Deportes | deportes electrónicos | videojuegos | Central

Fútbol virtual: el deporte que no paró por la pandemia

Los juegos electrónicos viven su momento de auge. Los representantes de Newell's y Central contaron la experiencia de defender la camiseta a través de una consola.

La pandemia de coronavirus llevó a que las actividades deportivas en el mundo queden restringidas. No obstante, hay una que lejos de parar tuvo su auge: los deportes electrónicos o “videojuegos”. En estos cinco meses de cuarentena Argentina experimentó un incremento del 500 por ciento en la cantidad de usuarios que se volcaron a cuanto torneo online se iniciaba. La veta más explorada es la de jugar a la pelota a través de una consola. Tal es el fanatismo en el país que hasta la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) creó una liga profesional partir de los juegos de fútbol FIFA y PES, estas compañías son las plataformas donde los clubes, como si fuera fútbol real, compiten para ver quién es el mejor.

En Rosario, tanto Newell’s como Central participan de los diferentes torneos que se desarrollan y Versión Rosario dialogó con los representantes de los clubes que contaron la popularidad que ha ganado esta modalidad y todo lo que conlleva jugar con otras personas desconocidas que defienden la misma camiseta.

FOTO INTERIOR NEWELLS.jpg

Lisandro Baulies es jugador y manager del equipo eSports de Newell’s que compite en las distintas ligas, nacional e internacional. “Nosotros competimos en un montón de disciplinas dentro de la modalidad virtual. En lo personal participo en la 11vs11, donde cada usuario administra un jugador del equipo”, contó Lisandro, quien amplió: “Clubes Pro, es una modalidad que juega cada uno desde su casa. Nosotros tenemos en el plantel jugadores de Buenos Aires, Uruguay y Bolivia. Los días de partidos suelen ser los domingos, martes y jueves, y las fechas se disputan entre las 23 y 23.30”.

Lisandro se reconoce como un jugador promedio, pero que la experiencia y los contactos lo llevaron a ser un conocedor de la materia. “En el 11vs11 arranqué jugando de volante libre pero los años me llevaron a retrasarme, y ahora soy un cinco de marca. Algo así como un Diego Mateo pero con mejor pase”, resumió.

El responsable del equipo leproso sabe que esto es una pasión, por lo que lo económico queda a un lado: “No recibimos un sueldo del club, pero estamos tratando de buscar sponsors para solventar los gastos, porque para jugar necesitás las tarjetas de membresía online, más los 80 dólares que vale el juego, ya sea FIFA o PES, y tener la posibilidad de contar con un joystick extra que por nuestro uso, generalmente tiene una cierta vida. Un mando cuesta por encima de los 10 mil pesos”, explicó Licha sobre las dificultades a las que debe enfrentarse como cabeza de grupo.

Yo hago este trabajo por pasión, es casi imposible vivir de esto. Hoy en Argentina son muy pocos los gamers que están patrocinados y viven de esto. Yo tengo un laburo aparte y lo mío es todo dedicación”, agregó.

El jugador rojinegro admitió que la cuarentena elevó el interés en el fútbol virtual: “Más allá de que esta modalidad venía en aumento, en los últimos 6 meses la liga pasó de tener 150 a más de 500 participantes, eso es una locura. Llegamos a anotar 200 equipos por temporada. Actualmente tenemos 16 divisiones en la liga”.

En cuanto al nivel de los rivales en el país, Baulies opinó que hay buenos jugadores y que instituciones como Arsenal y San Lorenzo están por encima de la media. Aseguró que la Lepra viene en alza, pero reconoce que están en un segundo pelotón con instituciones como Independiente, Estudiantes y el histórico rival, Rosario Central.

Sobre la participación del Canalla en el fútbol electrónico, el coordinador del equipo eSports Lucas Vieytes contó que llegó al club de Arroyito hace dos años, a través de mails en los que solicitaba un cupo para representar al equipo, del cual no es hincha pero que supo enamorarse con el correr de los partidos.

Hoy Central se encuentra segundo en la Superliga, contamos con 16 jugadores nacionales, uno que es de Chile y otro de Brasil”, expresó el jefe del team Canalla, desde su hogar en Capital Federal, Buenos Aires.

FOTO INTERIOR CENTRAL.jpeg

El joven manifestó que el momento que más disfrutó en Central fue cuando se ganó el clásico allá por fines de marzo, cuando el país iniciaba la cuarentena más dura: “Fue especial ganarle a Newell’s. Entramos a jugar el partido y había 8 mil personas mirando por streaming, la presión llegaba sola”, relató Lucas. Y agregó: “Me di cuenta que es el clásico más pasional del país”.

Si bien desde el club no le han fijado objetivos puntuales en los torneos que participa, Lucas sabe la responsabilidad de llevar el nombre “Central” a sus espaldas y siempre se pone como meta el no perder la categoría en el torneo oficiado por la AFA.

Por último, Vieytes coincidió con su par leproso en que la situación de la pandemia influyó en la masividad del nuevo deporte. “Hay una cantidad de nuevos usuarios que se han interesado en la modalidad que ClubesPro (11vs11). El potencial del crecimiento es inmenso y eso que hay que aprovecharlo”, concluyó.

Dejá tu comentario