de 2009”. En 15 días deberán presentar al Tribunal un informe sobre el cumplimiento de la medida ordenada, la constitución del Comité de Emergencia Ambiental y las acciones efectuadas.

La Corte consideró que existen suficientes elementos para tener por acreditado que los referidos incendios, si bien constituyen una práctica antigua, han adquirido una dimensión que afecta a todo el ecosistema y la salud de la población. Señaló además que no se trata en el caso del juzgamiento de una quema aislada de pastizales, “sino del efecto acumulativo de numerosos incendios que se han expandido por la región, poniendo en riesgo al ambiente”.

Ver más: El Concejo y una sesión histórica en la isla

Consideró, en tanto, que el Delta del Paraná es un “inmenso humedal” y, como tal, además de albergar una rica diversidad biológica, es un ecosistema vulnerable que necesita protección. “Con estos incendios, se causa un riesgo de alteración significativa y permanente del ecosistema del Delta del Río Paraná, además de resultar también afectadas la salud pública y la calidad de vida de los habitantes de ciudades vecinas, como la ciudad de Rosario”, añadió.

El gobernador santafesino Omar Perotti valoró la intervención del máximo Tribunal y aseguró que propiciará el contacto "con todos los actores involucrados para reunirnos lo antes posible".

Embed

Encuadramiento legal

La Corte afirmó que la cuestión planteada está contemplada en diversas normas jurídicas, como la ley 26.562, de control de actividades de quema; la ley 26.331, de protección de bosques nativos; la ley 26.815, de protección ambiental en materia de incendios forestales y rurales; la ley 23.919, de protección de los Humedales; la ley 24.295, un Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y la ley 27.520, de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global.

Finalmente, afirmó el Tribunal que “el caso presenta, prima facie, características que permiten encuadrar los hechos denunciados en la figura legal de la emergencia ambiental” y que, en tal contexto, “los incendios deben detenerse o controlarse de inmediato. La intervención de la justicia, en el caso, será para fortalecer las labores de fiscalización por parte de los Estados en el ejercicio efectivo del poder de policía ambiental, en cumplimiento de las leyes ambientales citadas”.

Ver más: Identificaron nuevos focos y el humo puede verse desde la costa

Requirió al Estado Nacional, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires y a las Municipalidades de Rosario y Victoria, el informe que prevé el artículo 8° de la ley 16.986, el cual deberá ser evacuado, en todos los casos, en el plazo de 30 (treinta) días corridos.

Dejá tu comentario