Actualidad | Alberto Fernández | servicios públicos | Economía | Coronavirus

Empresas no podrán cortar los servicios básicos durante 6 meses

La medida fue oficializada por medio de un decreto de necesidad y urgencia. Es para proteger a los sectores de menor poder adquisitivo ante la crisis económica generada por el coronavirus.

El presidente Alberto Fernández firmó este martes un decreto de necesidad y urgencia como parte de un paquete de medidas en su estrategia de evitar un colapso en la economía en medio del congelamiento que supone la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Se trata del Decreto de Necesidad y Urgencia 311/2020, que abarca a los servicios de electricidad, gas por redes, agua corriente, telefonía fija y móvil, internet y TV por cable. En el mismo se dispone la prohibición de los cortes de suministros durante los próximos 180 días.

Los alcances del decreto serán de aplicación respecto de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo; de Pensiones no Contributivas que perciban ingresos mensuales brutos no superiores a dos (2) veces el Salario Mínimo Vital y Móvil; y usuarios inscriptos en el Régimen de Monotributo Social.

También contempla a jubilados y jubiladas; pensionadas y pensionados; y trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a dos Salarios Mínimos Vitales y Móviles; y a trabajadores monotributistas inscriptos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil.

decreto servicios.pdf

Además están contemplados los usuarios que perciben seguro de desempleo y los electrodependientes.

En cuanto a los usuarios no residenciales, la medida es de aplicación respecto de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES), las Cooperativas de Trabajo o Empresas Recuperadas inscriptas en el Instituto Nacional de Economía Social (INAES).

También se encuentran incluidas las instituciones de salud, públicas y privadas afectadas en la emergencia, y las entidades de bien público que contribuyan a la elaboración y distribución de alimentos en el marco de la emergencia alimentaria.

Por último, cabe destacar que la medida alcanza a las facturaciones con vencimientos desde el 1 de marzo de 2020.

Dejá tu comentario