Actualidad | instagram | Gato | veterinaria

Viral en Instagram: ¿Pueden haber castrado a un gato como hembra?

Agustina, una joven de Rosario divulgó en Instagram una particular conversación con una veterinaria que niega haber esterilizado a su gato.

Agustina Sosa es una joven de nuestra ciudad que en el mes de junio llevó a castrar a su gata llamada Princesa Leia a una veterinaria ubicada en barrio Echesortu. Cuatro meses después se llevaría una sorpresa.

Según cuenta en un posteo que se volvió viral en las últimas horas, debido a una complicación que tuvo su mascota hace tan solo unos días, debió llevarla de urgencia a otra veterinaria. Fue allí que descubrió que, su hasta entonces gata, que ahora tiene 11 meses, resultó ser un gato (cuyo nuevo nombre es Lei).

Una particular conversación

Ante esta confusa situación, Agustina decidió consultarle a la médica que esterilizó al animal qué fue lo que ocurrió cuando su novio lo llevó en junio, dado que tras operar a Lei no se le comunicó que era un gato macho.

La joven subió la conversación que mantuvo con la médica por WhatsApp a su cuenta de Instagram. Lo curioso de los audios enviados por la profesional es la manera en la que le responde. A partir de la primera respuesta solo hay ninguneo y malos tratos.

Las publicación con la conversación completa que se viralizó en Instagram:

Embed

En uno de los audios enviados, se escucha a Agustina comentarle amablemente a la veterinaria que al llevar a Lei de urgencia a otro lugar, se le indicó que era un gato, ya que tenía testículos. Es entonces que la joven le consulta a la profesional con preocupación qué fue lo acontecido al momento de la operación. ¿Lo castraron cómo si fuese hembra? ¿O no lo castraron? Ella asegura haber visto las marcas post operatorias en el gato luego de ser entregado tras la esterilización. "Lo sacamos sedado con puntos en el lomo", afirma convencida.

Ante estos interrogantes, la veterinaria asegura que no existen registros de un turno agendado para castrar a ese gato e incluso la invita a que se acerque al lugar a chequearlo. Sin embargo, Agustina le envia una captura de una conversación previa (que posteriormente sube en otra publicación), en la que se puede leer y escuchar con claridad cómo su novio coordina con la veterinaria la fecha para castrar a Lei: 15 de junio a las 8:30.

Embed

Visiblemente nerviosa, la veterinaria le ordena a Agustina: “Tranquilizate un poquito" y niega la posibilidad de haber atendido al gato, amparándose fotos de anotaciones realizadas en su agenda. Luego, repite en diferentes ocasiones que ella es la veterinaria "más prestigiosa de Rosario" y simula no comprender el problema por el cual Agustina le está realizando la consulta.

Por otro lado, se contradice prohibiéndole acercarse al sitio al que minutos atrás la había invitado y le advierte: "La dueña de la veterinaria soy yo. Acá no no voy a permitir que nadie me venga a hacer un griterío, tengo seguridad. Si vas a hacer un escándalo esto va a ser un desastre".

Testimonios

Finalmente, la joven sube y fija en las "historias destacadas" de su perfil diversos testimonios de personas que tuvieron problemas similares con la médica, algunos de ellos provenientes de mensajes que le enviaron tras la viralización de la conversación y otros tomados de la dirección de la veterinaria que aparece en Google Maps. Allí mismo la profesional se encarga de responder las malas calificaciones de manera agresiva.

¿Y ahora?

En diálogo con Versión Rosario, Agustina informa la cuestión más importante entre tantas idas y vueltas. Expresa: “Mi gato está bien, tuvimos que hacerle una ecografía para quedarnos tranquilos. La semana que viene lo volvemos a castrar con nuestra veterinaria de confianza porque no pudimos volver a dialogar con la señora. Mi papá se intentó comunicar con ella y también tuvo malas respuestas”.

Finalmente, concluye: “Sabemos que sigue insultando a quienes comparten las publicaciones y bloquea a toda persona que se relaciona conmigo o entra a ver sus historias de Instagram. Estoy incentivando a la gente para que se anime a difundir lo que esta mujer les hizo. Hay muchas personas que no se animan porque ella siempre responde de forma violenta”.

¡Arriba michi Lei, Rosario aguarda por tu buena salud!

Dejá tu comentario