Versión Redes | gallo muerto | magia negra | centro

Un gallo muerto en pleno centro: ¿magia negra o desidia?

La periodista Georgina Belluati compartió la imagen de un gallo muerto en Mitre al 700. Según dice, está allí desde hace unos días. ¿Ritual de magia negra?

No es ninguna novedad que en Rosario, hay personas que se venden como mentalistas, chamanes o especialistas que a cambio de una suma de dinero "realizan trabajos" de tipo ritual vudú o magia negra, para lograr satisfacer distintos pedidos o requerimientos de sus clientes de turno. ¿Por qué habrá aparecido un gallo muerto en el centro?

"Encontrar o recuperar el amor perdido", "venganza", "limpieza energética" y distintos tipos de sanaciones son las que se ofrecen en este tipo de servicios que muchas veces incluyen algún tipo de extraña ofrenda que aparece de repente en la vía publica sorprendido a quienes de casualidad, se encuentran caminando por el lugar.

Los cementerios o los parques son lugares en donde varias veces suelen encontrarse este tipo de canastas armadas con flores, velas, alguna nota, alguna prenda y sangre de algún animal, a veces con el propio cadáver del mismo. Hace años atrás en el Parque Independencia, una caja roja con una botella con sangre y un gallo muerto generó gran misterio en la zona, y vecinos del lugar junto a funcionarios municipales, confirmaron que estas ofrendas son "moneda corriente" especialmente los lunes por la madrugada.

gallo muerto 2.jpg
Un gallo muerto en una caja fue encontrado en el año 2014 en el Parque Independencia.

Un gallo muerto en una caja fue encontrado en el año 2014 en el Parque Independencia.

La periodista Georgina Belluati compartió la imagen de un gallo muerto en pleno centro de Rosario, (Mitre al 700) y la posibilidad de un nuevo ritual de magia negra, esta vez quizás pueda tratarse de un pedido para que tras la salida de Falabella, un emprendimiento local le de nuevamente fuentes de trabajo a los rosarinos y recupere la magia perdida de la esquina, o bien algún embrujo para terminar con la pandemia y las restricciones para que las calles del centro vuelvan a poblarse de su paisaje habitual de caminantes.

Por lo pronto, hace dos días que el gallo muerto sigue ahí en medio de la calle, no se sabe de donde vino o el motivo puntual por el que apareció, pero de lo que no hay dudas, es que ya es hora de que se vaya... ¿Quién se encargará de la sepultura?

Dejá tu comentario