Entretenimiento | Freestyle Master Series

Freestyle Master Series en Rosario

El próximo 5 de octubre en Metropolitano se llevará a cabo una nueva fecha de la Freestyle Master Series de Argentina, la primera liga profesional de freestyle en el país. Desembarca con: Sub, Replik, Cacha, Dtoke, Papo, MKS, Klan, Nacho, Stuart y Trueno. Todo el talento de los 10 mejores freestylers del país se expresará en su máximo esplendor en una jornada imperdible. Hablamos con Stuart.

La FMS (Freestyle Master Series) es una competición que se transformó en la primera liga profesional de freestyle rap que se lleva a cabo en Argentina por segundo año consecutivo. El formato es pionero en todo el mundo. Se juntaron las empresas TheUrbanRoosters - plataforma de entretenimiento especializada en realizar competiciones de rap on y offline- y Sobre Club Media - compañía de entretenimiento y medios digitales que desarrolla y crea eventos en vivo dentro del segmento joven de la industria-, para potenciar estas competencias que hoy son pioneras en todo el mundo.

De este modo, TheUrbanRoosters y la Freestyle Rap Federation han reunido a los 10 mejores freestylers del país para que compitan en una liga única. Y según anuncian, “esta iniciativa acerca, todavía más, este fenómeno a convertirse en un deporte mental como ya ocurrió con el ajedrez o el Póker”. El próximo 5 de Octubre en Rosario, Sub, Replik, Cacha, Dtoke, Papo, MKS, Klan, Nacho, Trueno y Stuart serán los protagonistas de una nueva jornada FMS.

Ramiro Verdoljak es Stuart. Se presenta como freestyler y artista musical, y tiene apenas veinticinco años. Fue campeón en Paraguay y en el 2vs2 de Perú, y sub campeón en la batalla de gallos de Rosario y la nacional en el 2018. Nació en Gálvez (Santa Fe), pero se considera Corondino. “Cuando mis viejos se separaron, mi papá se fue a Coronda. Yo me quedé con mi vieja hasta los 16 años, y después me mudé con mi viejo. No tengo grandes recuerdos de Gálvez. Sufrí cosas en la escuela, con algunos mambos. Iba a una escuela cheta, y mi familia era humilde. Mi mamá cuidó a siete hijos sola. Y se notaba. Llegaba a un lugar y eran todos los chicos rubios de ojos claros. Y quien era morocho, llegaba en moto. Todos sabían de donde venía, el barrio en el que había nacido. Entonces me rechazaban, siempre lo sentí.

Me mudé a Coronda porque no quería sufrir más esas cosas, y fue otro ambiente”, confiesa en modo introspectivo, y agrega que “todo lo que me haya producido dolor o alegría, lo escribí o lo dije. Cada sentimiento que me ocurre, me gusta escribirlo, porque me desahoga”. Hace apenas dos años, no superaba las 100 personas que lo seguían en Instagram. Hoy ese número ascendió a 400 mil. Con los pies en la tierra, deja volar la imaginación y dice “valoro mucho la etapa de mi vida en la que estoy. Lo disfruto a full, y ojalá el día de mañana en lugar de ser de Coronda, sea una persona de mundo, y tenga la posibilidad de ir y conocer lugares que siempre soñé”. Sin embargo, a pesar de lo impactante del momento, Stuart tiene claro que todo es fruto del trabajo. “Para mí, o mi familia, que lo vivimos de adentro, se siente que logramos lo que buscamos. Por eso no nos parece raro. Soy consciente en el lugar en el que estoy, pero porque soy consciente de lo que costó”.

En cuanto a su trabajo, entiende que escribir e improvisar son dos cosas distintas, contrarias. “A mí me encanta improvisar en el momento sin ideas plasmadas, que sea el momento conmigo mismo. Me siento conforme cuando sé que improvisé, bien o mal. Y escribir es otra etapa de mi vida. Van de la mano, tienen raíces iguales, pero son diferentes”. Y dentro del freestyle, separa lo que es improvisación pura, y la competencia en batalla: “una cosa es improvisar, y otra batallar. Batallando te liberas menos, porque te encasillas en el rival, en vos y en el contexto. El fresstyle no tiene límites. Podes estar acá y de la nada tu cabeza hace referencia a una película. Y esa película saca una referencia a un libro, y ese libro se relaciona con lo que está pasando en algún lugar en ese momento. Eso es lo lindo del fresstyle. He escuchado personas tirando freestyle libre, y no tiene nada diferente a una canción”.

Trabajan con la palabra constantemente, y para pibes y pibas de una generación muy nueva, que tienen bien incorporado el lenguaje inclusivo. Sin embargo, Stuart no cree que sea posible en lo inmediato meterlo en improvisaciones. “Será difícil llevarlo a cabo”, analiza. “Imaginate que estamos improvisando y el lenguaje inclusivo es muy nuevo. Se te van ocurriendo cosas en la cabeza, y se te ocurren con A o con O. Podría hacerse, pero estaríamos a cada rato trabándonos para no decirlo mal. Estoy de acuerdo, pero no creo que pase, por lo complicado que es para un freestyler cambiar las palabras que estamos utilizando hace muchos años. Primero se cambiará en la sociedad entera, y después pasará a las batallas de freestyle”. En las batallas, precisamente, por momentos pueden resultar agresivas.

Sin embargo, cuenta que las palabras o conceptos enérgicos que pueden aparecer, se aplican siempre desde el respeto al oponente. “No hay ninguna mala intención dentro de una batalla de freestyle. Tanto en las plazas, que venimos de ahí, como en estos torneos, parece que va haber una batalla campal en cualquier momento por cosas que nos decimos, y nunca va a pasar. Porque todos los pibes que van a la plaza saben que todo se basa en el respeto”. Con los participantes se conocen, y en la rotación de los enfrentamientos puede ocurrir verse las caras varias veces. A su vez, en las diferentes plataformas digitales, se puede revisar los estilos y performances de cada uno. Sin embargo, enfatiza que “no hay oponente que no quiera enfrentar. A mí me pasa que quiero cruzarme nuevamente con los mejores. Me gustaría volver a cruzarme con Wos algún día”.

Stuart 1 - ph. @nfs_fotografia.jpg

¿Cuándo estás batallando, te das cuenta si quien enfrentas tuvo algo preparado y lo haces saber?

Cuando hay algo que hace alguien que es perfecto en freestyle, te das cuenta que es pensado. Yo no creo que haya gente en la casa escribiendo lo que esté a punto de tirar como rima. Me imagino que lo que hacen es pautar una idea en la cabeza. Es imposible que alguien escriba y rime exactamente lo que escribió. Pero si alguien tira algo preparado, lo mejor que podes hacer es utilizar tus recursos de freestyle.

¿Hay una nueva camada de freestylers que bajan línea sobre problemáticas sociales?

Yo particularmente siento la necesidad de hacerlo. Lo hacía cuando no tenía llegada, y ahora que la tengo, la verdad es que me gusta dejar algo positivo. O algún aprendizaje propio manifestarlo, como para que le sirva también a la gente.

¿Vos tenes en cuenta a quien le estás hablando?

Sinceramente no estoy seguro todavía. Pero me animo a decirlo al aire, esperando que la persona que está prestando atención y le interesa lo que yo pueda decir, le llegue el mensaje.

Muchas de las personas que comunican tienen la necesidad de hacerlo más allá de lo propio. ¿Te pasa eso?

Sin duda. Desde que empecé a escribir o a rimar, tuve siempre esa necesidad. Nunca fue por aprobación ni halago. Todos los temas sensibles que he tocado o en mis canciones o en mis rimas, siempre fueron con la idea de que alguien la case al vuelo, de que a alguien le sirva, más allá de que sea necesario decirlo o no. Las digo porque me nacen.

Sábado 05 de octubre – 18hs METROPOLITANO Junín 501 #Rosario. ENTRADAS A LA VENTA POR SISTEMA TURBOENTRADA: »Sarmiento 777 local 14 »Boletería de Metropolitano »www.turboentrada.com. Menores de 14 años deben estar acompañados por un adulto. *Meet&Greet únicamente fmstickets.com

Dejá tu comentario