Política | Cristina Fernández de Kirchner | Alberto Fernández

Grabois pidió una "reforma agraria" y el gobierno salió a denostarlo

El dirigente social pidió una "redistribución de la tierra" en un futuro gobierno de Alberto Fernández. El ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, le respondió: "Hasta el comunismo lo dejó de lado".

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Juan Grabois pidió una "reforma agraria" para la "redistribución de la tierra" en caso de que Alberto Fernández (Frente de Todos) sea elegido Presidente, ante lo cual el gobierno de Mauricio Macri le respondió que "es tan malo" ese sistema que "hasta el comunismo lo dejó de lado".

En una transmisión a través de Facebook, Grabois planteó que "hay que avanzar con una reforma agraria que implica necesariamente la redistribución de la tierra" porque, dijo, "no puede haber en la Argentina terratenientes y nadie puede tener más de cinco mil hectáreas".

Para el dirigente social, cercano al papa Francisco y a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, "esas extensiones de tierra no pueden ser posibles en nuestro país" porque "son injustas".

"Queremos que la tierra sea de quien la trabaja a través de un mecanismo que es absolutamente legal y no rompe ninguno de los pactos democráticos y constitucionales que tenemos hoy, que es la expropiación de 50 mil parcelas para poder entregárselas en propiedad a los pequeños productores", propuso Grabois.

Desde su cuenta de Twitter, el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, replicó que "a la idea de la vuelta de la Junta Nacional de Granos", expresada por el diputado peronista Felipe Solá, "ahora se le suma la reforma agraria y expropiación de campos", aunque "estos sistemas ya fracasaron hace muchas décadas dañando seriamente la economía en varios países".

El funcionario consideró que "es tan malo el sistema que hasta el comunismo lo dejó de lado. Esos países fracasaron y tuvieron que volver atrás. Argentina este año tuvo récord histórico de cosecha, que se traduce en más inversión, creación de empleo y arraigo. ¡El sistema funciona!", expresó.

Por su parte, el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, se sumó a la réplica de su colega y dijo a través de un tuit que "preocupa que un dirigente social reconocido como Grabois esté proponiendo que se avance contra la propiedad privada de los argentinos. Su propuesta de reforma agraria es claramente inconstitucional. No amerita mayor análisis".

A esas definiciones, Grabois respondió enseguida también desde Twitter y sostuvo que "los poderosos no debaten, agreden a quienes osamos cuestionar sus privilegios".

Y citó: "El Compendio de Doctrina Social de la Iglesia (2004) dice: 'La reforma agraria es, por tanto, además de una necesidad política, una obligación moral'. Juan Pablo II no era precisamente comunista", añadió.

También dijo que "le recomiendo a los ministros @lmetchevehere y @ljsarquis que en vez de indignarse teatralmente por la opinión personal de un militante se concentren en resolver la Emergencia Alimentaria y la catástrofe social que produjeron en Argentina".

Para Etchevehere, pedir una reforma agraria es "desconocer el trabajo en red del campo que coordina esfuerzos de contratistas, proveedores de insumos, transportistas y profesionales, entre otros. La base del desarrollo es el respeto a la ley y la propiedad privada para garantizar la seguridad jurídica de los productores".

Dejá tu comentario