Entretenimiento | La Biaba | Centro Cultural Parque de España | El mismo río

La Biaba: Tango del siglo XXI

El sexteto típico, forma parte de una nueva generación de músicos de tango que reinterpreta el género. Estrenan material titulado 'El mismo Río'. Lo presentan en el Centro Cultural Parque España, este sábado. Hablamos con Lucas Querini (piano, composición y arreglos) sobre el nuevo disco, el presente y el futuro del género.

La escena contemporánea de géneros musicales es múltiple y diversa. Estilos que a priori no se relacionan con espíritus juveniles, tienen su caldo de cultivo en nichos que no llegan a las primeras planas y navegan en un underground alternativo que sostiene y renueva condiciones de sonidos patrimoniales. Tal es el caso del tango. Lejos quedó el taladro emocional de la frase ‘el tango te espera’. Todas las semanas la ciudad se nutre de milongas, y en clubes, bares y teatros alguna orquesta saca a relucir composiciones contemporáneas. En ese sub mundo, está La Biaba. Conjunto conformado por personas que venían de formaciones musicales vinculadas al jazz y a la música clásica, en el 2010 deciden formar una orquesta. “Nosotros nos acercamos al tango por la escuela de Rosario, que es el programa que funciona en La Casa del tango. Pasamos por esa experiencia, y decidimos armar un grupo” cuenta Lucas Querini.

La mayoría de los integrantes facturaron adolescencia en la década del noventa cuando la ebullición de hormonas musicales se apartaba de las tradiciones y las juventudes se nutrían de rock argentino. “En los 90 no era muy accesible vincularse con el tango”, confirma Querini, sin embargo agrega que “siempre estuvo cercana la experiencia para quienes estábamos vinculados al rock nacional, que sugerido o no, mantenía algo explícito con el tango en artistas como Charly o Fito”. Así fue que luego de muchos años, la escuela funcionó como imán: “estábamos haciendo otras músicas, y apareció eso. Probamos a ver qué onda, y nos enamoramos. La Biaba arranca en el 2010, y dos años después vamos a Cosquín y nos premiaron como conjunto instrumental en el rubro nuevos talentos. En el 2013 presentamos Tanguera, nuestro primer disco. En el 2015 viajamos a Europa, y tocamos por primera vez en el festival de tango de Buenos Aires. En el 2016 presentamos Impulso, el segundo disco, y ahora vamos por ‘El mismo Río’”.

La Biaba

¿Hay un circuito de tango siglo XXI que se desconoce en otros ámbitos que no sean exclusivos del tango?

Tal cual. Lo que sucede hoy con el tango es un hermoso under de gente haciendo música muy seriamente, con mucha calidad y cantidad. Principalmente en Buenos Aires, pero en Rosario también. Hay muchos músicos que están encontrando en el tango algo que no les permite otros géneros, quizás más vinculados, o más concentrados, en cuestiones comerciales. Como en el tango no hay un gran circuito comercial, muchos estamos encontrando una libertad expresiva que esta buenísima. Y muy de a poco, año a año, se suma cada vez más gente. Los grupos van ganando lugares más importantes. Como funciona todo under: después de un tiempo que se caldea algo, aparece alguien que sobresale. A mí me da esa sensación, de que estamos en un momento del under muy interesante.

¿Por qué te parece que el tango, o el jazz, o la música clásica no logran captar masivamente público de otros géneros?

Lo que tienen en común esas tres músicas, es que el contenido precisa de cierto detenimiento a la hora de la escucha. Me da la sensación de que hoy los productos cuantos más esfuerzos requieren a la hora de la escucha, más riesgo corre de perder público. No lo quiero decir de una manera burda, o hablar de productos envasados, porque hay cosas buenísimas. Pero es una realidad que la música que tiene cierta elaboración es más difícil de escuchar por la dinámica de la sociedad hoy. Y pienso que cada música va encontrando el lugar que tiene que encontrar, con la realidad como se le presenta. Y quizás el tango hoy ocupa un lugar parecido a ese tipo de música que requiere otra predisposición en la escucha.

La Biaba presenta “El mismo río“ SÁB. 14 DE SET. 21 HS centro cultural parque España. Anticipadas en Utopía (Maipú 778) 200p. Con disco, 400p.

Lo pregunto porque precisamente el tango, jazz o música clásica, son tres músicas que fueron muy populares. Fueron patrimonio del pueblo. Más allá de que se hayan “transformado” en algo de “elite intelectual”

Claro! Pero la música no cambió. La música es la misma, lo que cambió, es la dinámica social. Pero, si uno intenta ir detrás de la gente a toda costa, corre el riesgo de perderse en lo que está queriendo hacer. Obviamente que lo que todo artista quiere es compartir lo que hace con la gente. No somos loquitos que solo quieren hacer la suya, es una idea que no tiene sentido. Esta bueno que la esencia se mantenga, sin dejar de lado el nicho comercial. Hay grupos que en la actualidad están empatizando con otros públicos. Tengo la sensación de que en algún momento, en este caldo que está sucediendo, algo puede abrir y empatizar con un público más grande.

Entonces, cómo protagonistas de una escena ¿se plantean como seducir otros públicos?

Claro! Estando conscientes de lo que es nuestro deseo artístico, la idea es compartir, sino, no tiene sentido. Este nuevo disco tiene toda una gran idea de producción con el objetivo de seducir y traer gente. Es un trabajo de producción gráfica, de prensa, de imagen, como para que se presente un producto profesional más allá del estilo. Que te conozcan, vengan, y después es otra cosa si les gusta o no.

En ‘El mismo Río’ seleccionaron canciones de autores santafesinos ¿Por qué?

En todo esto que estoy contando del under del tango, hay una especia de clima de época donde la idea es generar propuestas de tango nuevo, que sea música original, que le da mucho oxígeno al género, y creo que es el camino por donde puede aparecer algo que empatice más con la actualidad. Es una cuestión lógica. Desde lo propio, se representa lo que sucede cotidianamente.

En cuanto a las letras ¿Existe un patrón definido de lo que hablan estas nuevas composiciones?

En lo que aparece en el disco, como no podía ser de otra manera, je, hablan de pérdidas de distintas situaciones. Amorosa, de arraigo campo ciudad –en el caso de la canción de Agustín Casenove, que la elegimos porque puede ser una situación muy de nuestra provincia- o en el tema mío que tiene que ver con la perdida de identidad vinculada a la indigencia, a la realidad económica. Hay una melancolía tanguera, pero lo que más nos gustaba fue que tienen cierta relación con lo social.

Tal vez en Argentina se plantearon diferentes vertientes en cuanto al estéticamente musical en el tango. ¿Qué perfil tienen las nuevas camadas? ¿Hay prejuicios sobre qué es y que no es tango?

Ja…no. Para nada. Lo que tiene de nuevo este movimiento tanguero joven, es que ese momento en el que el tango medio que desapareció, purgó de todo ese vicio ridículo de dogma y cuestiones conservadoras. Los que estamos haciendo tango ahora no tenemos eso, porque en realidad venimos de otro lados, entonces estamos mucho más libres. No tenemos ningún tipo de prejuicio. No nos vas a escuchar decir ‘esto no es tango’, eso viene con tonada de viejo.

Dejá tu comentario