Política | Lisandro Enrico | Senado provincial | Frente Progresista

Enrico: "los políticos no podemos cometer el error de buscar peleas estériles"

El senador provincial pidió bajar el tono de los enfrentamientos partidarios. Aseguró que después de la pandemia el principal problema sigue siendo la inseguridad.

Lejos de las controversias que se dieron en los últimos meses entre el gobierno de Omar Perotti y referentes del Frente Progresista, en tono conciliador y recordando la magnitud de la pandemia se lo escucha al senador radical Lisandro Enrico. Si bien el abogado venadense mantiene su perfil opositor al Ejecutivo provincial, se encuentra distante de los discursos confrontativos que acompañaron gran parte del debate en la Legislatura en este 2020. En contacto con Versión Rosario, Enrico aseguró que hubo presencia del Estado santafesino en el Departamento General López y supeditó a la búsqueda de coincidencias la posibilidad de una gran alianza no peronista para el próximo año: “para generar una sola fuerza la verdad que hay que tener muchos entendimientos”, dijo.

-¿Cómo está viendo el trabajo legislativo en la pandemia y con la escalada de casos en la provincia? -Veo una buena articulación, un trabajo en conjunto más allá de las diferencias políticas y partidarias. En el caso de nuestra zona, en el momento más duro del aumento de casos y de estar al tope en los lugares de internación, en cada Departamento se fue constituyendo un comité de operaciones. La pandemia va cambiando semana a semana, en esto no hay margen, los dirigentes políticos no podemos cometer el error de buscar peleas estériles. Tenemos que trabajar todos juntos y hasta ahora creo que lo venimos demostrando en toda la provincia. Obviamente que eso no quiere decir de no haya diferencias por un punto u otro, pero el trabajo tiene que estar garantizado y todos abocados a la misma tarea.

-¿Hubo errores para que Santa Fe ahora esté entre las provincias más afectadas?

-Si uno analiza lo que viene pasando en todo el mundo, sobre todo en los países centrales que fueron los que primero empezaron con los contagios, la verdad es que es difícil evitar la transmisión del virus. Sobre todo cuando vos tenés la necesidad, después de 4 meses, de empezar a abrir la circulación comercial de distintos sectores. Lo más importante no es tratar de evitar la circulación sino en lo posible garantizar los lugares de atención de salud, ahí está el mayor cuello de botella. Hay que ampliar y maximizar los espacios de camas críticas. Se demostró que el lugar donde más se generan problemas es justamente en la terapia intensiva, entonces ahí debe estar la mayor energía puesta del Estado. El acompañamiento y las medidas de protección también son fundamentales. La manera de evitar que esto no genere un colapso mayor es que la transmisión vaya más lenta y tiene que estar basada en la conciencia de la gente. Ya a esta altura se dijo todo, se explicó todo, se reguló todo. Hay una cuestión que tiene que ver con que no nos contagiemos y los que tienen la enfermedad, que puedan ser atendidos por los efectores de salud, públicos y privados.

-¿En el Departamento General López hubo una correcta asistencia del gobierno provincial?

-Obviamente que siempre hay cosas que pueden estar mejores pero hubo una presencia del gobierno de la provincia, indudablemente se está tratando de maximizar los espacios de terapia intensiva. Hasta ahora no hemos tenido el inconveniente de tener que derivar pacientes del sur de la provincia a otro lugar. Siempre hemos atendido a los pacientes aquí en este Departamento, lo cual es importante, porque es una zona de más de 200 mil habitantes.

-En este contexto de pandemia, ¿se puede pensar en la agenda electoral del 2021?

-Habrá que verlo más adelante. Es cierto que en el 2021 hay elecciones nacionales y hay que cumplir con la renovación de autoridades, pero yo creo quizás haya que pensarlo en un año distinto. Por ejemplo, este año debió haberse hecho el censo nacional y no se hizo por este motivo, se tendrá que reprogramar para el año próximo. Tendrá que hacerse un cronograma electoral adaptado al poco tiempo que hay, seguramente esto va a ser en el mes de octubre del 2021 con lo cual nos permite tener un margen para ir previendo cómo llegar a esa instancia. Esperemos que se pueda llegar, como se pronostica, con una vacuna ya en la calle y con un descenso de los casos. La verdad que nadie puede asegurar que eso sea así.

-¿Se puede llegar a dar una gran alianza entre el Frente Progresista y Juntos por el Cambio?

-Me parece que viene una etapa larga, de diálogo y búsqueda de coincidencias. El radicalismo es parte de un espacio frentista en Santa Fe. Venimos trabajando en conjunto con el Socialismo de Miguel Lifschitz, con Pablo Javkin en Rosario, con Emilio Jatón en la ciudad de Santa Fe, con la Democracia Progresista y también hemos tenido coincidencias con algunos sectores de lo que era el Pro. Pero de ahí a generar una sola fuerza, la verdad que hay que tener muchos entendimientos. El Justicialismo tendrá también su propia propuesta unificada, como lo ha hecho en las últimas elecciones. Me parece que tienen que empezar a darse más adelante una serie de encuentros y de diálogos para ver si es posible el cómo armar una propuesta para la población. En definitiva, la campaña no es otra cosa más que eso, una propuesta hecha a la gente para que la gente elija.

-Sacando la pandemia, ¿cuál es la principal preocupación de los santafesinos?

-Creo que sigue siendo el problema de la impunidad, el problema de la inseguridad. Siguen siendo el mayor flagelo que soporta la sociedad y donde el Estado tiene que ser mucho más firme. Creo también hay que incluir otros abordajes como el crecimiento de las adicciones y cómo el Estado puede generar con otras instituciones la llegada a miles y miles que lo padecen. El medioambiente y el cambio climático tienen que estar en la política santafesina también, no podemos verlo como algo que pasa en el exterior. Desde ya que también reactivar lo productivo, bajar la presión tributaria para que se pueda generar más trabajo y que se reactiven los comercios. Me parece que por ahí pasan algunas de las líneas sobre las cuales tenemos que trabajar.

Dejá tu comentario