Deportes | Fútbol Argentino | burbujas | Alberto Davidovich

Fútbol en pandemia: "El sistema de burbuja no es del todo seguro"

Ante el aumento de casos positivos en los planteles de primera división, médico deportólogo asegura que, con la circulación comunitaria del virus, no hay barrera para frenar los contagios.

A pesar de que los planteles se entrenan con todos los cuidados correspondientes, burbujas y celosos protocolos sanitarios, los contagios de coronavirus avanzan día a día en los equipos de primera división. Ante la circulación comunitaria del virus, estas medidas parecen no servir como barrera.

Alberto Davidovich, director médico del Grupo Emerger -encargado de brindar asistencia los días de partido en los estadios de Newell’s y Central-, analizó la situación. El facultativo, con postgrado en medicina deportiva, sostuvo que "es muy difícil impedir que el coronavirus no llegue a los futbolistas cuando hay circulación comunitaria de la enfermedad” y manifestó que “el sistema de burbuja no es seguro del todo”, ya que es indefectible que, al ser un grupo importante de personas, no todos cumplan las reglas al pie de la letra.

- Si se toman las medidas preventivas ¿cómo se explican los contagios?

-El concepto “burbuja” supone que el jugador y un allegado van a concentrar a un hotel, en habitaciones de aisladas, separados uno del otro. Lo que pasó en los planteles de Boca y River es que no respetaron las reglas, hubo casos donde los jugadores se juntaban en una habitación o comían juntos, o bien iba un miembro del cuerpo técnico a darle una indicación al cuarto de un futbolista y así claramente se rompe el concepto burbuja. Otro factor puede ser los hisopados, que es la foto del día. Por ejemplo, yo me puedo hacer el hisopado hoy, del cual voy a tener el resultado en unos días, pero puedo contagiarme mañana y sé que tengo coronavirus por los síntomas, pero el hisopado me va a dar negativo. Depende de la carga viral que haya en las fosas nasales y en la faringe para que el resultado dé positivo, por eso para realizar los hisopados se deben esperar entre 3 y 5 cinco días para ser obtenida la muestra. Mientras tanto el jugador debe respetar el aislamiento esos días, por eso los entrenamientos son por turnos y con cantidad limitada de personas. La técnica del hisopado no es ciento por ciento segura. En el caso de Boca se habían hecho hasta cinco test sucesivos para reducir el margen de contagio al mínimo, pero evidentemente esto no ocurrió, hubo fallas en el manejo: exceso de confianza, no uso del barbijo ni medidas de higiene mientras estaban circulando por la zona del hotel, donde no tendrían que haber circulado. De hecho, otro equipo como Racing ya avisó que cancela la medida de burbuja.

-¿Y con los casos positivos de Central y Newell’s?

-No digo que hubo descuidos en los planteles, yo creo que deben estar vinculados a la circulación comunitaria que hay en la ciudad. No necesariamente es el jugador el primero que se contagia, por ahí hay alguien de la familia, un hijo o una hija que tiene a la vez a un amigo aislado que todavía no tiene el resultado del test, por lo tanto, no sabe si este familiar es positivo o no. Los jugadores al entrenarse tienen algún contacto personal, si bien toman medidas preventivas, el hecho de estar en un grupo predispone, que, si alguno ya tenía el hisopado en duda o un falso positivo o negativo, es muy probable que haya contagiado a los demás de forma involuntaria. La burbuja no es segura del todo.

-¿Qué tipo de ejercicios reduce el riesgo de contagio?

-Es un campo amplio, los preparadores físicos necesitan que los jugadores hagan trabajos de fuerza en el gimnasio, pero yo suelo referirme a los trabajos aeróbicos porque se pueden realizar en los espacios al aire libre, que esa es la recomendación. Además, la transpiración no genera contagio. Pero más allá de preferir los espacios abiertos para el entrenamiento, la alimentación es muy importante. Pero los contagios en el fútbol tienen que ver con que no se ha mantenido la distancia social, es muy difícil entrenar un deporte como el fútbol y no tener contacto en algunos trabajos con pelota.

-¿Cree que la burbuja falló en el fútbol argentino?

-Si hubiera funcionado la burbuja (es decir, que no haya contagiados), probablemente se podría seguir entrenando de esa forma. A mí me da por pensar que ante tantos contagios en los principales clubes de Buenos Aires y también en los equipos de acá, no se tiene seguir entrenando bajo esta modalidad.

-¿Cómo analiza la situación de casos en Rosario?

-Habiendo circulación comunitaria ya no es previsible rastrear los casos, por lo tanto, cualquiera puede tener coronavirus. Acá en Rosario es bastante importante la circulación, esto va a generar una aglomeración de pacientes en los hospitales y en las salas intermedias e intensivas. En la ciudad hay solo 217 médicos terapistas nada más, calculá que en un solo sanatorio hay mínimo uno por día, y tenés 7 en cada lugar, no es tanta la cantidad de terapistas para reciclar en caso de que se contagien estos profesionales de la salud.

Dejá tu comentario