Actualidad | fútbol | vuelta del fútbol | Castañeira

Falleció su mujer y no pudo viajar para despedirla: la triste historia de Castañeira

Jorge Castañeira, preparador físico con pasado en Newell's, trabaja en Perú y la cuarentena le jugó una mala pasada: no pudo volver a Argentina cuando se enteró de la muerte de su esposa. Hoy se prepara para el reinicio del fútbol en ese país.

Jorge Orlando Daniel Castañeira o “profe Flecha”, como lo conoce el ambiente del fútbol, es preparador físico, tiene 55 años y hace más dos décadas que trabaja en distintos clubes de Latinoamérica. Desde 2012 se desempeña distintos clubes peruanos, pero este año no será uno más en su vida: en abril falleció su mujer, quien se encontraba en Argentina, y tras varios intentos por retornar a Rosario, finalmente tuvo que quedarse en el país incaico debido a la estricta cuarentena. En una entrevista con Versión Rosario, contó cómo fue sobre llevar a distancia la trágica noticia. El actual preparador físico de Huancayo Sport Club confesó que por su profesión está acostumbrado a mantener “la guardia alta” y que el fútbol fue el gran sostén para “mantener la lucidez” en momentos que definió como “indescriptibles”.

Castañeira FOTO PORTADA.jpeg

-A cuatro meses de haberse dictado la cuarentena en Perú, ¿cuál es la situación actual en ese país?

-La pandemia fue muy dura a nivel emocional y espiritual, todo estamos conmocionados acá, pero tiene que florecer la actitud propia del ser humano para tratar de convivir con la desarmonía y permanentemente retemplarse día a día en lo anímico. En lo personal fue muy difícil, mi señora falleció de un infarto. Ella se venía recuperándose de una operación, pero ocurrió esto y encima no pude viajar. Así que no fueron días duros, fueron indescriptibles. No ocupo el lugar de víctima, nunca lo ocupé, pero me tocó vivir una desgracia terrible porque era una compañera de vida. Pero nuestra profesión hace que tengamos que tener siempre la guardia arriba. El fútbol es una locura y una pasión y eso hizo que mi horizonte no se desvanezca.

-¿Qué fue lo primero que se le vino a la cabeza cuando se enteró lo que le había ocurrido a su mujer?

-Yo me enteré el 10 de abril, viernes de Semana Santa. Obviamente intenté volver pero no había manera de ir a la Argentina. Además, no se podían hacer velatorios en Rosario. La cabeza me estallaba. Yo tengo 55 años y un recorrido vida, y a veces uno encuentra muchos “por qué”, sin respuestas. Pero tenés que seguir dando batalla al destino

-¿Se apoyó en el fútbol durante estos meses para poder sobrellevar la situación?

-Sí, aunque fue día a día la pelea contra no besar la lona, no abandonarse en la vida, buscar el lugar de víctima o deshilacharse espiritualmente. Soy una persona creyente y me apoyé en la imagen de varios seres queridos que hace tiempo ya no están, además de tener un gran vínculo con el hijo de mi señora, que es un buen muchacho. Tratar de perder la locura y mantener la lucidez. No sabes bien cómo lo haces, pero lo haces, porque no te gusta la locura, no querés comer vidrio, no querés ser víctima o tirarte debajo de un puente. Por eso que tenés que seguir manteniéndote en la vida, encontrando pequeñas o grandes motivaciones que te hagan sentir bien. Tenés que arremangarte y darle, porque hay que honrar a la persona que ya no está, que durante 25 años luchó espalda con espalda conmigo.

-Mientras vivía este duro momento, en Perú continuaba la cuarentena. ¿La gente supo respetar el aislamiento?

-Los primeros 60 días se respetó, algo similar a lo que pasó en Argentina, la gente entendía el pedido del Gobierno, pero transcurrido ese tiempo algunas personas comenzaron a salir por distintas cuestiones que escapan a lo escrito en los libros. La gente comenzó a mandarle mensajes implícitamente a las autoridades nacionales para que entiendan que ellos necesitaban trabajar y comer y de a poco se volvió a nueva normalidad. No se puede decir que la cuarentena fue exitosa porque hubo contagios y muerte, pero la gente al principio acató.

FOTO PROFE DOS.jpeg

-Se anunció la vuelta del fútbol en Perú para el 7 de agosto, ¿cómo fue volver a entrenar bajo protocolos sanitarios?

-Acá los máximos directivos del fútbol en conjunto con la televisión comenzaron a presionar para volver con la actividad. Y por eso el gobierno dispuso que los clubes comenzaran a entrenar con grupos de 8 o 10 jugadores, en el horario de 10 a 12 del mediodía. Se dispuso de muchos bebederos en los lugares de trabajo para mantener la higienización. Los futbolistas pueden entrenar sin barbijos, pero los integrantes del cuerpo técnico tienen que usarlo, y el distanciamiento social también es una de las condiciones claves. También se hacen pruebas de sangre cada 15 días y el hisopado una vez al mes. Ahora estamos en la cuarta semana de entrenamientos.

-¿Cómo será el formato de juego en el reinicio de la actividad?

-Se continúa el torneo Apertura, pero la sede de todos los partidos será la ciudad de Lima. Se van a hacer pruebas rápidas, partido a partido o cada dos encuentros, obviamente con un calendario apretado. Las cuatro primeras fechas se jugarán los domingos, pero luego se apretará con partidos entre semana, porque quieren darle tiempo para disputar el Clausura.

-Usted es hincha de Newell´s y le tocó formar parte del club del 95 al 98, donde formó físicamente a jugadores que luego triunfaron a nivel mundial. ¿Cree que algún día podrá volver a tener la oportunidad de repetir esa experiencia?

-Newell´s siempre es un deseo, hago lo que lo hago en el fútbol para poder volver a mi club y ser el profe principal del primer equipo. En su momento estuve trabajando con los técnicos que dirigían los primeros equipos, Mario Zanabria, Mirko Jozic y con José Yudica. También en esos tiempos era el profe principal de la reserva (segundo plantel de jerarquía en un club) donde me tocó entrenar a más de 40 jugadores del club en casi cuatro años. Yo era un profe que trabajaba con la pelota, en un momento en donde las pesas se venían a imponer en los entrenamientos físicos. Yo tuve la suerte de formar físicamente a jugadores de la talla de Mateo, Bernardi, Guiñazú, Heinze, Samuel, Duscher, Manso, Scaloni, Quintana, Cobelli, entre otros. El recuerdo de esas épocas es permanente y siempre Newell´s es una opción para volver porque tengo cosas para darle y poder devolverle algo de todo lo que medió.

Dejá tu comentario