Actualidad | Papa Francisco

El Papa está resfriado y anunció que no participa del retiro de Cuaresma

En medio del temor en Italia por el coronavirus, el sumo pontífice atraviesa un cuadro de resfrío que le anduvo complicando la agenda los últimos días.

El Papa Francisco permaneció cuatro días aislado en Santa Marca como consecuencia de un resfrío, esto en medio de la propagación del coronavirus que afectó fuertemente al norte de Italia. Este domingo tuvo una aparición pública y anunció que debido a la afección que lo aqueja suspende su participación en el retiro de Cuaresma, que estaba previsto que comenzara por la tarde.

"Lamentablemente, el resfrío me obliga a no participar, este año seguiré las meditaciones desde aquí", manifestó el Papa.

"Les pido un recuerdo en la oración para los ejercicios espirituales de la curia romana, que esta tarde comenzarán en Ariccia -a las afueras de Roma-", expresó frente a un público menor al habitual en la Plaza de San Pedro.

"Lamentablemente, el resfrío me obliga a no participar, este año seguiré desde aquí las meditaciones", dijo también y agregó: "Me uno espiritualmente a la curia y a todas las personas que están viviendo momentos de oración, haciendo los ejercicios espirituales en casa". "Buen domingo y buen almuerzo", concluyó el sumo pontífice.

Si bien no participará del inicio de la Cuaresma, Francisco aprovechó esta oportunidad para despejar cualquier duda sobre su estado de salud, ya que los últimos días se había especulado con que probablemente podría haber contraído coronavirus. De esta manera, desmintió cualquier falso trascendido.

Dejá tu comentario